Últimas noticias

Tote King: “En este disco he sido más valiente que en ninguno“

Foto: Albert Vaquero.

Entrevisté a Tote King con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, “78”, un trabajo compuesto por 17 pistas con estilos e influencias muy diversas, que se mantiene en la línea de este artista que siempre está dispuesto a reinventarse. Además de hablar del nuevo LP, charlamos sobre su necesidad continua de evolucionar en su estilo y de lo cansado que está de las comparaciones con “el Tote” de trabajos anteriores. Conversamos sobre otros proyectos, sus gustos musicales, o de la nueva hornada de Mc’s, entre otras cosas, siempre con la sinceridad que caracteriza a Tote, “un tipo cualquiera” que no tiene pelos en la lengua.

 

Lo primero de todo, así viendo el titulo de tu disco, “78”, a mí lo que me vino a la mente es que es el año de tu nacimiento. Entonces, no sé si simplemente porque te apetecía o si guarda algo más para ti.

Bueno sí, lo puse más que nada por mi quinta. Porque tengo recuerdos de mucha gente con la que iba al cole y gente de mi generación que luego han acabado dedicándose a cosas artísticas, tío. Colegas que son guitarristas de flamenco profesionales, gente que se ha dedicado al indie, al rock… No sé, tío, que no es que sea gente que digas “hostia claro, es muy fácil encontrar a tus iguales cuando ya eres mayor”. No, son gente con los que iba al cole. El otro día me lo comentaba un colega, “hostia, tío, de la generación del Sor Ángela, que era el colegio al que íbamos, hay mucha peña que luego se ha dedicado a cosas creativas y eso”. Era un poco reivindicar y mandar un saludo a la gente que ha vivido exactamente lo mismo y se ha criado con las mismas series, la misma tele, la misma literatura, ¿no?

“Pa eso viniste, con sangre y sudor, robando cordones, pero ya no te enfadas. Maestro del Mic, viniste, viste y venciste. Con autoridad, como David Bravo hablando de la propiedad intelectual, el premio no es pa ti, pero tranqui que no te rallo, sé que tienes mucha Malamadre y no eres sofisticado, como Alfonso Díez. Será por eso que te pasas todo el día entre barras, hasta que te pones como King Kong, engorilado leyendo los Ranciofacts de Pedro Vera”. Los títulos de tu disco parece que cuentan una historia paralela a lo que contienen luego, cuéntanos un poco como has ideado este trabajo y como ha sido su desarrollo.

(Risas) Eso ha estado de puta madre, tío. Pues las colabos y el desarrollo de los discos salen casi solos. Porque empiezo a hacer canciones yo, cuando tengo 5 o 6, y más o menos empiezo a ver que el disco tiene un colorcito o voy tirando por un lado, ya empieza a pedirme el cuerpo meter colabos y ya digo “hostia, vamos a ver qué podemos hacer para darle una pincelada de otra manera, que no sea solo yo en todas las canciones”. Entonces ya se me van viniendo a la cabeza, uno u otro, empiezo a pensar quién podría ir bien allí o aquí. Los títulos también son una cosa que no es tan importante en mis discos. Creo que nunca en mi vida he puesto un título y he dicho “vale, este va a ser el tema” y después empiezo escribirlo, sino que escribo una canción y después al final del todo es cuando le coloco el titulo y le pongo la sensación que me ha dado la canción. Pero no soy un tío rallao ahí con los títulos, ¿sabes? No es una cosa que le de tanta importancia.

Le doy mucha más importancia a escribir la letra y las colabos de este disco, ostia. Yo creo que son de las que más enriquecen toda mi discografía. No sé, en el “T.O.T.E” tenía a Chico Ocaña de Los Mártires, y he tenido alguna vez alguien que hace algo distinto, pero creo que en este he sido más valiente que en ninguno, porque no ha sido sólo en un sitio concreto, está Andrea de O’funkillo, está El Canijo de Jerez haciéndose solos de flamenco, he trincado producciones de música más moderna… He hecho de todo, tío.

Tambien he visto que tienes por ahí a Chyno Nyno, que me ha sorprendido bastante porque generalmente es muy criticado el reggaetón dentro del rap, algo que en un tiempo tampoco te molaba mucho, pero que luego defendiste.

El Chyno Nyno dentro de que es un rapero puertorriqueño y hace de todo, porque esa gente hace de todo, él es de los que más rap hace. Pero vamos, que igualmente mi posición con el reggaetón siempre ha sido que, bueno, yo no recuerdo si lo critiqué en algún disco antiguo o lo nombré, pero es una música que yo no consumo nunca, pero que me niego a que la peña, como pasó con la zorra esa del Factor X que echó a los dos latinos del programa que se presentaron al concurso de talentos allá por 2008 y yo hice una entrevista que aproveché y me metí con ella, y dije que me parecía fatal, ¿no? Lo que no soporto es que la gente tache ese estilo de música porque le salga a ellos de los cojones, cuando a mí me parece infinitamente más ridículo el indie, y me parece más falso además.

