Últimas noticias

Toni Moreno (Eskorzo): “Ponerte los pelos de punta, ese indicador no falla nunca”

ESKORZO

Tuvimos la suerte de estar con Toni Moreno, cantante de Eskorzo en su paso por Madrid, en la gira de presentación de su último trabajo, “Camino de fuego; un disco cargado de energía rítmica, sonidos latinos, letras urticantes y bribonas, y grandes dosis de voodoo. En nuestro encuentro estuvimos hablando del disco, la gira, música japonesa, “Juego de Tronos” y mil cosas más que jamás imaginarias en una entrevista:

Un segundillo…

Y los que queráis, tenemos toda la tarde; si luego yo me voy a liar a cascar y os vais a volver locos a transcribir.

Si te soy sincero, prefiero que sea lo más distendido posible, porque es de mis primeras entrevistas…

…Estupendo, estupendo, yo también, es como surgen al final algunas ideíllas. Yo, sinceramente, te doy un consejo, hazlo así; por que muchas veces lo que se pregunta son como cosas muy técnicas… Pero yo prefiero que te entrevisten casi como persona, ¿no? Y que la excusa sea que estás haciendo promoción de tu disco, de tu libro…

La verdad es que eso era lo que veníamos hablando de camino, tratar de ampliar un poco y no limitarse a conocer al artista musicalmente hablando, si no también que otros gustos tiene.

Se hace muchas veces muy cansina esa entrevista… Decía Frank Zappa: “Las entrevistas musicales, y la prensa musical, está hecha por gente que no sabe escribir, a gente que no sabe hablar, para gente que no sabe leer” (risas) como hablando un poquito también de los reviewing… “Pues nos ponemos así, porque grabamos el disco así, lo hemos grabado el disco en analógico, porque no sé cuántos, y nos fuimos a grabar allí, porque pum pum, entonces el trabajo con el productor ha sido…” Eso es para ti que estas flipao, que acabas de grabar el disco y quieres contárselo a todo el mundo (risas).  Pero no resulta muy interesante. A mí me gusta ver declaraciones de músicos, “pues ¿qué piensas del aborto de la gallina?” Yo qué sé… (Risas)

Una pregunta que me gustaría hacerte, porque siempre me ronda la cabeza, personalmente me gusta escuchar muchos estilos de música y creo que escucho, me paso al principio un poco con vosotros que os oía, y luego ya os empecé a escuchar. ¿Qué opinas de eso? ¿Crees que se da el caso de que la gente oye, pero no escucha realmente el mensaje que se quiere dar?

Hombre, nosotros intentamos hacer canciones para que la peña las escuche, las asimile. Yo creo que muchísima gente, en general, no presta atención, y más con los tiempos que corren ahora donde tenemos listas de reproducciones. No es como antes, que a lo mejor oías un disco y al final la que más te gustaba, es la que menos te gustaba al principio y es la que más te mola. Un disco es al final una obra conceptual, o por lo menos nosotros nos lo tomamos así, no son una suma de canciones, no es un “vamos a meter 10 o 12 canciones que tenemos”; intentas que todo tenga una conexión y tol rollo. Entonces lo importante es escuchar.

Yo, si te digo la verdad, escucho poca música, oigo bastante, pero escucho poca. Me quedo con lo que me ha gustado y lo vuelvo a re escuchar un montón. Soy muy cansino. Cuando me da, por ejemplo…  los Pink Floyd, me flipan, entonces es un disco al que recurro. El muro de los Pink Floyd, o el Wish you were here. Son discos que recurro así de constante y no estoy investigando, pero también escucho. Pero cuando algo es bueno yo creo que, de repente, hay algo en el cerebro que te hace escuchar y dejar de oír y prestar atención, y ponerte los pelos de punta, ese indicador no falla nunca.

Hablando de escuchar, habéis hecho una gira por Alemania y Suiza, ¿cómo es cantar para gente que no entiende el idioma? En su caso escuchan un poco…

…como nosotros cuando escuchamos música en japonés (Risas).

Exacto, a mi me pasa bastante a menudo la verdad… (Risas)

¿Escuchas mucha música en japonés? (risas)

Desgraciadamente (Risas).

¿Sí? ¿Friki, friki no?

Sí.

Hay buenas cosas. Los japoneses tienen un mercado de puta madre, los Tokyo Ska Paradise, por ejemplo, esos se lo curran muy bien. ¿Qué me habías preguntado? Es que me has dicho lo de Japón y nos hemos liao ya… (Risas)

Eso, que cuando estáis en una gira por otros países, cómo llegáis a la gente, imagino un poco que a través de cómo se siente, ¿no?

