Últimas noticias

Street Dreams, respirando Hip Hop hasta la medula

streetdremas

Por desgracia, debido a mi horario laboral no pude asistir desde el inicio, ni pude quedarme hasta el final del evento, que no finalizó hasta pasadas las 4:00 de la madrugada, de todas formas os voy a contar lo que yo vi por este festi de Hip Hop. Llegué a Fuenlabrada pasadas las 21:00, en la fachada exterior estaba el certamen de graffiti, que como otros años mantenía un nivel increíble. Crews como TCK habían dado colores y volúmenes a gran parte del muro y desde la carretera algún coche reducía la velocidad para poder ver lo que ahí se cocía. Por fuera el ambiente ya se notaba festivo y había mucha gente de un lado para otro, y sobre todo de botellón, porque no se podía introducir bebida al recinto.

Cuando entré ya se encontraba sobre la tarima el señor Néstor A.K.A Nestakilla. Este canario hace su vaina, real, y le echa ganas caiga lo que le caiga. Durante su bolo no había demasiados asistentes, pero supo devolverles el cariño que le ofrecieron y darles el 100% con un directo lleno de casta y marcado por ese particular “asento” canario que le da un rollazo increíble.

Tras Nestakilla llegaron Ganjahr Family cargaditos de riddims y reggae buenrollista para todo el mundo. El ambiente se fue cargando con humo y la buena vibra se fue pasando contagiando tan rápido que en un abrir y cerrar de ojos apareció Endikah en el escenario para presentar su trabajo “Utopía”. Alguna de la gente que deambulaba por el recinto se reunió frente el escenario para disfrutar de este directo, el ambiente fue viniéndose arriba poco a poco hasta que llegó el momento en el que “los nocturnos” subieron al escenario: Lone, Ceerre y Foyone, y el público se desgallinó para corear el tema. A partir de aquí la gente se volvió on fire. Tras los nocturnos subieron el resto de componentes de 935 hasta el final del bolo y el ambientazo no cesó ni después de finalizado el directo, que dejó un gran sabor de boca generalizado.

Después de este directo todo el mundo esperaba a DjKanzer, ya que era lo marcado por el horario de la organización que sufrió algunas variaciones, en vez de eso subió Lone con Bombony Trampontana, quienes para mi fueron la gran sorpresa de la noche. Nunca los había visto en directo y me quedé flipando. Directos, contundentes y enérgicos, cada base controlada como si de un tirititero se tratara. Las canciones que había escuchado en sus trabajos cobraban una forma distinta y llegaban con fuerza y nuevos sentidos. Los chavales lo reventaron de lo lindo. El momento de Powermoves fue increíble, se podía ver el trabajo que hay detrás de este directo, que hizo que el ambiente no decayera ni un instante.

Detrás de este directazo llegaron Erik Urano y Zar 1, dejando claro que los de Bucktown (Smif-N-Wessum) llegarían un poco más tarde. Estos viajeros espaciales llegaron a Fuenlabrada para repartir fracturas de cuello a golpe de los ritmos rotos y psicodélicos que Zar 1 lanza. Por su lado, Erik repartía las rimas y frases que se desmarcan de la línea habitual de la escena; es su rollo, un rollo que en ocasiones resulta difícil de entender, o te gusta o no te gusta, y lo mejor que puedes hacer es callar, observar y aprender en el segundo de los casos. Fueron cerrando con Keep walkin’ dejando a todos los presentes electrocutados tras el  viaje cosmonáutico que nos ofrecieron.

De buenas a primeras subió Dj Kanzer que se situó por detrás en el escenario, lo que significaba que no quedaba mucho para que comenzara su pinchada, que a priori precedería la llegada de los americanos. En cuestión de minutos se arregló el cambio y Kanzer comenzó recordando al recientemente difunto Sean Price. Para calentar el ambiente introdujo un par de temas más, y al poco tiempo comenzó a pedirle al publico ruido para que subiera SmifNWessum, la gente respondió poco a poco porque nadie esperaba que Kanzer fuese quien pinchara para los de Bucktown, pero al escuchar la voz de TEK el publico se fue volcando.

