Últimas noticias

Un enorme y delicado Damien Rice rompe su silencio con “My Favourite Faded Fantasy”

Damien_Rice_New_Image

Después de ocho años de silencio, el irlandés Damien Rice se presenta con su último disco “My favourite faded fantasy(2014), y yo, de repente, me siento más ligera. Desaparece una angustia de la que no era del todo consciente, pero que estaba ahí, generada por la incertidumbre de no saber cuándo volvería a escuchar algo nuevo de él.

En más de una ocasión le he dado vueltas a lo cerca que se está del abismo, cuando crees que ya nada de lo que hagas a partir de este momento va a ser tan bueno como lo que ya has conseguido y, de verdad, esa sensación ahoga. Pensaba en esto y pensaba en Damien, y sólo esperaba que él no se encontrara en esa tesitura, porque si de algo no dudaba, es que podía hacerlo, podía superarse incluso teniendo el listón tan alto que costaba verlo cuando mirabas hacia arriba. Y como podía hacerlo, lo hizo.

Ahora entiendo que no han sido años vacíos, sino años de dosificación en los que asientas, y vas superando, todo lo que Damien ha liberado. Gestionas todas las sensaciones que provoca cada letra, cada melodía y es entonces, ahora, cuando llega el momento de mostrarnos esta obra maestra que es “My favourite faded fantasy, y, como si fuera tarea fácil, consigue crear algo aún más grande que todo lo anterior, superando cualquier expectativa por alta que fuera. Damien no tiene límites, lo que para muchos puede ser casi una misión imposible, para él es un proceso sencillo y natural.

Escuchando canciones como Delicate, I remember o Elephant de sus anteriores discos “0” (2002) y “9” (2006), te das cuenta de que no son fruto de algo circunstancial, ni de un repentino ataque de inspiración, son ni más ni menos que el resultado de un talento difícil de contener. En su nuevo trabajo despliega toda su genialidad y nos inunda por completo.

El disco está compuesto por ocho temas que tienen una duración muy superior a la media habitual, en los que Damien se vacía y no esconde el calvario emocional por el que ha pasado durante todo este tiempo.

Damien Rice ha vuelto y con él algo que hacía tiempo que no sentía, una emoción descontrolada al enfrentarme a cada tema, una tristeza que se va desatando con cada canción, que libera todo lo que está mal, para después poder mirarlo de cara y dejarlo ir. Nos damos de lleno con su melancolía, oscuridad, y amargura, tan características.

Sólo él puede poner los sentimientos a flor de piel de una forma en la que consigue que sufras y disfrutes a partes iguales, y precisamente por esa razón hay que medir muy bien las dosis de Damien Rice que ingieres, porque aunque es cierto que dejaría el disco girar y girar, en un bucle sin fin, lo mejor para mi estado anímico es cortar a pesar de que el cuerpo me pida más. Y esto, que igual no suena todo lo bien que debiera, es lo que convierte todo lo que hace Damien Rice en adictivo, hermoso, intenso y delicado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s