Creo que, bueno, el público que va a los conciertos de Eskorzo, más o menos, se han informado de qué onda y de qué palo, y de cuál es discurso de la banda, no sólo ya en lo musical, sino que se han informado, porque hay un perfil, hay gente de todo tipo, pero viene gente de nuestro rollillo, un poco mas…subversivo, ¿no? Y la verdad que muy bien. Hombre, a mi eso se me pasa por la cabeza. Durante los conciertos se pasa por la cabeza “no se están enterando de nada”. Yo ahora puedo cambiar la letra, y de hecho lo he hecho alguna vez, para partirnos un poco la caja entre nosotros, lo mismo digo “toootilla de pa-ta-taaa” (Risas). Sobretodo cuando haces encuestas, que dices “¿Alguien hablan español?”  y si hay algún español eso se nota mogollón,  está ahí ya “weeeeee”, a ese ya le has visto antes de preguntar, pero cuando sabes que nadie tiene ni papa, y no hay ahí ni una mano y allí no  saben ni lo que les has preguntado, dices uff.

Vas a presentar las canciones y lo intentas presentar en ingles, o intentas chapurrear el alemán, y luego no te sale por que es muy difícil, pero la verdad es que hay muy buena aceptación, llevamos ya yendo… habremos dado cerca de 250 conciertos desde 2005 y 2006. No me hagas mucho caso porque tengo algunas lagunas ya de no saber cuando hicimos las cosas, pero ha movido bastante. Siempre ha habido muy buena aceptación, la gente responde a los conciertos, incluso de una gira a otra la gente te chapurrea algún estribillo en español. Luego también hay muchos conciertos donde la peña no sabe español, y muchos conciertos donde la gente sí sabe. Los alemanes saben hablar más castellano que nosotros alemán, te lo garantizo (Risas). Dicen “hablo, poquitou”, coño pues estamos hablando perfectamente.

Un poco en la línea de la gira, ¿cómo esperáis la de este 2015? ¿Tenéis planificado ir sacando nuevas fechas

Sí. Bueno, la gente se cree que las giras las tienes ahí ya… Planificas el principio de la gira y después ya es sumar. Ya vamos sumando. De momento se presenta buena primavera. Vamos a parar a mitad de abril y mayo, y se presenta buen verano, hay bastante reservas y la verdad es que estamos bastante contentos, si te digo la verdad, porque no está el horno pa bollos y realmente la cultura es una de las cosas que se resienten primero y más. Entonces, hay muchos conciertos, pero está la cosa difícil, no están los mismo aforos. Ya te digo, tenemos una sala de conciertos en Granada y puedo verlo diariamente. Entonces para la que esta cayendo estamos súper contentos, llevamos ya como siete u ocho “sold out”  también en la gira, y la aceptación del público es cojonuda, la peña canta las canciones nuevas como nunca… Eso es otra cosa también que hemos visto, no sé si será por Internet, o por lo que sea, pero las primeras veces que estrenas un tema de un disco nuevo la peña se queda un poco con la cara de plástico, ¿sabes? Claro, no te la sabes (Risas). Es como si vas a ver a los AC/DC y se tocan la nueva, ”bajón, esa no me la he escuchao mucho”. Pues aquí ha pasado al contrario, tío. Aquí la peña flipando, pero súper potente, ya te digo, es un subidón.

ESKORZO

A mí me ha parecido que quizás recuperáis un poco los inicios de Eskorzo, ¿no? Hay muchas canciones que suenan muy como al principio, ese buen rollo, esa conexión con la gente…

Si, es un disco muy bailable. El primer disco fue un disco muy latino también, metimos muchos palos latinos, era el año 98, no ha llovido na… Y este disco sí comparte muchos elementos, es un disco muy bailable, es un disco casi de música negra te podría decir, muy fronterizo. Yo le pondría un 50% afrobeat, en cuanto a estructuras y espíritu de muchas canciones, 25% música latina y el otro 25% reggae, rock, y ese rollo. Entonces es un disco muy fresco, así han surgido las canciones. También es como te pille el cuerpo, salieron fresquitas y muy bien, yo estoy muy contento, si te digo la verdad, sinceramente. Siempre tu último disco es tu mejor disco, pero en este caso es de verdad, yo estoy muy contento, creo que hemos hecho muy buenas canciones y que es un reflejo de todo lo que viene de detrás. También tiene mucho de música en directo, de cuando sacamos “El encanto de lo irreverente” (2012), tiene mucho de afrobeat, tiene muchas influencias.

Es una huella que parece que se os ha quedado grabada, ¿no?

Sí, sí, se queda a fuego.

