Últimas noticias

Marc Ros (Sidonie): “Estas canciones se tenían que contar desde la electrónica”

Foto de Lucas García Torralbo

Foto de Lucas García Torralbo

Sidonie es una banda que nunca dejará de sorprendernos. Pasando del pop mayúsculo de discos como “Costa azul” o “El incendio”, tres años atrás decidieron volver a la psicodelia de sus orígenes con “El fluido García” para ahora volver con un séptimo disco donde apuestan por la electrónica, “Sierra y Canadá”, y con excelentes resultados. Con motivo de su visita promocional a Madrid presentando este nuevo y arriesgado disco, charlamos con Marc Ros, cantante y guitarrista de la banda de Barcelona, a quien le acompaña Carles Rodríguez, fotógrafo responsable del libro de fotografías de Sidonie “Un día más en la vida”:

Lo primero que os quería comentar es acerca de esta promoción del disco tan peculiar que habéis llevado a cabo, primero la idea de la taza de Canadá, por la que muchos hemos pasado, y también estuvo la elección del primer single del álbum por vuestros seguidores. Con esto último, ¿estáis satisfechos con el resultado o quizá teníais en mente otra canción como single?

Sí, yo estoy muy contento porque Sierra y Canadá era mi favorita, y con respecto a esas ideas promocionales no era muy coherente que habiendo sacado un disco que era muy diferente al resto de la discografía de Sidonie la promoción fuera la misma de siempre. Entonces la idea de la taza, que realmente es una tontería, pero que da mucho juego, a la gente le hacía mucha ilusión fotografiarse junto a la taza, y el hecho de que los fans eligieran el single en vez de nosotros me pareció una idea brillante, diferente y original.

“Sierra y Canadá” no es quizá un disco de primera escucha, sino que con cada una descubres nuevos matices e interpretaciones. Personalmente, de primeras te choca el cambio notable de la electrónica en el disco, pero sigue estando la esencia Sidonie, sin embargo, según le das más escuchas incluso no te es tan extraño, sino que hay sonidos muy próximos a “El fluido García” e incluso a “Costa azul”. Lo veo como el disco de amor de Sidonie desde la electrónica.

Al final es como cuando pelas una cebolla y llegas al corazón, descubres que hay vínculos con ciertas melodías del pasado, como de “Costa azul”, por ejemplo, e incluso de “El Fluido García” hasta de “El Incendio” como me hablabas del amor, ¿no?

Sí, el amor está muy presente, como ya fue protagonista en “El Incendio”, pero aquí el sonido me recuerda mucho más a “Costa azul”.

Sí, de hecho la canción Sierra y Canadá me recuerda muy mucho a Costa azul a nivel de cómo está construida. Dijimos que no es un disco de primera escucha, pero yo no tengo criterio para analizar el disco porque he estado dentro del proceso, pero sí nuestros amigos incluso se han asustado, nos han dicho “cuando me dijiste electrónica me esperaba el Screamadelica de Primal Scream y nos salís con otra cosa que no tiene nada que ver, nos salís con Pet Shop Boys”, por ejemplo, aunque es un poco exagerado. No es ese tipo de electrónica, sino otro tipo de referentes.

Nos apetecía jugar con una parte de la historia del pop que nos gustaba mucho y nos interesaba, pero que nunca habíamos compartido en el escenario ni en el local de ensayo o la furgoneta. Yo creo que estas canciones se tenían que contar de esta forma.

Claro, no deja de ser el amor acerca del que gira todo, pero desde otra perspectiva, ya no sólo la electrónica, sino desde el propio personaje de Canadá, el eterno segundón. Aquí uno gana y el otro pierde, o digamos que Sierra y Canadá juegan en diferentes niveles.

Sí, desde el mismo título y el nombre del personaje, Canadá es un segundón, porque en América del Norte Canadá frente a Estados Unidos es el eterno olvidado (Risas). Yo creo que toda esa información más el coqueteo con la electrónica, o el nuevo modo de vestir las canciones, hacen que a lo mejor, y vuelvo a la pregunta anterior, sea un disco de primera escucha o no, eso me interesa mucho. Tú me comentabas que lo has escuchado bastantes veces, yo lo que tengo miedo es que un periodista, que normalmente se escucha el disco una vez o media, cómo puede tener criterio para analizar un tipo de disco como este, y qué criterios usa, compara los anteriores discos de Sidonie…eso me da un poco de respeto.

