Últimas noticias

L.A.: “Dualize resume mi día a día en este último año”

unnamed

Foto de Juan Pérez-Fajardo

L.A. vuelven tras “SLNT FLM” con un nuevo trabajo discográfico contando una vez más con la producción de Richard Swift. Este es “Dualize”, donde diez canciones con una fuerte carga americana que han bebido del ambiente de Oregón, donde fueron grabadas, reafirman a esta banda que ha trascendido nuestras fronteras de forma bien merecida.La semana pasada en su visita promocional a Madrid nos reunimos con Luis Albert Segura para que nos hablase de los entresijos de Dualize, su grabación, la experiencia de publicarlo bajo su propio sello, su dilema acerca del cuál tenía que ser el primer single del álbum y, cómo no, su pasada gira internacional:

Ayer estuviste tocando en La Radio Encendida, el ciclo de conciertos organizado por Radio 3 en La Casa Encendida, y quería preguntarte qué tal la experiencia, cómo fueron las primeras impresiones de mostrar estas nuevas canciones del nuevo disco en directo.

Fue muy guay tío, porque llevamos un año sin hacer nada en España casi, hicimos un show en Madrid en noviembre, pero fue una cosa muy puntual donde casi no tocamos nada nuevo. Lo de ayer era como el arranque del proceso. Osea, el disco sale el 16, estamos muy dentro de la semana esta previa, y fue muy guay. Fue un poco locura porque había muchísima gente, había unas colas enormes y entraba la gente como en bloques de quinientas personas. Fue un poco rayada, un poco loco y muy rápido, pero bien, la verdad es que muy bien. Me quedé sin voz (risas).

Dualize sale bajo tu propio sello, también coeditado con Marxophone. ¿Qué ventajas y diferencias nos puedes confesar que notas al sacarlo con tu propio sello y no con un sello ajeno? ¿Notas una mayor libertad?

Absolutamente. De repente me veo con la libertad que yo tenía en mis tres primeros discos. Yo monté Dreamville para sacar mis propios trabajos en 2004, en 2009 fiché por Universal, lo cual me fue bien porque me relajé un poco y delegué todo ese trabajo en la compañía y me ha ido muy bien durante estos dos años, les debo mucho y es fantástico, mi relación con ellos es muy buena, osea que hasta aquí ningún problema.

Lo que pasa es que estoy en un momento en que requiero de una inmediatez de trabajo, de creación-grabación-edición-gira que a ellos, a lo mejor, les es demasiado rápido en un artista indie como podemos ser nosotros y con un pensamiento de “quiero hacer un single”, “quiero hacer un single en vinilo y sacarlo la semana que viene”. Para ellos, para su maquinaria es casi inviable. Ellos tienen a Alejandro Sanz, tienen su Nena Daconte, tienen sus artistas tochos con una maquinaria totalmente diferente a lo que nosotros requerimos, y lo nuestro es como una mosca cojonera ahí en medio dando por culo (risas). Por lo tanto, llega un momento en que nos decimos “tío, es una putada, nos queremos, somos amigos, pero nos tenemos que dejar, yo necesito esto: hacer un single en vinilo, amarillo y en siete pulgadas, y sacarlo dentro de un mes”.

Y así estamos, así que fantástico. Muy bien, estoy con Tomás de Marxophone y con mi propio sello, Dreamville, es una coedición y yo mando (risas).

Con Dualize has vuelto a contar con Richard Swift a la producción, quien ya estuvo en tu anterior trabajo, SLNT FLM. ¿Qué te hace volver a elegirle a él?

Sí, pero ha sido diferente. En SLNT FLM eran tres tipos tomando decisiones más el menda, osea éramos cuatro tíos tomando decisiones a nivel de producción. Pero yo ya con él hice unas migas especiales, nos entendimos muy bien, tiene mi edad, mismas inquietudes, somos muy parecidos. Aparte que él es un tío encantador. Y cuando nos pusimos con el disco nuevo, a preparar lo que es la preproducción de este disco, pues pensé “tío, qué mejor que cogerle a él que le conocemos”.

Nos habíamos encontrado en varios festivales donde él estaba de gira con The Shins y coincidimos en Reading, lo estuvimos hablando y dijimos coger unas fechas, ir a su casa y a ver qué pasa. Y ha sido como irte de vacaciones a casa de un colega a hacer música, en el fondo ha sido eso y el resultado es Dualize. Estoy muy contento.

¿Y qué canción del disco podrías decirnos que lleva más la marca de Richard Swift?

Buena pregunta. Yo creo que todas tienen un punto muy él…pero a lo mejor Oh, Why?, es la segunda canción del disco. Esos coros, esas armonías y el feelin’ este es muy suyo. Él tiene ese punto que es como que al mismo tiempo es muy moderno y muy retro, e incluso Motown. Hay una que se llama Mirrorballque hasta te puede recordar a Prince; eso es muy Richard también. Ahí de repente fue como que la bola de cristal empezó a girar. Y esas podrían ser dos de las canciones más Swift del disco.