Luego hablamos de eso, porque me gustaría hacerte una pregunta un poco tópica como suelen ser las relacionadas con las colaboraciones, hace poquito que me he vuelto adicto a la cumbia.

Sí, está guapa, ¿eh? (Risas)

Sí, esa colaboración con Celso Piña ha sido la canción que más me ha entrado de todo el disco, porque según la escuche, por lo que has dicho tú que se te pone la piel de gallina, se me pone un poquito todavía.

Claro, claro, empieza el chi-chiqui-chi-chiqui-chi (Risas, mientras los dos nos movemos al ritmo).

Yo cuando la escuché, entró el meneíto en el cuello y ya no lo podía parar. ¿Cómo surgió la idea de la canción, cómo fue la colaboración con Coque Malla y Celso Piña?

La cumbia no es algo que hayamos tocado antes, pero sí que tenemos mucho feeling con Latinoamérica, y flipo y estoy siempre con las muy orejas abiertas porque de allí salen cosas muy guapas, ¿sabes? Tienen un folklore súper rico, y cuando se junta ese folklore tan potente con sangre nueva, pues salen cosas guapas. A Celso yo le llamo “El Enrique Morente de la cumbia mexicana”, un tío que venía de un rollo más tradicional y se ha sabido juntar con la sangre nueva y las juventudes, y evolucionar y aprender. Yo creo que eternamente seguiremos aprendiendo los músicos y es que tiene que ser así, yo el día de mañana espero tener 60 años y seguir tocando y seguir flipando con cosas nuevas. Y, la verdad, que el hecho de hacer una cumbia ya venía tocando, cuando surgió no habíamos pensado en Celso. Entonces, hicimos el tema, y haciendo el tema… Yo soy bastante colega de Coque, hace ya tiempecillo, y siempre bromeábamos de hacer algo juntos, por el rollo de parecer artistas con carreras y estilos diferentes, y bromeamos así, y hemos coincidido hasta tocando la guitarra borrachos ahí y tal, ¿sabes? Entonces en cuanto salió la canción dije “esta es para Coque”, porque también conozco su devoción por Rubén Blades, había hecho un proyecto con música de Blades y es que le pega mogollón, lo que habla, ese rollo canallilla, oscurete… Además que fue grabarlo y según lo grababa dije “joder, cómo me lo imaginaba, de puta madre”, le pega ese rollo arrastrao también que tiene cantando.

Y Celso coincidió, no lo conocíamos personalmente, pero sí su obra, y coincidió que estaba de gira por Andalucía, tocaba en “El Planta Baja”, o sea que sabíamos que estaba por aquí, tenía unos días en off y contactamos con él. Hablamos del tema, un buen rollo con el colega de puta madre, estuvimos dos o tres días ahí tomando cervezas…con mucho limón que echa, la primera que me echó “¡Hostia tío! A una latilla de cerveza le echa un limón entero dentro” (Risas). Estuvimos compartiendo ideas y riendo, hablando del mundo. La verdad que él y su banda son gente muy llana y de puta madre, hicimos migas desde el primer momento. Entonces también la idea fue querer fusionar tres patas de la silla, cada una de un palo diferente, y dar a entender que hablamos el mismo idioma musical, que nos comunicamos, y que los artistas estamos abiertos y no somos compartimentos cerrados que no entienden de otra cosa. Además que hemos contado con dos monstruos que es peña con muchas tablas y mucha clase, así que ha sido muy fácil la comunicación y todo el rollo salió sol. Surgió súper fácil, hubo poco que explicarle a Celso y poco que explicarle a Coque.

Has dicho que la vida del músico trata de aprender, evolucionar y experimentar…

Creo que como la vida de todo el mundo.

Yo lo veo como una de las metas de ese “sentido de la vida”.

Ese es el camino, no la meta, la meta lo mismo no hay. La meta es una putada, porque cuando te pones una meta, si no la consigues te frustra, nos castigamos demasiado, a veces somos nuestro peor enemigo… (Suena la canción “Mucho Mejor” de Los Rodríguez donde colaboraba a la voz Coque Malla) Mira, hablando del rey de Roma… (Risas).

Creo que está guay tener objetivos y todo el rollo, pero si no se consigue o si te aburre, y si al final dices “ya no quiero hacer esto, mañana voy a  dedicarme a ser zapatero”, lo único que tienes que echarle es pasión en el camino y mucho trabajo, que al final es lo mas guay, ¿sabes?

En cierto modo, Eskorzo es un proyecto de experimentación musical. ¿Existe un límite?¿Dónde se puede seguir buscando y mezclando sonidos?¿Hasta dónde puede llegar?