Porque el reggaetón no esconde nada. El reggaetón te está diciendo que te quiere follar, o que quiere bailar contigo y sudar en una discoteca, y el indie va de etéreo, va de “Oh” y, en realidad, son mucho más golfos que los del reggaetón. Me parece más falso. Por lo menos los latinos que hacen reggaetón son de verdad, son ellos. El indie es una treta para llevarte a la chavalita con una pseudo poesía barata, que casi nadie me gusta cómo lo hace y que te digo abiertamente que me parece mucho más cochambroso que una canción de reggaetón, ¿sabes? Pero también te digo que el reggaetón no lo oigo.

El indie va de etéreo, va de “oh” y, en realidad, son mucho más golfos que los del reggaetón. Me parece más falso.

Yo no te considero un purista en ese sentido, además que en todos tus trabajos siempre has metido guitarras y cosillas distintas. Se te han visto influencias, y en este tienes sonidos de soul, jazz, trap, como me has ido comentando, rollos más electrónicos y de rock. Para mí, siempre en mi cabeza lo he pensado, cuidas las letras, los tiempos están clavados, pero claro, ¿cuánto tiempo dedicas a elegir las bases y cuanto dedicas a meter la voz en ellas? Porque me parece un flipe.

Joder, sí, pues mucho, tío, mucho. Ayer mismo hacíamos una entrevista, no me acuerdo si era con la gente del ABC o con quién, pero se lo decía. Mira, yo tengo un talento que no sé hasta dónde llega, porque tengo una voz limitada, tampoco tengo una voz con el torrente de otras personas que tienen una voz dotada, ¿no? Tengo una voz quebrada, una voz curiosa, rara, y puedo tener un cierto talento para escribir, pero cuando se acaba, de lo que sí estoy seguro es de lo que viene después, del tiempo de trabajo.

No sé hasta dónde llega mi talento, pero mi trabajo sé hasta dónde llega y es una barbaridad lo que le echo. Además, no lo digo ahí con pesar, lo digo con alegría, porque tengo mi propio estudio de grabación. Cuando empecé a pillar dinero de la música supe cuales eran mis prioridades, ¿no? Yo pillé una casa y pillé un estudio, y mi estudio es como mi oficina, tío. Además no voy allí a regañadientes, voy allí a pasarlo de puta madre. Tengo mi estudio, tengo mi equipo, aprendí a utilizar el Pro Tools y yo me grabo solo. Es un gustazo. No tengo un horario fijo, puedo ir cuando quiera, me voy a las 3 de la mañana, tengo un sofá cama que a veces me quedo allí a dormir, y para hacer este disco, bueno ya desde “Héroes”, el disco con mi hermano, empezamos a funcionar con mi estudio y es una gozada, tío. Es como… No sé, es como si un escritor tuviese su escritorio soñado delante de una ventana idílica y pudiera decir “ostia, que maravilla poder escribir ahí“.

Lo que más me gusta de este curro es escribir, crear canciones, casi te diría que más que dar bolos.

Pues igual, mi estudio está guay, está en una zona chula, está muy bien insonorizado, por lo que no tengo problema con los vecinos y es una pasada. A mí me gusta escribir, es lo que más me gusta de este curro, casi te diría que más que dar bolos. Me gusta tocar, mucho, pero lo que más me gusta es crear canciones. Dedico mucho tiempo, como has dicho, a elegir las bases. Cada vez que me pongo a hacer un disco empiezo ya a pegarle un toque por mail o por teléfono a todos los colegas que producen y les digo “señores, empiezo disco, empezad a mandarme cosas”, y las selección es, vamos, brutal. Tener delante un montón de instrumentales, no sabes por qué lado tirar, te gustan 30, pero ahora, de repente, esta ya no te gusta, te gusta esta… Es un trabajo de chinos, ¿sabes? Pero bueno, al final es lo que me gusta, me lo paso bien.

Al final creo que siempre valoramos un poquito más el resultado. Nos ha llegado el disco, ha quedado de esta forma, “imagino que el productor habrá encajado la base de tal manera”. Pero yo veo que por detrás hay un curro de la ostia para que en ese beat entre la voz. Que hay veces que la frase la tienes que acortar de una forma o sacrificar por un lado.

Sí, es mucho curro de eso. Tienes razón, tío. Otra cosa que me gusta mucho y siempre lo he dicho: me gusta tomarme esto un poco como si fuese un deporte, para superarme, ¿no? Si soy un saltador de altura… Pues si en 2007 empezó a hacerse más rap de club, más discotequero, yo no era discotequero, pero hice algunos temas de ese palo porque quiero saltarme esa valla. Ya hoy, por ejemplo, está el trap, ¿no? Pues me suben la valla tío, porque yo no soy un chavalito, pero me hago un par de temas de trap para demostrar que puedo estar fresco en esos estilos también.

Es otra de las cosas que hay gente de mi quinta, o de otras quintas, que se estancan en un palo o en una década y como que se mantienen muy fiel a eso, y yo me quito el sombrero ante eso, pero ese no es mi estilo. Yo quiero ir creciendo con la música y si la música crece y varía, yo quiero crecer y variar con ella, por lo menos coquetear con ella. Si ahora viene el trap yo no voy a dejar de hacer uno o dos temitas, tío, y si mañana se pone de moda un estilo nuevo yo quiero tantearlo para ver cómo me desenvuelvo en un beat así, porque me gusta mucho retarme con los BPM, con los ritmos. Hay un tipo de ritmo que yo domino, yo sé que en 5 horas tengo un cacho escrito en un beat de 90 BPM. Un beat que vaya a un tiempo normal, pero a 70 BPM, uno de estos ritmos lentos a doble tempo como los de ASAP Rocky; eso ya requiere más tiempo, y tienes que darle más vueltas para encajar las palabras ahí, y para mí eso es un reto y yo quiero así, ¿sabes?

