Últimas noticias

Her: amor artificial

Ya lo decía Sidonie en Sierra y Canadá: “está hecha de metal, es un sistema artificial, se diseñó con simulador, para el odio y para el amor”. No estamos tan lejos, la computación afectiva existe, sistemas que reconocen las emociones de los usuarios, si estás alegre o te aburres, y tratan de que su respuesta te llegue al corazón, de empatizar contigo. En suma, inteligencias artificiales basadas en algoritmos que se pirran por exprimir las emociones para usarlas en la toma de decisiones.

Abruma pensar en máquinas con sentimientos, ordenadores que sustituyan a las personas. Y si son capaces de sentir, ¿serán capaces de amar? Parece que este debate ya se le ocurrió a Spike Jonze, con su película “Her”, protagonizada por Joaquín Phoenix. Oscar 2014 al “Mejor guion original”, el amor entre un escritor sentimental y un sistema operativo llamado Samantha (Scarlett Johansson).

La banda sonora, realizada por la banda Arcade Fire junto a Owen Pallet, produce esa sensación de recogimiento que junto a profundos diálogos hace que esta vida que creemos humana la pongamos en tela de juicio. Lo que creíamos imposible se acerca a la realidad más rápidamente de lo que estamos dispuestos asumir. Cada vez más desconectados los unos de los otros, la soledad es la nueva pandemia del siglo XXI, y más de uno querría una máquina que le entendiese como si se tratase de su alma gemela.

Silencio, lágrimas envolventes y…sexo. ¿Con una máquina? Los sentidos, la luz y la voz suplen al cuerpo físico. Apaguen la luz y cierren el ordenador.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s