La música está viva y yo creo que la música ha sido fusión siempre, desde el blues, música negra, afrocubana, siempre ha sido unos que llegan y van con su música. Mira el flamenco: árabe con gitano. Ese rollo siempre ha existido. Poco a poco irán saliendo cosas nuevas. Entonces creo que el límite está en que luego lo entendamos tú y yo, y no seamos unos viejos carcamales que no entendemos la mierda que escucha la juventud de ahora, “lo bueno era la música que se hacía en mi época”. Creo y veo que se hacen buenas propuestas, y gracias a Internet y tol rollo puedes escuchar música de Japón y fliparlo con peña, cosas que te resultan nuevas y te llaman la atención. Creo que el límite nos lo dan las siete notas que hay, y con eso podemos jugar, nuestra imaginación, nuestro corazón y lo que queramos hacer con nuestra música. Por eso hacemos la música que hacemos. A mí me aburriría hacer un disco entero de reggae y el siguiente también reggae, y al otro también… “¿Pero tú qué haces reggae?” (Risas). Porque me gustan otros rollos de música, me gusta Pink Floyd, me gusta Metallica, me gusta el flamenco y me gusta el jazz, me gusta lo bueno y me gusta el pop, ¿sabes? Entonces casarse ahí con algo para toda la vida, pues no.

Estamos más marcados por las etiquetas que nos imponen que por las que nos ponemos, ¿no?

Si, por la estética, “¿tu que eres? Yo soy mod, pues yo soy heavy. Está guay identificarse con lo que tú quieras y es normal, es una cosa muy humana, pero hay que ser mas aséptico y abrirse mucho más. Me refiero a tener las orejas limpias. Eso luego te va a dar cultura musical. Es como cuando lees, cuanto más lees más te enganchas a leer, entonces, escuchar mucho y escuchar cosas buenas, no escuchar lo que hay de “fórmula” por ahí para la juventud.

No pongáis la radio (Risas). Hay muy pocas radios donde puedas escuchar cosas interesantes o nuevas, todo es o grandes éxitos de los 70/80’s o lo nuevo que se vende como mainstream, y tol rollo deja mucho que desear artísticamente en este país.

Ahora mismo, gracias a Internet también, se abre la posibilidad de que cada uno saque su producto, desarrolle su imagen y se de a conocer de una forma más libre, que como antiguamente que se hacía a través de las discográficas que regían las radios y las listas. ¿Crees que ahora los artistas underground buscan alejarse de las discográficas y que quizás sea más impulsado por artistas ya consagrados?

Lo primero es que las discográficas están las pobrecitas muy mal. O sea, eso es pasar página, y hay que saber pasar página si vienen otras realidades, la música en streaming es un presente. Spotify o un montón de plataformas donde puedes escuchar música, y eso es la ventaja; aunque tiene un inconveniente, y es que tienes todo. Antes las discográficas te hacían un poquito de criba, pero a mí las cribas nunca me han terminado de molar porque si bien es cierto que cuando las discográficas estaban en su mejor época había y salían bandas muy buenas, y era una manera de poder conocer una banda en profundidad, si bien es cierto que se ha perdido ese rollo de poder conocer algo en profundidad porque tenías menos (donde elegir), y ahora que tienes mucho te puedes perder un poco más, pero es un poco lo que hablábamos antes, si tú tienes un poco de criterio, dices “joder, ¿esta canción de quién es? Que está de puta madre” y no la conoces por los medios normales, televisión o radio.

La música que sale por la tele o en cine muchas veces esta ahí por intereses. A lo mejor algo menos en el cine porque influye mucho el rollo artístico, pero creo que las plataformas nuevas han dado una ventaja brutal, porque en definitiva creo que lo importante es tu obra, si tu obra está guay y tus canciones las escucha la gente y es buena y tiene calidad, pues llegará por méritos propios. Es la mejor manera de convencer, que tú escuches una canción y digas “joder ¿y esto de quién es?” y no esta pava que está sonando ahora (Katy Perry).

Hablando un poco de cómo suenan las cosas, preguntando a algunos amigos que os conocían desde hacía tiempo, les pedí que me comparasen a que suena Eskorzo, y todos me decían que Eskorzo suena a Eskorzo.

Eso es bueno, eso es bueno… (Risas).

¿Cuál creéis que es vuestra seña de identidad que hace que se os reconozca por vuestro propio sonido?