Foto de Lucas García Torralbo

Foto de Lucas García Torralbo

El origen de este álbum está en el famoso piano Lowrey que compraste, ¿pero cómo fue la respuesta de Axel y Jesús al tú contarles que el siguiente disco iba a tener un sonido electrónico inspirado en este piano?

Yo creo que como nos pasamos casi las 24 horas del día juntos, sin llegar a hablarlo o manifestarlo vivimos las cosas de una forma muy similar, como de telepatía. Cuando yo le dije esto a Jesús me dijo “pues yo estoy grabando ahora unas canciones que justo también van por este rollo”, y Axel necesitaba un cambio también. A favor de Axel la verdad es que tiene mucha fe en mí como compositor, lo tengo fácil con los dos en el grupo, lo tengo realmente fácil (Risas).

¿Y antes de dar con el Lowrey tenías claro que para las nuevas canciones querías un sonido distinto? Porque “El fluido García” fue más guitarrero, psicodelia, aquí hay un mayor coqueteo con la electrónica, aunque siguen habiendo guitarras.

Quería jaleo pero no tanto como al final ha habido, porque, la verdad, volviendo al teclado, yo tenía una historia que contar pero tenía claro que la guitarra eléctrica ya no me servía. La guitarra acústica tampoco, porque ya me estaba quedando un poco estancado como músico.

Ya lo habías hecho en el pasado.

Efectivamente, y más en “El fluido García, que es un disco esencialmente de guitarras. Entonces aparece el teclado, no sé si has tocado algún instrumento, a veces cambias de guitarra o le pones la cejilla y haces cosas diferentes, pues imagínate en un teclado que yo no domino. Tiras de espontaneidad y es maravilloso. Así pude contar la historia de amor de Sierra y Canadá.

Este disco, ya no porque se haya publicado en un tiempo mayor con respecto a los anteriores, sino que habéis estado cuatro meses en el estudio para crear “Sierra y Canadá”. ¿Cómo fue su proceso de grabación en diferencia al resto de discos de Sidonie?

Ha sido más complejo, por ejemplo tomamos la decisión de no pasar por el local d ensayo y no ensayar ni una sola nota y llegar vírgenes al estudio de grabación a ver qué surgía. Yo llegaba con el iPhone y llevaba las canciones en cuatro pistas, a partir de aquí lo escuchábamos todos en el estudio y opinábamos. Pero una cosa es pensarlo y decirlo en voz alta, y otra meterse en las canciones y ha habido momentos de muchas discusiones, de bloquearse mucho, de tener que parar y tomar aire. Ha sido difícil, sí, ha sido difícil.

De las que están en el disco El mismo destello nos costó mucho, pero una canción muy de vocación pop y no sabíamos cómo arreglarla, ha dado mucha guerra. Ahora me alegro mucho cuando alguien me dice que es su favorita.

Cuando hablé con vosotros tras la publicación de “El fluido García”, recuerdo que tenéis un ritual de cada uno hacer en una servilleta un orden para las canciones del disco, y Axel me contó entonces que tanto tú como él coincidisteis bastante, pero Jesús todo lo contrario. ¿Cómo ha ido esta vez con “Sierra y Canadá”?

Más o menos lo mismo (Risas). A veces no entiendo a mi amigo, la canción que cierra el disco, Hiroshima mi amor, pues Jesús está proponiendo ahora empezar los conciertos con Hiroshima mi amor. Es una canción que no tiene batería, muy lenta, y no sé si hacerle caso, pero a lo mejor sí que triunfamos siguiendo la filosofía de Jesús (Risas). Pero sí, Axel y yo otra vez teníamos clara la estructura y Jesús apareció con un orden absolutamente absurdo.

Ya adentrándonos en el disco, Yo soy la crema llama bastante la atención. ¿Ha sido vuestra dedicatoria irónica y humorística hacia tanto, llamemos, “postureo” a nivel musical?

