Últimas noticias

Antu Saltor: “La idea de mis canciones es que sea algo muy íntimo y personal”

Foto de Isa Garrido

Foto de Isa Garrido

Hablamos con el músico catalán Antu Saltor acerca de su fantástico e intimista proyecto homónimo, su trayectoria como compositor y qué se esconde tras sus canciones.

Tus música es muy personal, incluso diríamos que va un poquito más allá de lo íntimo, ¿cómo la definirías?

La hago yo solo en casa y cuando voy a un estudio luego hay gente que me ayuda, pero la idea es que sea algo muy íntimo y muy personal. Todas las canciones hablan sobre mí, asquerosamente sobre mí, y definirla en una etiqueta… generalmente casi todo es negativo. Es una manera de contar cosas que no lo haces con otras personas, a lo mejor, pues aquí tienen salida para hacerlo.

¿Cómo ha sido el recorrido de tu música desde la primera vez que cogiste una guitarra, a nivel compositivo….? ¿Cómo empezó todo?

Yo soy de Barcelona y vivía allí, donde toque con varios grupos. Tocaba la batería, la guitarra y nunca había cantado. Cuando vine a Madrid me apetecía grabar cosas que tenía montadas. Trabajé con Brian Hunt todo lo que pude y a partir de ahí di un par de conciertos. No es que vaya a reventar nada, es un poco hobbie que ni me da dinero, que casi hasta me cuesta a mi.

¿La música fue lo que te trajo a Madrid?

A Madrid vine por trabajo, y al no tener grupo quise hacer algo yo solo. Me da un poco de pereza ir al local de ensayo hasta las tantas, así que prefería hacerlo en casa. A la hora de dar conciertos preparo un set muy mínimo con algunas personas y así estoy más arropado. Pero me gusta más tocar en bares pequeños o en pisos, por ejemplo, algo cercano y muy íntimo. Lo disfruto mucho más.

Te conocimos en la Moby Dick en un concierto de Joan Colomo. ¿De qué lo conoces?

El segundo concierto que di con mi grupo, sobre el 2000, lo hicimos con Zeidun, que era de sus primeros grupos, un grupazo de la hostia. Desde ahí nos hicimos colegas y cada vez que viene a Madrid me avisa. En ese concierto subí a traducir una canción. Si tiene amigos por ahí, te sube al escenario y siempre te hace pasar un mal rato divertido (risas).

Tu primer EP, “La cola que se muerde el pez“, lo hiciste con Brian Hunt. ¿Cómo fue trabajar con él?

Brian es amigo mío, no puedo decir nada malo. Es un tío muy tranquilo, se trabaja muy bien, sin ninguna presión y aporta mucho. Como productor es buenísimo y además me entiendo muy bien con él, es muy fácil. De hecho, tengo ahora otra cosa nueva grabada con él. Es encantador.

Las canciones que salen del estudio nunca se han trabajo en el ensayo, yo salgo de mi casa con las letras y los acordes, luego allí nos juntamos y decidimos que venga alguien y ponga una batería o un bajo. Es un poco el aquí te pillo aquí te mato. También es lo bueno, ¿no? Que sea un poco espontáneo.

Hablemos un poco de tu nuevo trabajo publicado en mayo de 2013. Tiene temas como El paseo de los tristes o La estafa, es un vomito de tus experiencias y tus sentimientos, quizá con un toque un poco pesimista. ¿A qué se debe? Porque si bien es cierto lo cierras de manera esperanzadora con el final tan alegre que tiene Bosk i les Foscors?

Si, todas las canciones tienen un poco de eso, y esa última es la más luminosa. De todos modos, El paseo de los tristes es el nombre de una calle de Granada, es un paseíto que subes y ves toda la Alhambra. Es maravilloso. Me gusto el nombre y se lo robé.

Pero yo te veo muy sonriente, ¿porqué ese aura?

Bueno, es por una chica. Que te amarga el tiempo de trabajo, te amarga el invierno, te amarga lo que sea y al final todo se hace una pelota.

¿Qué nos cuentas si echamos la vista atrás y te pregunto por Ilsen?

Fue un grupo que montamos entre dos personas. Éramos dos enanos que no teníamos ni idea de tocar un instrumento y nos pusimos a ello. Dimos algunos de conciertos y luego yo me agobié un poco con el tema de los ensayos, el estrés de tener que conseguir que cinco personas funcionen como grupo es muy difícil, siempre tiene que haber alguien que tire del carro, buscando conciertos y contactos. Ahora ellos siguen, de hecho tocaron en Madrid hace poco, pero solo quedan dos de los que éramos originalmente y se han juntado una banda muy chula, suenan muy bien.

¿Y qué podemos esperar de tu próximo concierto en la Siroco? Vas a tocar con Eamon McGrath, punk-folk de Canadá, cuéntanos.

Es un canadiense que hace de todo; lo traen Lucinda Records y Tramando Producciones, que es una productora de Barcelona que trae a gente muy buena, trajeron por ejemplo a Steve Smyth. Vicente, de Lucinda Records contactó conmigo para abrir el bolo y yo encantado.

La gente que vaya se echará unas risas seguramente. Iré con Jordi Montero, un chaval que tocaba en Litoral, Love of Lesbian, ahora tiene Pómez, y me echa un cable con arreglos de violín, de guitarra, aporta un rollo muy cálido, me gusta mucho.

Como siempre, cerramos la entrevista con una recomendación musical, ¿cuál nos recomiendas?

Mira, hay un disco ahora mismo al que estoy muy enganchado, Big Wheel and otherde Cass McCombs, tiene veintipico canciones y me encanta. Y luego hay un tipo valenciano que escucho desde hace mucho, Pep Laguarda, de la época de Pau Ribas y toda esta gente, el tío se mudo a Cataluña, y tiene un sonido que es como estar en verano en tu casa, un rollo muy sexy y muy mediterrano. ¡Ah! Y cualquier disco de David Bazán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s