Creo que lo primero es el factor humano de la banda. Yo creo en las bandas donde sé quién es, por ejemplo, el batería, y vas conociendo a los artistas. Soy un poco mitómano, no me gustan esas bandas soporte, donde hay integrantes que no tienen nada que ver con el proyecto, y creo que el secreto está en la banda, el timbre de la voz marca también un poco, pero lo primero es la banda. Por cómo suena, el concepto, desde los metales que son muy característicos, nuestros arreglos, nosotros, nuestra actitud y tol rollo, eso nos hace también tener una posición y una identidad. Y, segundo, creo que nuestra manera de entender la música y la creación, no nos casamos con nada, y hacemos lo que nos pide la canción y lo que nos pide el cuerpo, no sé cómo definirlo más, no creo que sea especial.

Me he dado cuenta que desde Amenaza fantasma ya hay una conexión con la portada de “Camino de fuego”, se puede apreciar que tiene mucho que ver con el rollo latino que hemos hablado. ¿Estas portadas surgieron de un proyecto conjunto con el disco o dejasteis que los artistas escuchasen el disco y representaran la imagen que había generado escuchando vuestro disco?

En este caso ha sido un trabajo conjunto. A mí personalmente me gusta hacer un seguimiento del videoclip que vas a hacer o de la portada, me gusta poder controlar eso un poco, porque al final forma parte de tu obra, y trabajas con un equipo pues tendrás que quedar contento con el conjunto. La portada, es que no fue complicado, habíamos estado trabajando, yo le explicaba, le mandé el disco, hablaba con él, quería algo con fuerza, algo así voodoo por lo del mambo zombie, suelo reunirme con los diseñadores y tol rollo para comerles la olla… (Risas). Y decir más o menos la idea que tengo en la cabeza, explicarle el espíritu del disco, el rollo que lleva. Por eso la portada es tan colorida. Y la verdad que hizo la ilustración y, bueno, luego hicieron los retoques, pero fue ver la ilustración y decir “¡Yeah! ¡Esa!”. No hubo que comerse mucho la olla, pero sí es verdad que hay mucho curro, aquí por parte de Rubén se ha pegado un tute de currar durísimo, porque él lleva también la discográfica, es nuestro manager,  y tiene su sello de música, y hacer mil cosas más, y, la verdad, que ha sido un curro grande, pero todo tiene su sentido, por eso estamos tan contentos. Nos ha salido un disco redondo, nunca mejor dicho, todo tiene que ver y nos hemos currado la imagen, para que salga bien.

ESKORZO

Yo las había denominado “Maracalaveras” a las calaveras del disco.

Si, las maracalaveras (Risas). El rollo de las calaveras saliendo, tocando. Queríamos darle ese rollo de “chi-chiqui-chi-chiqui-chi” a las calaveras. Además es un disco muy canalla y ronda por ahí el afrobeat, que es muy oscuro, el voodoo y la música afrocubana, que tienen como un algo oscuro, como una fuerza.

Hemos hablado de que te gusta controlar un poco los videoclips.

Del videoclip de Suave me hice yo el story board.

Vi en él un rollo “Breakind Bad”.

Sí, sí, si es que a ver, puedes tener ideas ahí muy galácticas o puedes tener cosas así. La trama era fácil y los exteriores los teníamos relativamente cerca de Granada, porque disponemos de desiertos, no están en Almería pero pegadito. Y la movida es currarte tu ideílla, y contar con buen personal que te lo grabe.

Presente el voodoo también al final del vídeo.

Si, por supuesto, si es que va todo encadenao, esta todo pensao.

Yo noto mucho chamanismo, ¿no?

El chamán, de hecho, que sale haciendo ese papel, es chamán de verdad, ha comido ayahuasca 500.000 veces, ¿sabes? Te adelanto un poco que va en relación con el vídeo del Mambo zombi que vamos a sacar, vamos a grabar 2 o 3 videoclip más y queremos interrelacionar todos, dejando un poco el final abierto para poder interrelacionarlo.

Buscando algún detalle en el videoclip de Amenaza fantasma, me reí al darme cuenta que estaba viendo la cristalera del trono de hierro (Juego de Tronos)…

Es que es “Juego de Tronos” (Risas). Hay algunos detallitos por ahí ocultos de este rollo.

¿Te gusta “Juego de Tronos”?

Si, me encanta “Juego de Tronos”.

¿Sigues la serie o lees los libros?

Sigo la serie, por perro (Risas). Perro total, me gusta mucho Tolkien,  y no he seguido el libro porque no me ha enganchado, soy muy perro. Me pones la serie y está muy bien hecha, está guay, y estoy como agua de mayo esperando la temporada que viene , que se ha quedao eso ahí… Pero no quiero saber na, ¿eh? No me digas nada (Risas).

No, no, yo quiero que te mojes y que me digas como crees que va a ir resolviéndose la trama.