Yo quiero ir creciendo con la música y si la música crece y varía, yo quiero crecer y variar con ella, por lo menos coquetear con ella.

Tote King entrevista "78"

Siempre lo has dejado claro, haces lo que a ti te sale de los huevos y no lo que los demás quieren que hagas en ese sentido, y eso también ha hecho que muchos seguidores, digamos, se conviertan en detractores y generar nuevos seguidores distintos. Quizás por ese hecho de esa competición contigo mismo. Yo creo que todos los que te hemos seguido necesitamos como un periodo de reflexión con tus trabajos, sobre todo para asimilar las bases nuevas, los flows nuevos y que hay mucha gente que se queda en eso, en “yo quiero ‘Un tipo cualquiera’”, pero tú siempre te has mantenido pegando tiros como Chuck Norris en sus pelis para todos los lados, metiendo flows nuevos intentando añadir algo y creo que eso es algo bastante loable.

Gracias, tío, menos mal porque a veces eso es complicado.

Creo que en este disco te has quitado una espinita quizás con V.V.V., tirándole un poco a esa gente que no deja de comparar y de buscar al Tote del pasado, ¿no?

Sí, además me gusta bastante ese tema, es muy sencillo, pero me gustó mucho como quedó el beat y los arreglos de guitarra y todo. Y sí, es cierto, yo estoy muy cansado de eso, tío, muy, muy cansado, y se lo digo siempre a la gente. O sea, yo no sería nadie ni estaría trabajando de esto si no fuera porque la gente me ha respetado, ha respetado mi música y la consumido, y ha ido a los conciertos y ha comprado mis discos, y, joder, me debo a ellos, pero me debo a ellos hasta un cierto nivel, ¿sabes? Yo trabajo, y trabajo como un mulo, y ellos no lo ven, tío.

Me gustaría que hubiera un agujerito en el estudio para que vieras lo que te acabo de contar, para que vieras las horas a las que entro y a las que me voy de allí, y el tiempo que le echo. Y me gustaría decirle a esa peña que a mí, sinceramente, hacerme un disco como “Un tipo cualquiera” o “Música para enfermos” me cuesta media hora. Es que eso es lo que ellos no comprenden. Media hora es una forma de hablar, pero yo, por ejemplo, tengo más o menos puesto lo que yo tardo en sacar un cacho: 16 barras, 20 barras… Pues yo puedo tardar, si estoy inspirado y me gusta el beat, porque esa es otra, si no me gusta el beat no lo hago, normalmente se va fuera, pero si yo noto que me sale algo ahí, venga va, me voy al estudio, 5 o 6 horas, ya tengo un cacho decente, que a lo mejor al día siguiente retoco un poco, tacho dos frases que se me han quedado cojas, pero en 5 o 6 horas.

Pero es que un cacho con un tipo de beat vieja escuela como los de “Un tipo cualquiera” o “Música para enfermos”, un beat como Uno contra veinte mc’s o un beat como Matemáticas, eso lo hago en 20 minutos, media hora; eso es muy fácil pa mí, no requiere ningún reto pa mi. Entonces, si yo hago caso a ese tipo de gente yo caigo en depre, tío, yo no quiero estar en el curro depre, porque para eso me busco un curro fuera y le hago caso a un jefe. Si yo estoy en la música para huir de esa mierda de vida convencional y estoy aquí lo que no voy a hacer es tener otro jefe, ¿no? “Tener al fan de jefe” como digo en Mi política. Yo no voy a ser su esclavo, porque es que, claro, yo entiendo que ellos, la nostalgia y que hay muchos que si que se han quedado anclados en ese sonido, no les gusta el trap, no les gusta la música más moderna, la electrónica, no les gusta que mezcle con rock, no les ha gustado que me mezcle con El Canijo en Premio pa ti… Pero claro, es que si yo no hago eso, yo no me divierto, tío. Para mí es muy fácil hacer lo otro.

Hombre, yo también recuerdo el snippet de “T.O.T.E”, bases como cuando escuché por primera vez Como en casa, que directamente te baja un escalofrío por la columna vertebral, y empiezas a temblar.

¿Cómo sonaba esa base, tío? ¿Te acuerdas cuando salió? Yo estaba flipando… Joder, si esa base era para 50Cent, tío. Ese productor es un tío que produce a un montón de extranjeros, es de Australia el notas y es un crack. Me hice colega del notas por internet y empezó a mandarme instrumentales y esa en concreto me dijo “bueno, como eres buen cliente y ya me has pillado un par de instrumentales te voy a pasar un pepino que me acaba de decir 50Cent que no, que me parece increíble”. El tío estaba picao porque 50Cent le había dicho que no, y cuando llego yo dije… “No me lo puedo creer”. Claro, ese beat, ¿como es ese beat? Para mi gusto ese beat es mucho mejor que todos los beats de “Música para enfermos”. Para mi gusto es mejor el beat de Cómo en casa y la canción de Cómo en casa que todo el “Música para enfermos entero”. Pero claro, no puedo evitar si hay gente que prefiere el bombo caja bombo caja antiguo. A mí eso no me gusta.

