Últimas noticias

Map to the stars: Fantasmas en llamas

¿Lo de siempre… pero como nunca? La ambición, las drogas, los abusos, malos recuerdos, fantasmas, paseos de la fama y famas a paseo. Un cóctel de sensaciones ocultas. Y siendo vistas desde edades con perspectivas diferentes, resultan ser la misma historia. La trastienda de Hollywood con un ruido de ambiente que estresa al más calmado. Así es la historia de Cronenberg. Una receta oscura con ingredientes clásicos y perfectamente válidos como Julianne Moore (Still Alice, 2014), John Cusack (High Fidelity, 2000) o Carrie Fisher (Star Wars, 1977), y con ese toque especiado de la nueva hornada de jóvenes talentos -unos más que otros- como Mia Wasikowska (Alice in Wonderland, 2010), o Robert Pattinson (Agua para elefantes, 2011).

mtts 2

Map to the stars es una oda a las cicatrices de la fama. Las que se ven y las que no. Las que tienen su origen en la familia y las que se sueñan de lejos. La envidia, el resentimiento y el odio que a veces queman más que los incendios. Son 111 minutos de heridas psicológicas al descubierto y de llagas cubiertas para evitar que se vean. Todos los fantasmas en llamas.

La música corre a cargo del canadiense Howard Shore (El Señor de los Anillos, 2002) pero curiosamente nos encontramos con una película falta de música excepto en momentos puntuales, como los títulos de crédito. Así es como la decadencia de los personajes se incrementa al ver sus situaciones extremas sin una armonía de fondo que reste efecto a sus acciones.

Map to the stars ofrece un tour por esa mezquindad tapada con kilos de maquillaje que se huele en la meca del cine

La trama de las diferentes historias que dan forma al film está conducida por el papel de Agatha, interpretado por Mia Wasikowska. Con sueños de escritora, fantasmas pasados y quemaduras por todo su cuerpo, Agatha aparece en Los Ángeles procedente de Florida. Una vez en la ciudad, conoce a Jerome Fontana (Robert Pattinson). Un joven conductor de limusinas que también tiene sueños de triunfo en Hollywood. Y partiendo de este encuentro vamos conociendo al resto del reparto. Julianne Moore se mete en el cuerpo de Havana Segrand, una actriz con un oscuro pasado e incierto presente y el deseo de reinterpretar el papel que dio fama a su madre. Pero su atormentada relación con el paso y el peso de los años hacen que demande los servicios de Stafford Weiss (Cusack), un raro escritor, masajista y psicólogo de cierta fama, y padre a su vez de Benjie Weiss y de la propia Agatha. El drogadicto y perturbado Benjie representa a esas estrellas infantiles podridas por su prematura fama.

mtts 3
La magia de la cinta reside en el billete que concede para hacer un tour por esa mezquindad tapada con kilos de maquillaje que se huele en la meca del cine. Una vez sentado en tu butaca y con la película en marcha puedes cerrar los ojos e imaginar a cualquier ídolo hollywoodiense, pasado o presente, y creer que encajaría perfectamente en cada papel. Un mapa de estrellas a punto de apagarse, pero que por sus cualidades artísticas y convicción de ser seres admirados, morirán con una sonrisa en primer plano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s