En un pis pas estaban ahí plantados Smif N Wessum junto con Dj Kanzer a los platos. La barrera lingüística no se notó tanto como en otros conciertos a los que he asistido y, en general, el público respondió a todo lo que pidieron los americanos. Estos ofrecieron un directo sencillo, sin muchas florituras, pero dejando claro que venían a disfrutar. Al poco tiempo de subirse a la tarima decidieron que querían sentir un poquito de calor y se bajaron para estar entre el público. A la vuelta a las tablas invitaron a un par de b-boys para que hicieran unas entradas mientras que Kanzer pinchaba de algunos de los temas más representativos de la escena americana: sonaron canciones de Wu Tang, Tupac o Biggie entre otros, haciendo que todos disfrutásemos durante un rato de esos himnos que nos han acompañado durante años. Como no podía ser de otra manera, fueron cerrando con su famoso Bucktown, momento en el que gran parte del público celebró con ganas; se despidieron de todos mostrando un cariño impresionante.

Pronto las luces se tornaron verdes y la gente se acumuló ante el escenario, llegaba la hora de uno de los platos fuertes de la noche. El reptiliano volvía a Fuenlabrada para repartir dólares mentales entre los asistentes y todos estábamos expectantes. Foyone hacía su aparición y se subía al escenario. El recibimiento fue atronador y la gente comenzó a cantar con él desde el minuto cero. Cada canción y cada “RapSinCorte” fue coreado por la masa que estaba entregada. Sceno McClane se encargaba de jugar con las bases y de darle un nuevo ambiente a algunas partes de los temas. Está claro que Foyone tiene las cosas muy claras y sabiendo que hasta noviembre no presenta su nuevo trabajo, “Jaula de oro”, nos ofreció un directo para disfrutar. Un tema de cada trabajo y el resto del bolo se componía de algunos de sus “RapSinCorte” más emblemáticos. En más de una ocasión los dedos señalaron al cielo y fueron seguidos por miradas que buscaban luces sospechosas. Cada uno de los presentes lo vivió a su manera, pero todos estábamos conectados a la misma fuente de energía, la del reptiliano, que desde luego no dejó a nadie indiferente.

Tras la abducción llegó la vuelta al barrio. Hacía mucho tiempo que no teníamos la oportunidad de ver a Elio Toffana por Madrid. El colectivo Ziontifik  se subía a las tablas: Dano, Kuma, Nethone, Elio y Cabal, comandados por los beats y ritmos que lanzaba Tony Karate desde los platos. Cada uno de los elementos que forman este conjunto es un nombre propio, un planeta distinto, un estilo, un arma, juntos forman una autentica guerra acústica. Karate induce al trance a estas bestias que a través del micro reparten frases con distintas texturas y matices, rimas cargadas de mala leche y reflexiones que golpean violentamente los tímpanos. Su directo es acojonante, tanto por las dosis de energía como por la compenetración que muestran, cada uno de ellos aporta su esencia y el resultado de esto es una contundencia que hace crujir el cuello hasta al más tranquilo de los presentes.

El bolo fue redondo, pero eran las 3 de la noche muy pasadas y yo al día siguiente tenía un duro día de madrugón y curro. Pude ver cómo antes de finalizar el concierto subían el Hombre Viento y Dj Kapplan para preparar las cosas para el concierto de Suite Soprano que iba a continuación. Tenía ganas de quedarme, me flipa el trabajo que hacen estos chavales y nunca he podido verlos junto con el Hombre Viento, y sé de buena tinta que añade una atmósfera increíble a los conciertos, pero el cuerpo me exigía descanso, mi cerebro le daba la razón y mi hogar se encontraba bastante lejos como para quedarme allí, además que permanecer en este concierto supondría hacerlo al de Malajuntera también y eso era un autentico suicidio.

Por ese motivo decidí abandonar el recinto, ya que como se dice en estos casos “soldado que se retira, vale para otra guerra”, y en otra batalla nos veremos las caras, con más tiempo y más fuerzas de las que tenía en ese momento. Fue una lástima perderme el inicio con Tone, Fran el Largo y la Tocha Pro, Gata Cattana, Ebano o Charly efe, pero mi horario me lo impidió. De todas formas y después de ver el ambiente que había por allí, de buen seguro hicieron un buen papel cada uno, por desgracia yo no puedo contároslo personalmente. Lo que sí os puedo garantizar es que fue un evento fetén donde se respiro Hip Hop de principio a fin.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s