Aun corriendo el riesgo de que me mandes a la mierda, y más después de la pregunta anterior… Expones generalmente tus cambios y tus influencias, de hecho, es algo que añades en todos tus discos, pero has mantenido esa línea bravucona y polémica, de “si no te gusta, es lo que hay, tanto para unos como para otros, y el que lo quiera que lo coja”. Pero aun así tengo que preguntártelo, ¿dónde encuentras mas diferencias del Tote de La Alta Escuela o el de Big King XXL al Tote de hoy en día? Aparte de la evolución que me has comentado que te ha ido imponiendo la música también con ritmos nuevos y demás.

Pues aparte de los ritmos, que creo que hay una diferencia musical grande, en el Big King XXL o en La Alta Escuela, sin ir más lejos, yo ahora controlo un poco más de música, porque con los años afinas un poquito más el oído. Te das cuenta que, por ejemplo, en la Alta Escuela hay bajos que están desafinados, hay cosas que son cacofónicas directamente en las instrumentales. Claro, hay chavales que no entienden de música, yo no sé solfeo, pero sé cuándo un bajo está en tono y cuándo no está. En ese trabajo hay bajos que están desafinados, o sea que no le quito peso, que en su tiempo estuvo muy guay sacar eso, y yo me lo pasé muy bien y le tengo cariño a eso. Al margen de la música, donde más he cambiado es técnicamente, algo que la gente no aprecia pero yo sí, es en el cambio de voz, ¿sabes? La voz me ha cambiado, tío. Tú escuchas La Alta Escuela y tenía la voz ahí “la la la”, estaba arriba con un tono chillado.

Con la edad yo creo que las voces tienden a ponerse más grave y tengo más cuerpo en la voz; también está más rota, por lo que está más sucia, pero he aprendido a manejarla mucho mejor. De chico sólo tenía un registro, ahora de mayor tengo más, te puedo cantar una canción más pegada al micro si le quiero dar un tono más íntimo, como la de Ya lo creo, porque quiero hacer algo un poco más profundo entonces la pongo mas pegadito al micro y la susurro más. Que quiero darle un poco más de leña, me alejo un poco y grito más. Tengo más registros y tengo otros flows distintos a los que tenía antes. Antes era metralleo, antes me gustaban raperos que, me siguen gustando, pero que me parecía que eran lo único que había.

Recuerdo que yo era muy, pues como somos todos con 20 años, era muy under y me gustaba toda la peña de Def Jux, me gustaba El-P, Company Flow, esos rapeos metralleta, !papapapa! Me gustaba a tope Rex, los primeros LP’s de Eminem cuando era una puta metralleta. Entonces yo tiraba a eso y yo era un tío que todos mis rapeos eran asfixiantes; hasta que descubrí sobre el 2007 o 2008 que había raperos yanquis y raperos españoles como Solo Los Solo que me fascinaron cuando los conocí y que me cambiaron la vida, que flotaban mejor, tío, y descansé y me cambió el flow. Mucha gente me lo dice, que echa de menos esos flows de metralleo, a mí ya tampoco me dice mucho lo que llaman skills en el rap, prefiero un buen rapeo de Lil Wayne o de Jay-Z contando cosas buenas y con pausas, y entonaciones que un tío papapapa haciendo filigranas. De chico me impresionaba más, ahora ya no. Entonces yo creo que en eso he cambiado mucho. Ya no meto 10.000 en mis rapeos por demostrarle a nadie como rimo de rápido o de elaborado, ¿sabes?

Como ya has ido comentando, has tenido muchos problemas a la hora de hacer colaboraciones. Ha habido gente más crítica con las colabos y demás. A mí personalmente con Chico Ocaña en El Tendero, puf, te saliste…

Estuvo guay el tema, a mi me gustó, tío.

A mí me partió. El tema no me lo esperaba y cuando escuché el disco a mí me sonó que flipas, y creo que quedó como “este tío lo tenía bien pensado”. Queda de puta madre, de hecho es de mis temas favoritos de ese disco. Pero como todo, por ejemplo, con la canción de Antonio Orozco también he conocido gente que ha necesitado 5 años para escuchar la canción. Que cuando salió no la quisieron escuchar, la olvidaron y años después se callaron la boca; tampoco creo que sea uno de tus mejores párrafos, pero sí fue un poco el hecho de decir “mira, somos dos artistas de géneros distintos, que nos juntamos y podemos hacer algo que está guapo”. En esta ocasión, como decías antes, has sido un poquito más transgresor y has metido más cosillas. Por parte del rap colaboras con Morodo, NestaKilla, que, por ejemplo, es un tío que a mí me gusta mucho de Canarias.

Joder, Nestakilla es la bomba, tío.