En realidad la canción habla de un personaje que todos conocemos, que a mí me da un poco hasta de lástima. Es un personaje que te encuentras, por ejemplo, en el barrio de Gracia en Barcelona o en Malasaña en Madrid, que te viene y te dice “tío, tengo un disco conceptual que es triple y al mismo tiempo estoy haciendo un vídeo arte, y tengo este otro proyecto”, además te habla muy cerca y escupe un poquito, porque va muy borracho. Al final no hace nada, y no hace nada porque se piensa que todo el mundo está en su contra. Pero todos somos un poco como este personaje, y al principio en la carrera de un grupo también tienes que ser un poco así, un poco arrogante y creerte muy mucho lo que estás haciendo, sino no saldríamos del local. Para subir a un escenario hay que tener ego, hay que creérselo.

Una duda que seguro muchos se hacen, en la canción Estáis aquí, ¿quién es toda esa gente que está oculta tras el estribillo coral?

En realidad es poca gente, pero lo que pasa es que está grabado por pistas, no tengo tantos amigos (Risas). Éramos los que estábamos ese día, estaba mi hermana, estaba Gonçal Planas de Mi Capitán, y los productores. Somos amigos, pues vamos a cantar un estribillo de amigo y que se salga el panoli del cantante, osea yo, y le bajamos un poco el volumen. Es muy bonito, porque la canción habla de eso, de echar de menos a tus amigos cuando los tienes lejos o cuando estás viviendo, que en el rock que se producen muchas situaciones muy surreales, y dices “ostia, ¿dónde estoy y con quién estoy? Un momento, tengo unos amigos que quiero y están aquí”.

Esa canción precisamente, si no la habéis estrenado aún en estos primeros conciertos, lo tiene todo para que funcione muy bien en directo.

Sí, mi padre la quería como single, porque también ve eso, de hecho la hemos tocado en La Casa Encendida y hemos visto alguna reacción bonita. Sí, es una canción que tiene que ser cantada de una forma coral.

Antes que mencionabas a tu hermana Miri, la has vuelto a convencer y está en Gainsbourg. En “El fluido García” ella no colaboró, pero aquí la tenemos una vez más.

“El fluido García” era un disco muy masculino y no había canciones que se prestaban a una voz femenina, este disco, que es claramente femenino, le iba perfecto, aparte que la canción que canta se llama Gainsbourg.

Personalmente Gainsbourg podría confesar que es mi favorita del disco, con ese aire tan dandy y oscuridad, con unos sintetizadores que cubren a las guitarras.

Sí, y su sexualidad, junto con ese punto de oscuridad le venía muy bien al disco. Totalmente, la electrónica más exagerada del disco, y es también de las favoritas de la gente que ha participado en el disco.

En todos vuestros discos hay referentes cinematográficos, aquí podemos encontrar desde “Blade Runner” a “El Apartamento”.

Ostras, por cierto, y eso que no tiene que ver una película con la otra. O sí, mucho (Risas).

¿Cómo sentís vosotros vuestra relación con el cine? ¿Y cuál podría ser un último descubrimiento que os gustaría recomendar?

Nosotros nunca hemos tenido vergüenza en mostrar nuestras influencias, ya sean musicales o de cualquier tipo. Hay muchos grupos como que se cortan, ¿no? “Van a descubrir nuestros secretos”, qué tontería. Nosotros en las canciones hacemos aquello de soltar nombrecitos, y lo utilizamos como juego, para lanzar un guiño a la gente que nos escucha y decir “mira, me gusta esto, te puede gustar a ti, compartámoslo”.

A los tres nos gusta mucho el cine y por eso las referencias. Y de lo que he visto últimamente, no sé si me vas a preguntar por “Her”, que no he visto, porque todos los periodistas me están preguntando mucho por esta película, parece que tiene muchos puntos en común con el disco, pues… “La grande bellezza”, que ganó el Oscar a mejor película extranjera, me afectó  mucho.

Ahora te quería preguntar, esto ya es algo menos relacionado con el disco, acerca de vuestra colaboración con Tote King, cómo fue aquella experiencia y si algún día podremos escuchar el resultado de la grabación de Si me ves caer (canción conjunta de Sidonie con Tote King).

Ojalá. Teníamos la intención, porque nos gustó tanto la experiencia y a él también, de hacer un disco conjunto. Pero al final ellos estaban grabando y nosotros queríamos grabar el nuestro, pero queda pendiente. A mí me encantó, porque saber que un tipo va a rapear sobre la música que tú haces… tengo la tendencia a componer con unos beats muy rápidos, y el rap, todo lo contrario, es para atrás, para que la voz esté cómoda y fluya. Además él es un rimador excelente, para mí es el mejor.

