Últimas noticias

“Nada se opone a la noche” por Delphine de Vigan

PlantALBA.qxdLa francesa Delphine de Vigan consigue impactar por su crudeza, con su última y devastadora novela, Nada se opone a la noche” (Rien ne s´oppose à la nuit), obligándote en más de una ocasión a parar de leer para coger aire, y asimilar que todo lo que nos cuenta es ni más ni menos que su vida. Una vida expuesta de una forma hermosa y valiente, con una perfecta construcción narrativa, pero jodida casi desde su primer aliento.

La novela arranca con el suicidio de la madre de Delphine, Lucile. Este acontecimiento impulsa a Delphine a indagar en la historia familiar para reconstruir la vida de su madre. Todos los recuerdos del pasado traen consigo, además, la turbiedad que rodea a su familia desde hace varias generaciones.

La autora trata de mantener la objetividad durante toda la narración, incluso cuando habla del desamparo que muchas veces sintieron ella y su hermana, al vivir con una madre incapaz de ejercer como tal. En la novela, la mayoría de las veces, Delphine se refiere a su madre como Lucile, su nombre de pila, y no como mamá. A pesar del temple que mantiene a lo largo de las páginas, no podemos dejar de encontrarnos con una violencia desesperada y una incomprensión dolorosa.

El dolor es una constante en este libro. Duele seguir leyendo, duele parar y pensar en lo que nos está contando, y sobre todo duele mirar la portada y ver en la foto a una bella Lucile, llena de vida y rodeada por ese halo de misterio, que parece, nunca la abandonó.

“Escribo de Lucile con mis ojos de niña que creció demasiado deprisa, escribo ese misterio que siempre fue ella para mí, a la vez tan presente y tan lejana, ella, que, desde que cumplí diez años, nunca más me cogió en brazos.”

Delphine alterna el presente, donde reflexiona sobre lo que siente al escribir la vida de su madre, con la narración del pasado que va modelando a raíz de los testimonios de sus familiares. Vemos como este proceso la consume, transmitiendo el sufrimiento que genera en ella y en su familia, desenterrar un pasado plagado de suicidios, enfermedades mentales, e incesto. Pero sobre todo muestra la necesidad de sacarlo todo fuera, de perdonar y perdonarse, para poder seguir adelante. Nos encontramos ante todo un ejercicio de purgación, donde la autora no hace más que intentar aligerar su alma de cargas y duelos demasiado pesados.

Nada se opone a la noche, es tanto una liberación de fantasmas  familiares, como un nudo tan bien atado, que hace imposible soltarse y pasar a otra cosa. De Vigan ha llegado a reconocer que sueña con el libro que escribirá después, liberada de éste. Hasta la fecha no ha vuelto a publicar otra novela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s