Jotandjota, que también le han comparado mucho contigo siempre, le ha pesado esa losa mucho tiempo, Duddi Wallace… Pero luego, como has dicho, con Andreas Lutz, con el Chyno o El Canijo… ¿Como os ponéis de acuerdo y de qué manera decidís cómo se va a llevar a cabo el tema? La elección de la base, la letra… ¿Lo hacéis juntos o trabajáis por separado?

En el caso de los de fuera, como el caso del Chyno Nyno o Nemir, el franchute, estos son temas que le mando yo ya con mi cacho grabado, y si les mola pues se suma y si no pues no se hace la colabo. Porque ponerte de acuerdo con un tío de fuera y mandarle una base y luego otra… Normalmente suele ser un “oye tío, tengo esto, ¿te mola? ¿Te sumas?” y la gente te dice “ostia, qué guay” o “no me gusta ese palo“. Y, a lo mejor, si tú estás muy, muy obsesionado con ese tío y quieres una colabo de él, pues entonces ya eres tú quien valora y decide, “pues prefiero tenerte a ti en mi disco y sacrificar la base y buscar otra para ti“, pero no suele ser el caso. Yo suelo ser bastante… Si he visto claro que quiero al Xhelazz en una colabo conmigo, quiero que sea en un beat particular, normalmente suelo acertar, porque cuando se lo mando la gente me suele decir “buah, del tirón, mañana o pasado lo tienes”.

Con Jotandjota es distinto. De todos los que has nombrado es el único con el que tengo una relación de colega. Vive en Sevilla y da la casualidad de que junto con él y con Traffik, son los dos con los que salgo los fines de semana que salgo y con los que estoy siempre en mi estudio; estamos mucho por allí, hacemos freestyle, estamos escuchando discos… O sea, que son mis amigos, vamos. Por eso con Jota fue distinto. De hecho, con Jota dentro de poco vamos a sacar un making of de cómo hicimos la de Alfonso Diez ahí en el estudio de cachondeo y tal. Con Jota es muy fluido todo, tío. A Jota lo comparaban mucho conmigo y yo cuando lo escuchaba pensaba “bueno, quizás pueda tener ramalazos, pero este chaval tiene su personalidad, este chaval tiene frases y cosas que son de él“. De él. Entonces me interesé, lo conocí y, efectivamente, el notas es un tío muy listo y muy valiente. Hace los palos que le da la gana y, bueno, si ves lo que está haciendo ahora flipas, ya está mas allá del trap. Ahora está en un rollo que a mí se me escapa, vamos. Y es un tío que trabaja y que le echa huevos y estoy contento de apoyarlo y de que salga en mi disco, porque creo que tiene mucho talento y confío en él.

Con él no hubo problema, porque yo sabía el tipo de beat que quería, sé en qué onda anda, ¿sabes? Cuando le enseñé el beat se le puso dura y dijo “aquí del tirón, vamos”. Pero los demás… Es más, yo tengo un beat, rapeo, y tengo el primer cacho ya grabado, y antes de empezar el segundo digo “vale, ¿me hago yo otro o meto aquí a alguien?“. Entonces digo “vamos a pegarle aquí un toque… ¿Quién puede pegar aquí?“. Y ya voy bicheando un poco.

Entrevista a Tote King en las oficinas de Sony Music

Con Jota me hace gracia que digas que tiene otro rollo. yYo siempre le he seguido, no sólo por las batallas, sino porque cuando yo tenía la necesidad de escuchar algo distinto en el rap, el tío se sacó un tema de un minuto, que hablaba de las Tortugas Ninja, de la Corporación Shinra… Todo ese rollo freak que yo necesitaba, y que quizás lo tocabas un poquito tú y alguno más, pero más liviano. Luego ha ido sacando su rollo, pero siempre le han ido tratando de poner a tu sombra, a la de tu hermano, un poco de los otros elementos de Sevilla. Pero, en realidad, él siempre se ha desmarcado, y realmente me ha sorprendido porque yo no sabía que teníais tanto trato.

Claro, es que es de hace poco, tío. Es de hace 4 años más o menos que nos juntamos. Él es bastante más joven que yo, es un tío muy listo y que merece la pena. De hecho, queremos hacer más cosas y haremos canciones seguro vamos.

Respecto a artistas de otros géneros, quería preguntarte por aquel proyecto conjunto con Sidonie. En una entrevista que le hicimos a Marc Ros nos comentó que le había molado mucho, y que tenía ganas de llevar a cabo esa idea, pero que por cuestiones de fechas y de grabaciones de unos y otros al final no pudisteis desarrollarlo más; pero que ganas no le faltaban. Queríamos saber qué opinabas y si vamos a tener la suerte de ver algo conjunto entre los dos. Que, la verdad, era un rollo distinto, no el típico con banda de jazz estilo “Magnetism” de Kase-O.

Si, más enfocado al rock, claro. Mira, yo llevo con ese sueño desde hace pues… Yo qué sé, tío, desde que era pequeño. Porque yo me he criado con el rock y lo sigo escuchando y, como habrás visto en el disco nuevo, lo he metido en muchos temas y en muchos arreglos. Llevo con ese sueño muchos años, tío, con las ganas de tener un puto disco como The Roots hecho entero con una banda, y me encantaría. Cuando yo escuché de Sidonie el tema de El bosque me quedé loco. De hecho, les propuse que me mandaran la instrumental para que yo pudiera hacerme un rapeo en el beat porque es un pepino, ¡pero un puto pepino! Y me hubiera encantado hacerlo con ellos porque los tres son la polla, y hubo una conexión guay y son gente muy guay, pero no es tan fácil, tío.