Yo creo que los caminantes blancos esos llegan a las puertas de Desembarco del Rey diciendo “tengo fríooo, abre” (Risas). Es que la movida que está tan abierta la serie, es todo muy amplio, tío, y cualquier personaje que crees que va a ser importante de repente le cortan el cuello, y mola. Por eso se llama “Juego de Tronos”, es fantástica pero a la vez realista. No es Tolkien, ahí salen tetas, culos, muertes, conspiraciones a piñón, por eso creo que engancha, está muy bien hecha y la trama está súper guay, a todos los frikis ahí que nos mole un poquillo… Yo cuando vi los gigantes “Buaaaaaaah Diooooooooos qué guay, qué guay” (Risas). Y se quedó en toda la magia, yo creo que ahora habrá… Yo qué sé, a ver por dónde salen los guionistas, que son unos cabrones.

¿Tienes algún personaje favorito?

El enano, siempre. Pero que ese mañana muere, lo mismo, ese mañana a tomar por culo (Risas).

Recomiéndame alguna serie.

Pues mira, en Alemania nos vimos del tirón “True Detective”. Me pareció genial, los personajazos ahí y un thriller puta madre. “Black Mirror”, que es una serie de mini episodios con el rollo de lo de la tecnología que hablábamos antes, y qué mas… “The Walking Dead” evidentemente, aunque son lentos, son muy lentos, viene un episodio que sale un zombicillo, y luego que no tenemos agua, que estoy resfriao, movidas así, pero está guay, porque es muy psicológica, una situación tan post apocalíptica, que estás ahí tu solo y es la jungla total. Me mola por el rollo del personaje, de lo chungo que tiene que ser no fiarte de nadie, todo el día acojonao. Pero le falla mucho, le falla mucho, que te muerde un zombie y no lo ves venir. ¿Estas en una explanada y te sale por detrás el zombi? Así juntillo, viene el zombie, colega, ¡¿cómo va ser?! ¡Si huele peste un zombie! (Risas) Y ahí dando voces desde por ahí.

Pero “True Detective” me flipó y “Black Mirror” también, además está muy guay porque puedes ver un episodio, no hay que seguir toda la serie, son episodios independientes y mola.

Cortamos cabezas con “Juego de Tronos”, política chunga, hablamos de zombies con “The Walking Dead”, casos sin resolver, y estamos controlados por la tecnología, ¿cómo ves el panorama? Cultural y socialmente está complicado, pero quizás deberíamos hacer algo para compartir ideas y activarnos, ¿no?

Ese es el presente yo creo, y poco a poco. Siempre ha estado complicada la cosa. En la Edad Media estábamos peor, las cosas como son. Bueno, hay gente que hoy en día vive como en la Edad Media, desgraciadamente. Yo soy internacionalista, no hablo de mi sociedad, hablo del ser humano y cómo vive por el mundo. La verdad que todavía nos queda mucho por hacer, pero creo que también nos han vendido la palabra “utopía”. Su significado no me gusta para nada, es algo inalcanzable, y nos lo han vendido para que creamos que son inalcanzables las cosas y que no se puede, si nos hubiéramos creído que los derechos laborales eran una utopía… Hombre, ahora nos los están quitando otra vez, evidentemente, ahora estamos volviendo mucho más rápido que antes, pero cuando salió todo el tema de los derechos del trabajador con la revolución industrial, si no lo hubiéramos luchado y hubiéramos creído que era una utopía, no los hubiésemos conseguido… Mira China, al final es en lo que estamos desembocando, estamos tomando a los peores como ejemplo, esos que te están hablando de competitividad, de que hay que currar y ser mano de obra barata, desgraciadamente en este país los políticos, se han encargado, y se están encargando, con la educación que le están dando a la juventud de que sea mano de obra y no protestar, y tener 3 o 4 curros para poder vivir malamente, y que no te protestes mucho y no leas mucho, pero estás muy guapo de abdominales, pero a currar como un cabrón por 2 duros…

¿Y qué mas? De cortar cabezas… Creo que la solución, gracias a las nuevas tecnologías y tol rollo, está el poder comunicarse. Coño, hace na, unos policías se han cargado en USA a un indigente que lo detienen de una manera un poco así y le pegan cuatro tiros con el tío tumbao. Eso está grabao por un móvil y gracias a eso también se pueden denunciar injusticias sociales. Creo que en el presente tenemos que hacer un buen uso de las nuevas tecnologías y utilizarlo para intentar cambiar las cosas, y sólo podemos hacerlo con actitud y con voluntad de querer cambiarlo, yendo a votar.

Haría falta una buena educación para estas nuevas tecnologías, ¿no?

