Últimas noticias

“Cosas que los nietos deberían saber”, ¡gracias Mr. E!

51Cc3oj-1jL._SY344_BO1,204,203,200_

Recuerdo estar en una librería estudiándome las estanterías una por una y que un libro me llamara poderosamente la atención. Lo que me atrajo fue su portada, es decir, que podría haber sido cualquier libro insulso disfrazado con un diseño muy bien cuidado.

Sé que os alegrará saber, y que además habréis adivinado, que no fue así. El libro me absorbió, disfrutaba leyéndolo y pensar que lo iba a acabar más pronto que tarde me daba rabia. Prácticamente no lo solté hasta que, inevitablemente, llegué a la última página. De este encuentro casual surgió mi flechazo con Blackie Books, editorial que hoy por hoy forma parte de mis hábitos de lectura y de consumo, consiguiendo alargar con cada nuevo título que publica mi lista de libros que quiero y, digo más, necesito leer.

De esto ya hace unos años, Cosas que los nietos deberían saber no es una novedad y seguro que muchos ya lo habréis leído, pero hoy me apetece hablar de esta novela, que como si de un libro de autoayuda se tratase –de los que, por cierto, huyo como si me fueran a pegar algo malo e incurable- logró que me replanteara el modo en que gestionaba todos mis males.

El autor del libro es Mark Oliver Everett, líder de la banda indie Eels, y en él nos expone su vida a modo de autobiografía, aunque a medida que avanzas en la lectura cuesta asimilar que lo que estás leyendo es real. He visto dramas cinematográficos muchísimo más sosos y alegres que la vida de este hombre.

2014_1

Mark Oliver Everett “Mr. E”, autor de “Cosas que los nietos deberían saber” y cantante al frente de la banda Eels.

En “Cosas que los nietos deberían saber” nos damos de narices con una existencia donde las desgracias se suceden una tras otra, en la que tirar la toalla habría sido algo totalmente comprensible, y sin embargo este cúmulo de desdichas consiguen sacar lo mejor de Everett.

La música se convierte en lo único a lo que puede aferrarse cuando ya no le queda nada ni nadie. Somos partícipes del proceso de creación de sus discos, y de cómo después de cada palo que se lleva, surgen los temas que le sacan de esa oscuridad que oprime, y le ayudan a mantenerse en pie. Tras la brutalidad que emanan sus composiciones encontramos a un chico sensible y frágil que con todo, tuvo la fuerza de elegir seguir respirando en vez de volarse la cabeza en cualquier motel de carretera.

Parece algo imposible pero, debajo de toda la tristeza que envuelve la vida del protagonista, hay un poso de esperanza. A pesar de la película de terror que le ha tocado vivir, Mark Oliver sigue creyendo en las cosas buenas, y esto a mí me desarma y me llena de paz a partes iguales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s