Porque claro, lo nuestro somos dos tíos para elegir: el que hace el beat y el que rapea. Y, en muchos casos, si yo soy un solista, yo, Nach, gente que son una única persona, que no son un grupo, es hasta más fácil decidir porque todo el peso recae solo en uno. En el notas que rapea, pero en Sidonie son tres, y si me sumo yo somos cuatro. La canción aquella que hicimos para Red Bull, que esa canción la hicimos en dos días, tampoco es un temazo, ni mucho menos, pero bueno, es lo que había, salió en dos días así.

Yo ahí ya me fui dando cuenta de lo complicado que es currar con una banda, tío. Porque o bien marcas quién es el que contrata la banda, porque The Roots era una banda en sí, pero si tú dices “quiero que una banda me haga la música” ¿Quién manda a quién? O sea, digo yo, esto no, esto no, pero si ellos dicen sí y yo digo que no… Ostia, es más complicado, ¿no? Y ya son más gente decidiendo, todos tienen el mismo peso en la banda y es mucho más complicado. Y también, sobre todo es bastante complicado el tema de la estética, porque de Sidonie me gusta mucho cómo suenan esos temas, como El bosque, o alguno de ese mismo disco que me encantó y también se lo dije a ellos, incluso algunos más psicodélicos, más paranoicos. Porque a mí me gusta ese rock, me gusta el progresivo. Cuando empezó a evolucionar el rock también me gustó esa rama, pero lo que no me gusta es el indie, tío, y eso se lo dije a ellos, de buen rollo, que es algo que les dije en confianza, sin maldad. No entra dentro mis gustos el indie, tío. A mí me parece muy flojito y me aburre. Aparte me parece que las líricas son de una poesía muy difusa. No entiendo nada, no sé a quién se refieren.

No sé, yo soy un poco mas material, más tangible, y ellos son mas de “todo vale, la canción interprétala como tú quieras” y ese mundo pues no me llega. Y tanto Sidonie como otras bandas que me han propuesto a hacer algo con ellas, por desgracia, tienden mucho a esa rama, tío, y yo si quiero hacer algo con una banda quiero que suene a rock rock. De hecho, Sidonie tiene temas que son la polla, pero es que si yo hago un disco con Sidonie me gustaría que fuera entero como El bosque, ¿sabes? Entero, 14 temas así. Vale, quizás un par de ellos pueden ser tranquilos, que yo también tengo temas más tranquilos, pero dentro de la tranquilidad una balada rock, ¿me entiendes? Prefiero una balada rock a un tema indie.

No me gusta el popeo ese, tío. No me mola mucho. De hecho, el tema con Antonio Orozco, te digo una cosa, y esto también se lo he dicho a más gente, hay que ser honesto, si yo hubiera tenido 20 años yo hubiera criticado el Tote que colabora con Orozco a muerte. Entiendo a todo el que me criticó que tenía esa edad, porque a esa edad se es muy purista, pero cuando ya eres más mayor y lo ves… ¡El tema con Orozco suena a rock! Si tú coges ahora y te lo pones, eso suena a rock. Eso no suena a indie. Porque yo me cuida de eso, no hubiera aceptado meterme en una cosa que fuera más moñas, ¿sabes? Y me parece que los tonos que él da a la canción, no sé, si fuera en Estados Unidos nadie hubiera discutido eso…

Llevo con ese sueño muchos años, tío, con las ganas de tener un puto disco de rock como The Roots, hecho entero con una banda.

Hombre, sabes que aquí siempre ha sido más complicado. Cuando comenzasteis a conseguir dentro del rap una visibilidad más tangible, cuando, por ejemplo, SFDK hizo aquel anuncio de Cruzcampo, se les tiraron al cuello, o cuando tú hiciste lo tuyo con Reebook. Aquí se utiliza mucho el “se ha vendido” un poco como el arma del público para dar juicio.

Mira, te voy a decir una cosa que me gustaría que pusieras, porque cuando la gente me habla de vender me encanta aclarar cosas. Porque siempre sé que alguno de esos va a leer esto que te voy a decir, y me encantaría que dijeran en sus casas “¡¿cómo?!“. Y que rabien.

Fíjate si yo me vendo poco que si yo me pongo a calcular lo que llevo ganado de dinero en mi trayectoria… Para mí lo que ellos no saben es que venderme sería volver a hacer “Un tipo cualquiera”, porque, si hablamos de venderse para conseguir pasta, ese me dio más pasta que ninguno, ¡que ninguno! ¡Y gané mas pasta en los bolos que en ninguno! “Música para enfermos” no tanto, ¿pero “Un tipo cualquiera”? Fue mi boom. Tuve que dejar la carrera y todo porque ya no podía ni ir a clase. Me llamaban de todos los putos festis y me llamaban de todas partes, me pagaban lo que pidiera… Una locura, tío. O sea que venderse sería hacer “Un tipo cualquiera” 2. Eso sería venderse. Eso es lo que ellos no entienden. Yo estoy sacrificando dinero y cosas que podría ganar por hacer la música que quiero. Fíjate si me vendo poco.