Esa es la base toda. Si tú a la peña le das una herramienta sin saberla cómo usar, pues probablemente le de un mal uso. Es lo que nos hace falta, pero, en general, nos hace falta educación por los cuatro costados, de todo. Yo lo flipo con la peña en las redes sociales; si te digo la verdad tengo un Facebook al que no hago ni puñetero caso, y lo tengo por que también tenemos el Facebook del grupo y lo tengo un poco mas de cara al proyecto… Pero si yo fuera fontanero, pa qué me iba a estar poniendo en Facebook “pues mira lo que estoy comiendo y mira qué guay”. La peña tiene la autoestima por los suelos y quieren su momento de gloria, su momento de fama, y se graba pegándole una patada a una mujer en mitad de la calle, porque a veces somos capaces de hacer la gilipollez más grande con tal de tener nuestro momento de gloria, y creo que la educación, sobretodo la educación emocional, el ser mejores personas, superar las frustraciones, el ser más felices, es la carencia y es la asignatura pendiente, nunca mejor dicho. Entonces también puedes ver todas estas gilipolleces. También veo cosas maravillosas por la red, tío, y me entero de cosas. Veo artistas plásticos, musicales, de cine y veo cosas de puta madre… Es el uso que le hagamos, como tú has dicho: se trata de educación.

Vamos a cambiar de tema un poco, ¿cuál es tu videojuego favorito?

“God of War”, el I y el II, el III no lo pude jugar, porque ya no me lo compré. Me lo dieron con la consola y tol rollo, y me enganché a ese juego mucho y me gusto un montón.

¿El cómic que más te ha marcado?

La verdad es que no soy muy lector de cómic, pero sí me gusta mucho El Jueves. Hay una que me gusta mucho que me parece súper sexy, el de la prostituta (“Clara… de Noche”). Me gusta mucho la estética que da el dibujante, aunque me gusta mucho el arte gráfico. Lo que pasa es que no soy consumidor de cómic, yo me quedé en “Mortadelo y Filemón”, aunque luego a posteriori volví a leer alguna aventurilla y he dicho “buah, qué malo” (Risas).

¿Qué hubiese sido Toni en otra vida?

Pues yo creo que…. Espérate, anda que también… (Risas).

¿Científico quizás?

Me gusta mucho la ciencia, sí. Además fui de Ciencias, estos lo saben bien, me sé todo lo que hay que saberse del universo, bueno todo no (Risas). Sobretodo por documentales, es algo que me gusta mucho, que me llama; “Redes”, Punset, que es un buen divulgador, me mola. Me mola porque creo que la verdad empírica es la más pura, la otra puede venir siempre maquillada, pero la física es la física y la química es la química, y lo demostrable es mas creíble que el resto de cosas, entonces me abrazo mucho a la ciencia y me parece apasionante. Además soy también súper fan de Carl Sagan, no sé si le conoces, un personaje bastante interesante, hay un video en YouTube, donde describe la última fotografía hecha por la sonda Voyaguer, creo que es desde Saturno, se giró, giraron las sondas y sacaron la foto, la Tierra desde allí que es un punto de luz, es como una estrellita pequeña. No sé si lo habéis visto, se llama “pequeña mota de polvo”, y hace un monólogo cojonudo sobre “en esta pequeña mota de polvo han estado todos los imperios, hemos llorado, se ha derramado sangre por las religiones…” y hace un desarrollo cojonudo de lo pequeño que somos al final, de lo muy importante que nos creemos y lo efímera que es nuestra existencia, y que estamos aquí dando vueltas en una estrella a 60.000km por hora, y flotandillo en una roca aquí, que no nos caemos, nos hacemos a veces los problemas muy grandes. Por eso me gusta, me hace sentir pequeño, y me hace quitarle hierro a cosas que hay que quitarle hierro.

ESKORZO

Sé que me vas a decir que todas, pero, ¿cuál es la canción con la que más disfrutas y ves a la gente disfrutar en vuestros directos?

Pues últimamente con el Suave. Te lo digo de verdad que el Suave. Cuando llega ahí con el “chi-chiqui-chi- chiqui-chi” digo “Eeeeeh” (Risas). Porque tiene un tiempo medio así, muy vacilón, y no sé, qué te mola mogollón, y que me la pongo en mi casa y la puedo escuchar entera, que normalmente grabas disco y lo escuchas un poquito después para  ver cómo ha quedado y probablemente no lo vuelvas a escuchar en tu vida, y cuando lo vuelvas a escuchar te pongas a decir “Eeeh, ¡hostia! ¡Pero esto qué es!” (Risas). Porque ya interpretas la canción seguramente diferente de cuando la habías grabado, al luego escucharla y la interpretas de otra manera. Me ha pasado además hace na, que compuse una canción para “Paraísos artificiales”, además una de estas raras que teníamos por ahí, el Espantasueños, una pesadilla ahí, y yo digo “jo, qué frikada”.