Es curioso porque tanto en tu anterior EP el tema Over and over como aquí Dualize fueron las últimas en llegar al disco y encima las primeras en abrir ambos trabajos.

Sí, es curioso, así como Over and over yo lo vi más claro desde el principio, era la última en llegar pero en el estudio veíamos que iba a ser el primer single, aquí pasa diferente. Porque yo viene de Estados Unidos pensando que Rebel iba a ser el single, que es la tercera canción del disco, y de hecho hicimos un videoclip para la canción, lo preparamos todo para que Rebel fuera el primer single.

Pero de repente empezamos a enseñar el disco a los colegas y a la familia, y todo el mundo coincidía que Dualizeentraba más hasta el fondo. Y llegó un momento que dijimos “tío, vamos a hacer más caso a la gente” (risas). Vale, mola que yo decida todo, pero si todo el mundo coincide en esto vamos a hacerles caso. Y mira, la verdad es que funciona, a la gente le gusta y ha entrado. Es una canción que yo compuse como una intro. Eso era una intro del disco al principio, duraba un minuto con veinte, o algo así. De hecho la alargamos porque si la queríamos hacer en directo podíamos quedarnos cortos y al final la hemos hecho de dos minutos y algo. Ha sido single, es como “ok, nunca más voy a volver a apostar pasta con esto” (risas).

¿Verá la luz aquel videoclip perdido de Rebel?

Sí, de hecho estamos pensando a lo mejor en junio sacar el segundo single y probablemente sea Rebel. Claro, ya no será el factor que yo quería jugar de “¿qué coño es esta mierda?”. Yo vengo de un Heavenly Hell en el que sonaba Elisabeth y Evening love, y de repente Over and over que es como “¿qué coño es esto? Esto suena a puto royo cincuentas, este tío se ha vuelto loco”, y de repente suena Rebel como nuevo single del disco y ya sería “ok, este tío está loco” (risas). Era lo que yo quería hacer, quizá fuese un tanto raro y ahora como segundo single, que la gente lo habrá escuchado en directo, tendrá más sentido.

¿Y tenías claro que Dualize iba a ser el título del disco con lo claro que apostabas por Rebel como primer single?

Yo quería llamar al disco Rebel u Outsider. El problema es que, claro, mi percepción de esos títulos a nivel nacional en España no es lo mismo que como tenía quien hizo todo el diseño que me dijo “tronco, la gente te va a ver que quieres ir de outsider o que quieres ir de rebelde”. Y esto puede ser un poco como de un español que viene aquí de flipe, y les hice caso y se quedó Dualize, que me molaba, me mola el royo de dualizar, la historia de la canción y todo el tinglado. Osea que salió luego pero me parece un título que es un buen título para un disco.

El disco ha sido grabado en los estudios de Richard Swift en Oregón, ¿qué crees que aporta ese ambiente tan americano al disco? ¿En qué notas tú que haya influido?

Eso es el 50% de la película, o más podría decir. Porque estuve solo ahí, no fui con la banda, el disco lo grabamos Richard y yo, tuve muchas horas libres y el hecho de pasear por allí es como un set de película.

Tío, yo estaba viviendo en la casa trasera de una amiga suya, que era una casa de madera en medio del campo, coincidía con la época de Halloween, que está todo lleno de calabazas por todos lados, los niños disfrazados… era como muy… de repente estaba en el puto Gremlins. El bosque, telarañas, y eso influye, porque te metes en la América que no es Nueva York, que no es el centro de Manhattan, es un pueblecito de Oregón. Un pueblecito de dos mil y pico habitante y estar allí, estar en su casa, con su familia, todo eso influye en la forma de trabajar, los horarios también, empezamos a trabajar por la tarde hasta las tantas de la noche.Y todo eso hace que el disco suene como suena. Esos sintetizadores de Regreso al Futuro y de Arma Letal están ahí (risas).

La foto que aparece como portada del disco es vuestro bombo de batería, ¿qué tiene de especial para que le confieras ese protagonismo?

(Risas) Es curioso porque no deja de ser el bombo de la batería de ensayo, con una cinta americana que le puse y pone L.A. , no es más que eso. Es una foto que hice para Instagram. Es una foto que tiré porque me gustó cómo había quedado, y la foto quedó tan mal, porque está como desencuadrada, el bombo está girado, es rara esa foto, no es normal, me moló porque después cobró sentido el hecho de que es el año que hemos trabajado más en el local de ensayo. Hemos ensayado cada día, cada día ensayando.