Venderme sería volver a hacer “Un tipo cualquiera”, porque si hablamos de venderse para conseguir pasta, ese me dio más pasta que ninguno, ¡que ninguno! Fue mi boom.

Yo reconozco que “Un tipo cualquiera” es la ostia de disco.

No, claro, por supuesto, a mí me gusta el disco. De hecho, estoy preparando el directo nuevo y la hora y media que hacemos de bolo en sala, pues el bolo tiene 11 temas del disco nuevo, que me parece que está de puta madre que de un disco nuevo puedas sacar tantos temas para el directo, chapó, de puta madre, pero después de “Un tipo cualquiera” hay 6 o 7, que yo mismo las estoy cantando en los ensayos. Por ejemplo, Ni de ellos ni de ellas, Botines o Mentiras y, tío, la verdad es que mientras las estoy ensayando estoy pensando en la compra. Ya son canciones que cuando las rapeo es automático. Pero después cuando llega el bolo y veo a la gente emocionada digo “ostia, hice un buen curro”.

De hecho yo creo que mi letra de Mentiras es de lo mejor que he escrito nunca, a nivel de escritura, creo que es de las mejores, es verdad tío, es verdad que el disco es bueno. Pero ¿sabes lo que te digo, no? Si yo volviese a hacer ese disco, seria venderme, ósea, si el objetivo fuera venderse o ser comercial como te dicen “Es que eso es muy comercial, se ha vendido”, si el objetivo de “venderse” es conseguir una retribución ¿no? Se supone que uno se vende pa eso, pues me estoy vendiendo muy mal.

Tote King

Volviendo un poco a esos proyectos olvidados, por 2008 sonó cuando estabas con lo de “T.O.T.E”, por la colaboración con Juaninacka, que volvía La Alta Escuela, y yo sigo todavía con los dientes largos, macho.

Ya, tío, y yo he intentado por todos los medios que se hiciera algo hasta que ya me cansé. Y dije “mira tío, yo ya no hago más ná por esto, si queréis hacerlo, hacerlo vosotros y me llamáis a mi”. Y a mí no me ha llamado nadie. Yo ya me he movido todo lo que me tenía que mover y mi teléfono no ha sonado ni una vez cuando yo he llamado 20. Ya no llamo más.

Dejando aparte eso, hay una cosa que me ha gustado que hayas recuperado para este disco y es el interludio de David Bravo.

Hombre, David, tío. La gente no sabe la relación que yo tengo con él. David no es un cualquiera, David es mi compañero del cole, mi mejor amigo y quien ha estado mas años a mi lado. Llevo 22 años a su lado. Mi rutina es yo hago mi vida y cuando llega el fin de semana, y si no tengo bolo, estoy con David. Mi novia y yo vamos a casa de David y estamos con él y con su novia allí viendo pelis, comentando cosas de internet, viendo vídeos o muertos de risa. Con David que es un crack y, joder… David es inspiración. Ya en el instituto todos pensábamos que era un superdotado, tío. Es la persona más inteligente que yo conozco fácil, así de claro te lo digo. El que más. La más inteligente que he conocido nunca y gracias a él he descubierto libros increíbles, películas increíbles, frases de mis canciones que son de él, de charlas con él decir “¡ostia cabrón!” y sacar el móvil y apuntar lo que acaba de decir. Es una fuente impresionante el notas.

¿No habéis pensado en haceros una especie de mixtape con fragmentos? Te lo digo porque yo lo escucho y se me hace súper ameno, y, la verdad, que me parto la caja.

Es que es la polla el notas. No, yo lo que he pensado es… A ver, David toca la guitarra y en 2006, por la época de “Un tipo cualquiera”, fantaseábamos alguna vez con intentar hacer algo juntos, tío. Yo rapeando y él tocando acorde en acústico. O sea, algo muy barato rollo Tom Waits, algo así muy sucio, sin banda ni ná, rollo cantautor, ¿sabes? Y le decía yo a David “algunas letras las escribes tú“, y él “sí, venga, vale“, pero al día siguiente ya se había olvidado el proyecto (risas).

Yo te recuerdo como uno de los primeros maqueteros, realmente. El “Big King XXL” fue una de las primeras maquetas que me llegó ya con la disolución de La Alta Escuela. Sobre todo eran los inicios del internet y la facilidad de poder conseguir cosillas, y a mi hermano y a mí el rollo andaluz nos moló mucho y tirábamos a los jondo en aquel tiempo, por ejemplo, porque lo de aquí nos tenía un poco aburridos. Y ahora veo que hay una escena muy fuerte underground, que no se corta, que busca también hacer sonidos nuevos, y en Andalucía veo gente con un potencial de la ostia, el Dheformer, por ejemplo.

Joder, el Dheformer es increíble, tío. Hace poco hemos hecho un tema y lo ha grabado en mi estudio. Cuando le he visto grabar al niño me he quedado loco, ¡me he quedado loco! Eso sí que el notas ya… Acabas de dar en el clavo con él… Pero sigue si me querías decir alguno más.

