Últimas noticias

Lo que pasa cuando lees “Lo que pasa cuando no pasa nada”

CAPate7W8AEn165Hay libros que nacen con una voluntad muy clara: atrapar al lector. Y Jordi Cervera pretende eso mismo con Lo que pasa cuando no pasa nada (2015). Con un matiz, claro está. Carlos Zanón lo explica muy bien: «Cervera plantea cada poema como una caja de música, una jaula con la puerta abierta para que salga la canción y se quede dentro el lector». A continuación, mis propias razones para leer a Cervera.

En primer lugar, creo que la referencia a Vila-Matas al comienzo del poemario supone toda una declaración de intenciones. Dicho de otra manera: mencionar a Vila-Matas no es un acto inocente. Veamos:

Dice Vila-Matas

[…]
que siempre ha perseguido la originalidad
en la asimilación de las máscaras
[…]

No hay composición sin máscara. No hay poema sin máscara. En realidad, hay pocas cosas en la vida que carezcan de una máscara. Leed el poemario y quitadle la máscara a Cervera. En segundo lugar, todo poema plantea una reinterpretación. En este caso, asistimos a la reinterpretación de canciones que, en mayor o en menor medida, nos han marcado. Dice Cervera:

[…]
las corcheas melancólicas de aquel “Sweet Jane”
de los Cowboy Junkies
que ha olvidado para siempre la ira y la devastación del
viejo Reed;
[…]

O atendiendo un poco más al panorama nacional:

[…]
esa calle viva y ardiente
donde bullen las pasiones que despierta el Boca,
el Boca en boca de María,
de María Jiménez,
[…]

Claro está que he seleccionado mis versos (y mis referencias) favoritos. En el poemario, hay muchas más referencias dedicadas, por ejemplo, a Dylan, a Morrison o a Joy Division. Elegid y reinterpretad vuestras canciones favoritas. Yo he hecho lo propio con Sweet Jane. Y en tercer lugar, porque solo un libro que comienza con una referencia a Vila-Matas puede acabar con otra referencia a Vila-Matas:

También dice Vila-Matas
que, en su Barcelona natal,
cuando cree reconocer a alguien por la calle,
le asalta un momento de pánico
[…]

Y volvemos a las máscaras. Quizás, tras leer este poemario no consigáis arrancar la máscara de Cervera. Pero puede que sí consigáis reinterpretar canciones (y poemas), retorcerlas, hacerlas propias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s