Pero ahora, por ejemplo, disfruto mucho con todas, pero con esta más, para serte sincero, hasta que venga mañana y disfrute con otras. Disfruto mucho tocando, creo que ese es el secreto. Aunque hay veces, te hago una confesión que no hacen mucho los músicos, pero justo antes de tocar, muchísimas veces no tienes ganas, no te apetece, o sea, sería lo último que harías, lo primero que harías seria irte a dormir, decir “por favor que me he acostao ahora, no quiero salir…” (Risas). Pero “ahora” hay que salir, y hay que salir a tope. No sé si serán los nervios, es mucho el cansancio, porque la verdad que la vida en la carretera es mucho desgaste entonces llegas y a lo mejor son las 2 de la mañana, y te quieres morir. Pero te quieres morir porque además tienes un resacón del día anterior también… Y tienes que salir ahí “Ouuu Yeah”, pero luego al salir tienes el público, el escenario, la adrenalina, que en mitad de la primera canción ya estás diciendo…

Yo me he subido a veces dándome tirones. Una vez tocábamos en Lisboa y tocábamos al día siguiente en Alicante, y fue dormir 3 horas, recorrer toda España, llegamos súper tarde, la gente ya estaba esperando en la sala, llegamos y yo me bajé y, hostia, de estas que dices “¡aaah!” te da aquí un tironaco. Yo decía, tío, esta noche me voy a desmayar, si es que no teníamos fuerzas, la voz hecha polvo… Y esa noche no me acosté, no me acosté. Terminé de tocar, fui de marcha, y es que tiene un enganche, y aunque sea por nervios o te de cosa, una vez que sales es brutal, y después ya tal chute de adrenalina, de buen rollo y de felicidad que creo que es eso a lo que estamos enganchaos, a esa sensación de haber hecho disfrutar a la peña, de haber disfrutado, de ese cruce de miradas que tienes con el trompeta que lo has visto “¡wooooo!” y dices “coño, lo estas flipando tío, de puta madre” (Risas). Sobretodo, cuando tienes muchos bolos, habré tocado unas 1.000 y pico veces en mi vida, si en Alemania van unas 200 y pico, yo he perdido la cuenta, pero te has subido muchas veces a un escenario y, puede parecer que a veces pues te acabar acostumbrando, pero creo que si alguna vez me pasa eso, y me subo y veo que no me pongo nervioso, me bajo del burro, me pongo a pintar o yo qué sé.

Para terminar, hazme una recomendación musical, algún grupo, algún disco que hayas escuchado hace poco y te haya gustado.

Mmmm, mira hay un grupo catalán que hacen rollo entre rock psicodélico, un poco indie, se llaman Cuchillo, que me molan, son así muy místicos. Y hablando de mística y todo ese rollo, recomiendo encarecidamente una gente de Murcia que se llama Bosco, como el pintor, que, la verdad, han sacado un disco doble, cada disco tiene un nombre (El Elixir Mágico y Una Hoguera Nueva) y la verdad es que me flipan, porque mezclan un montón de música, desde reggae a psicodelia, y lo mezclan mucho con teatro, llevan una actuación que es una mezcla de teatro con faunos, rollo “Sueño de una noche de verano”, y las letras están súper guays, hacen queimadas, muy brujos, muy místicos, muy lisérgicos, y muy buenos. Nosotros somos muy especialitos, ¿sabes? Y es el disco que llevamos en la furgoneta desde el primer día que nos lo dieron en Murcia; de estas que pones el disco y todo el mundo callao en la furgoneta, y pasa una canción y pasa otra, y otra, y te mira el compi y dice “¿Había dos, no? Ponte el otro” (Risas) ¿Sabes, no? De puta madre, flipando, nos gustó mucho.

¿Quieres añadir algo más? Totalmente libre, como ha sido la entrevista.

Pues, que gracias a vosotros por tener estos espacios y por hacer una entrevista tan profesional, de verdad, que me ha parecido cojonuda. ¿Ves lo que hablábamos antes? Pues cojonudo tío. Y a la gente, que persigan sus sueños y que trabajen mucho, pero que lo persigan y no se dejen engañar porque todo es posible.

Muchísimas gracias a Toni, a Rubén por la paciencia, la humildad y las facilidades.

1 Trackback / Pingback

  1. ¡La direccion esta decidida! AlRumbo Festival trae nuevas confirmaciones | Cultura Fetén | Fanzine digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s