O Foyone, por ejemplo, que son un poco los que más flipado me tienen.

Foyone es otro crack. Al Foyone lo conozco, pero no he grabado con él ni nada. No hemos coincidido en el estudio, pero el Dheformer… Piezas está grabando un disco que es otro que preparaos para el disco que trae el notas, porque rapea que flipas. No es el Piezas que conocéis, le ha dado vueltas a la cabeza y las letras que está escribiendo son tremendas, tío. Nos ha metido al Dheformer y a mí en un tema, hemos hecho un tema los tres y el Dheformer, tío…

El rapeo del Dheformer es… Ostia, tío, es una pasada. El chaval vino a mi estudio a grabarlo, además que es un notas encantador, estuvimos charlando de todo y notas en su forma y en su flow, en su forma de meterse en el ritmo, notas eso, que ya es una evolución, que es de otra generación superior. Notas que no coge el ritmo como los notas de nuestra quinta tío, dices “aquí ha pasado algo, tío”. El notas es un Kendrik, ¿sabes? Es un puto Kendrik. El notas es un talentazo, quizá de los más grandes que hay.

A mi es uno de los tíos que me ha dejado más estupefacto

Es una locura.

Temas de esos de dejarte roto, de repente, escuchar una base y decir “vale con esta base es lógico fluirlo así“, pero coger una base totalmente distinta con unos beats rotos, que va por ahí el sonido y decir “¡dios!”.

Y meterse ahí, sí. Vas a flipar con el rapeo que ha hecho el notas. Desde luego que el tío es una maquina.

Respecto a la gira, ¿tienes previsto ir por Sudamérica?

Claro, casi todos los discos vamos por allá. Nos faltan zonas, nunca hemos ido a Ecuador y bastantes sitios nos faltan. Pero de los habituales, por ejemplo, el año pasado incluimos Uruguay, que nunca habíamos estado, y la escena es la polla, de puta madre. Fuimos a un bolo en Uruguay, hemos ido dos años, perdón, pero el primer año fue tremendo el bolo, tío, fue una pasada. Chile siempre vamos, nos falta volver a México que hace como 7 u 8 años que no vamos… Fuimos a Monterrey y a D.F, pero como se puso la cosa tan fea allí hay que tener cuidado dónde vas. En Venezuela hemos estado también y queremos volver a ir, que estuvo muy bien también el bolo. No sé, esos sitios molan mucho, tío. Las experiencias son guays, me lo paso bien.

Para terminar, como también tocamos cuestiones como el cine y la literatura, y a ti te gustan bastante, ¿nos podrías nombrar 3 libros y 3 películas que hayas visto o leído últimamente o simplemente que te gusten?

De libros, te digo más o menos lo último que me he estado leyendo. Yo en cuanto a libros soy clásico y leo pocas cosas que se salgan de la literatura como tal, porque es lo que más me gusta y disfruto. Últimamente he leído cosas que tenía pendientes que sabía que eran autenticas obras maestras y que he confirmado que lo son, por ejemplo, “Orlando” de Virginia Woolf, que es una maravilla, de los mejores libros que he leído. Lo recomiendo a tope. El “Diario” de Jules Renard, que se sale, que es divertidísimo el notas. Un franchute loco que fue súper innovador el notas, me encanta. Y el año pasado me leí otro que me marcó, este es un poco mas modernito, pero bueno, tiene un rollo así más de literatura americana clásica que es de Jonathan Franzen y se llama “Libertad”. Pero de todos los que me he leído hay uno que es el que más me ha marcado, claro que es un clásico, pero uno no puede estar al tanto de todo y no se lo puede leer todo, pero este libro lo tendría que haber descubierto yo antes, tío, porque lo he descubierto tarde y digo “qué barbaridad”, es “Viaje al fin de la noche” de Céline, de Louis-Ferdinand Céline. Es una maravilla tío, me voló la cabeza tío.

Y después de cine… Pues mira, yo voy todos los años a Sitges, al festival de terror. Mi novia y yo somos fans y nos vemos todas las pelis de terror chungas que son una maravilla, y vimos allí en Sitges la de “It follows” y eso de verlo allí en el cine grande de Sitges fue la bomba. Hemos visto antes de ayer, hace 3 o 4 días, “The visit” la nueva de Shyamalan, que está muy guapa, mola. Y no sé, claro, con las pelis el problema que tengo es que veo tantísimas que las olvido rápido. Ahora me ha dado por intentar ver cosas más antiguas porque dije “coño, voy a ver cosas que se me ha quedado atrás por la edad que tengo y no he visto”, cine de la época de mi padre, de Lee Marvin, de Steve McQueen. El otro día vi “The getaway”, que no había visto nunca esa película. Veo mucho, mucho cine, tío.

 

Desde aquí, quiero dar las gracias a Toteking, a Sony Music Spain, y a Gema Molero, por ofrecerme la posibilidad de realizar esta entrevista y darnos tantas facilidades.

 

1 Trackback / Pingback

  1. Expocómic 2015: la fiesta del noveno arte llega a Madrid | Cultura Fetén | Fanzine digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s