Es algo que chocó mucho entonces, vosotros estabais con “El fluido García”, psicodelia de muchas guitarras… ¡y él era rap!

Sí, es que eso es lo bueno de Tote, que tiene influencias clásicas. Le gusta Hendrix, le gustan los Beatles, le gusta The Rolling Stones… es una apasionado del rock. Entonces nos entendimos rápidamente, a nosotros también nos gusta el rap.

Foto de Lucas García Torralbo

Foto de Lucas García Torralbo

Hablando de compañeros de la música, nos ha dejado una pregunta para vosotros un amigo en común que tenemos: Willy Tornado. Me ha pedido que os la lea literalmente, “Joes, muñequitos de mi corazón, lo de dedicar canciones a mujeres increíbles está ya muy visto, ¿no? ¿Cuándo vais a dedicar una canción a nuestro amor?”

(Risas) Nuestra relación con Willy se merece un disco conceptual doble, como mínimo. Sí sí, yo lo tengo muy claro. Le amamos mucho y algún día sacaremos un disco doble conceptual que va a ser una chapa de una sola nota, muy psicodélica, ¡y con mucho banjo!

Volviendo a “Sierra y Canadá”, junto con el lanzamiento del disco se ha publicado el libro de fotografías “Un día más en la vida” de Carles Rodríguez dentro de la editorial 66 RPM Edicions, que va desde la última parte de la anterior gira hasta la grabación de este nuevo disco, y aprovechando que le tenemos aquí, quería preguntaros cómo surge esta idea.

Carles: Pues esto surge de muchos años que lo tenía en la cabeza (Risas). Pensé en Sidonie, más o menos habíamos coincidido en algún festival, me gustaba cómo eran, cómo sonaban, y nada, lo planteé a la editorial 66RPM, me dijeron que sí y nos fuimos todos a hablar con el grupo para ver qué les parecía el proyecto.

Marc: Yo creo que es muy bonito que hayan salido a la vez (el disco y el libro de fotografías).

¿Y vosotros cómo lo vivisteis desde dentro?

Al principio mal, cuando nos sentamos en la mesa con la gente de 66RPM y con Carles yo no lo veía muy claro. O sea, sí, quiero un libro, porque lo quiero todo, pero si ese tío se va a meter en  el estudio de grabación, los camerinos con la cámara, en tu casa… Lo que pasó al final es que descubrimos que él, aparte de tener un gran talento como fotógrafo, es un tipo con el que se empatiza muy rápido y bien. Nos ha calado muy bien desde el minuto 0. Ha sido muy fácil, no me he agobiado en ningún momento, y ojalá siempre fuera así.

Ya con vistas a los primeros conciertos de la gira, ¿qué tenéis preparado para estos primeros shows de “Sierra y Canadá”?

Vamos a ir con dos músicos nuevos, que son Marcel y Edu, que nos van a ayudar. Yo, al principio, cuando estábamos ensayando, sí que pensé en que debería tocar el teclado, pero me di cuenta que no podía cantar y tocar a la vez, me cuesta mucho. Con muchas, está costando ensayar este disco, más que el resto, como puedes imaginar.

¿Y alguna canción que penséis recuperar de discos anteriores? Porque, por ejemplo, para la anterior gira ya me confesó Axel que ibais a dejar fuera del repertorio Por ti. Ahora, ¿alguna que tengáis especial ganas en volver a llevar al directo?

Para este disco lo que vamos a hacer es recuperar En mi garganta, por ejemplo. Igual no tiene mucho que ver con lo que estamos haciendo, pero es tan agradable de cantar y de interpretar, aparte que es una forma de comunicación tan sencilla, que apetece dejar las metáforas y los rubores a un lado y decir “te quiero” a una persona.

Como cierre, siempre acabamos nuestras entrevistas pidiendo una recomendación musical. Algo que no dejéis de escuchar o queráis recomendar, sea más viejo o nuevo, es vuestro turno.

Un disco nuevo el de Bombay Bycicle Club, que se llama “So long, see you tomorrow”, y de oldies algo relacionado con Gainsbourg, podría ser… algo de pop francés, Françoise Hardy, el “Comment te dire adieu?”, es un disco precioso donde ella, aparte de cantar bien y ser muy guapa, arregla y tiene ideas para todo, una artistaza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s