La portada es sencilla, somos nosotros porque es nuestro nombre en el bombo, es lo más básico de una banda. Tiene mucho que ver, pero al mismo tiempo no tiene nada que ver con el disco. Es un disco que suena como muy evocador y muy tal, que se podría haber hecho una portada bonita y onírica; es un puto bombo de batería en una foto para Instagram. Pero ahora la veo y creo que no podría haber hecho una portada mejor, porque yo entiendo esa portada y yo me identifico con eso absolutamente. Yo he estado viendo eso, osea ensayamos en círculo, he estado viendo eso durante un año cada día, ese bombo con el “L.A.” puesto delante. Eso ha sido mí día a día. Claro, este disco resume mi día a día de este último año. Osea que tiene mucho que ver para mí y espero que con el tiempo la gente ya lo vaya familiarizando y se quede esa portada como “esto es lo que es y ya está, no busques más”. Como el plátano de la Velvet aquí está el bombo de L.A. (risas).

Como ya ocurrió con Heavenly Hell, ¿ves la posibilidad o crees que le pega bien a Dualize una posterior reedición en formato acústico?

Sí, de hecho en la versión de iTunes se edita con dos versiones en four track. En el single ya salió una versión cuatro pistas del single y mi idea es, a lo mejor, en un par de meses editar Dualize Four Track Sessions, que es el disco entero pero con las sesiones de cuatro pistas, las demos en cuatro pistas. Y tiene sentido porque una vez más el disco sale de ahí, sale de mis demos, guitarra y voz, y los cuatro coros que puedo hacer, o menos porque siendo cuatro pistas da para guitarra, voz y dos coros, o un coro y una maraca (risas). Osea que sí que tiene sentido y me gusta la idea de hacerlo, está en los planes además.

No se puede decir que muchos grupos españoles puedan presumir de haber participado en festivales como South By Southwest o el Candem Crawl, o haber compartido cartel con un grupo de la talla de New Order en la pasada edición del Mallorca Rocks, pero vosotros lo habéis hecho. ¿Por qué piensas que L.A. ha conseguido la complicada tarea de ser un grupo aceptado fuera de nuestras fronteras?

Hostia, pues… es curioso, sí, es una cosa que yo aún me pregunto el por qué, porque no hay ningún truco ni hay nada, es simplemente que un buen día mi música llegó a un despacho, de este despacho salió tal y las casualidades han hecho que alguien tenga esta música y la pueda presentar a festivales y otros sitios. Y evidentemente esta gente no mete cosas que no les gusta, así que quiero pensar que el hecho de escuchar música anglosajona o consumir cantidades compulsivamente de música americana e inglesa haya hecho que mi música ahora mismo se asemeje a esas canciones y esos discos, que están bien hechos, que dan el pego, que mi inglés puede ser aceptable o puede que no les chirríe.

Todo eso hace que después un promotor de un festival diga “hostias, pues me mola lo que haces”. Quiero pensar que no es más que hacer las cosas bien hechas, con buen gusto e intentar hacerlo lo mejor posible.

Y más siendo vosotros una banda de fuera de sus fronteras debe haber un filtro importante, no cogerán a cualquiera.

Hombre, tú imagínate un festival como Reading o Leeds donde tocarán setenta grupos y cuántas bandas en el mundo quieren tocar ahí. Quiero pensar que no hemos ganado la lotería ni nos han pagado diez millones de euros, pero nos han permitido tocar en su cartel. Lo cual para mí ya es como “¡vaya premio!”.

¿Y algún concierto que hayáis tocado fuera y os impresionara y marcara a la banda?

Estuvimos en Guadalajara, fue muy guay, abriendo para Franz Ferdinand y allí había casi tres mil personas. La sala petada, nuestro primer show en Méjico, no nos conocían de nada y salimos ahí y la gente empezó a gritar, y hasta cantaban las canciones. Claro, es como esta gente es entusiasta, esta gente tiene fuego en el corazón, esto es así. Y la gente como loca gritando en todos los bolos, acabamos y parecíamos los putos Beatles. Claro, eso te pega un subidón que flipas y te dan ganas de volver. Después estuvimos como dos horas firmando autógrafos y vendiendo camisetas y los singles. Guardo un recuerdo de nuestro primer show en Méjico brutal, eso no se borrará jamás.

Y para terminar, nuestra pregunta obligada: la recomendación musical.

Vale, que venga a tono con esto, uno de los últimos discos que ha hecho Richard que es de un grupo que se llama Foxygen, que me lo he tenido que sacar del coche porque me lo estaba fundiendo. Me parece un disco brillante, es un disco que ha hecho el tío con cuatro pistas, lo ha grabado en casa y haciendo juegos súper analógicos, y si no lo has oído te lo recomiendo. El disco de Foxygen, brutal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s