Últimas noticias

Clara León, la pintora de lo cotidiano y de los veranos románticos

Hace un par de semanas tuve la suerte de asistir a uno de los tres pases de Los Exiliados Románticos -la nueva película de Jonás Trueba- que, junto a Tulsa, se hicieron en el Matadero. Mientras estaba en la sala de espera me topé con unas cuantas pinturas y dibujos sobre la película y los personajes y me quedé maravillada. ¿Quién los habría hecho?

Decidí investigar un poco y así es como di con la autora, Clara León, con la que no pude evitar contactar al instante para intentar saber un poco más sobre ella y, por supuesto, sobre su obra:

 

En pocas palabras, ¿quién es Clara León y cómo comenzaste en el mundo de la ilustración?

Pues soy una pintora madrileña, lo primero es por vocación, lo segundo porque nací en Cuatro Caminos. Empecé en el mundo de la ilustración en el colegio público Ermita del Santo, dibujando en los márgenes de los libros de texto y adornando mi mesa con alegres y efímeros dibujillos que desaparecían cuando llegaba la señora de la limpieza con su paño empapado en Cristasol. Empecé a trabajar por encargo a los once años, retrataba a mis compañeras de clase con los rasgos de la Barbie a cambio de chuches. Retrospectivamente fue uno de los mejores trabajos que he hecho.

platosdondelaviste_o

Fregaderos con Fairy, estanterías, ordenadores portátiles, cafés… Algunos se refieren a ti como “la pintora de lo cotidiano”, ¿qué es lo que más te inspira de las cosas que te rodean?

En realidad si te fijas estamos rodeados de belleza, solo hay que saber mirar. La verdad es que cuando veo el fregadero lleno de platos no me apetece recogerlo, prefiero dibujarlo. Es más entretenido y mucho más creativo, aunque puede ser un problema para la vida en pareja.

Además, tienes una serie de pinturas e ilustraciones en un álbum llamado “Summertime”. Palmeras, piscinas, moteles… ¿Qué tiene el verano que a todos nos gusta tanto? ¿Y qué es lo que más te gusta a ti?

A mi del verano me gusta todo, menos el calor extremo que hace en Madrid en julio. Los colores son más brillantes, las siestas son más largas y las veladas son al aire libre.

Utilizas una gran variedad de técnicas y lo mejor es que consigues hacerlas todas completamente tuyas. ¿Con cuál te sientes más cómoda trabajando? ¿Y menos?

Para dibujar me gustan mucho los rotuladores y los lápices de colores. Prefiero el acrílico para pintar, porque el óleo tarda mucho en secarse y me da tiempo a resobarlo todo demasiado, aunque me gusta también. Mi bestia negra es la acuarela, porque requiere precisión y planificación, y yo soy un poquito caótica.

Ahora mismo se puede ver una exposición de pinturas e ilustraciones que has hecho sobre la última película de Jonás Trueba, “Los exiliados románticos“. ¿Cómo surge esta colaboración?

La verdad es que soy fan del cine de Jonás y estaba deseando que me lo propusiera. Así que cuando me pidió que le hiciera el cartel, enseguida empezamos a pensar en una exposición de dibujos, imprimir camisetas y diseñar un montón de merchandising… Todo muy absurdo y fantástico. No creo que hubiera ocurrido con otra película, pero es que esta tenía muchas cosas que me atraen: la luz del verano, imágenes preciosas, colores que me inspiran, las historias pequeñas, el humor…

cena_1280

Después de conocer e ilustrar a todos los personajes, ¿te quedas con alguno en concreto? ¿Y con alguna escena de la película?

He visto la película unas doscientas treinta y siete veces, así que he pasado por distintas etapas del enamoramiento con todos los personajes, pero si tengo que quedarme con uno sería Renata. Me encanta lo que aporta a la película, su dulzura, su humor, su sensatez. Con las escenas me pasa un poco lo mismo. Ahora mismo, la que me parece más completa, es la cena en París, me hace reír, llorar y me da un subidón al final.

Has diseñado vestuario para películas y realizado los storyboards de directores como los hermanos Fernando y David Trueba. ¿Hasta qué punto el cine es importante en tu trabajo?

El cine es muy importante en mi vida, no sólo en mi trabajo. De hecho, mis primeros recuerdos son en un cine. Cuando era pequeña mi madre trabajaba en el Cinestudio Griffith y yo pasaba allí las tardes, me sentada al fondo de la sala viendo películas que muchas veces no entendía o sobre las piernas de la taquillera vendiendo entradas. El cine es todo, es literatura, pintura, poesía, música, teatro y fotografía. Para mí el cine es mi casa, y disfruto mucho colaborando con directores y películas que me gustan.

Incluso algunos de los puntos de vista de tus ilustraciones recuerdan a planos de cine, ¿cuáles son tus directores favoritos?

Me parece una pregunta muy difícil de contestar, o por lo menos de condensar. Hay tantos directores que han hecho pelis que me encantan, desde Hawks a Wilder, De Sica, Truffaut, Godard, Hitchcock, Ken Loach, Frears, Woddy Allen, Ridley Scott, Harold Ramis, Zhang Yimou, Linklater, Agnès Jaoui, Baumbach, los Coppola, los Trueba, Joon-ho Bong, a Kim Ki-duk… Y un millón más. Pero desde un punto de vista más estético “Paris, Texas” de Wim Wenders me parece pura poesía. El derroche de belleza en “In the Mood for Love” de Wong Kar-Wai, la delicadeza de “La delgada línea roja” del plastufer de Terrence Malik, el futuro antiguo de “Gattaca” de Andrew Niccol, el universo de Tim Burton, “The Straight Story”, que es mi película preferida de David Lynch, aunque no es un buen ejemplo de su filmografía. Y, por supuesto, soy de esas que devoran cada fotograma de las películas de Wes Anderson como si fueran caramelos.

7066165331_8a7306609a_b_760

También participaste dentro del movimiento artístico para apoyar a Manuela Carmena, con la que se volcaron decenas de ilustradores y personas relacionadas con el arte y la cultura. ¿Qué cambio crees que hace falta en los políticos para que terminen de apoyar este sector?

Claramente un trasplante de cerebro. O un trasplante de políticos, por eso me gusta Manuela Carmena y su equipo. Son expertos en diferentes campos que han aparcado su carrera por un tiempo para ayudar a sus conciudadanos. Mi esperanza es que limpien el panorama político español. La cultura siempre ha sido maltratada por los políticos en este país, tenemos presidentes prácticamente analfabetos que ven al cine y al arte como al enemigo… Espero que esto cambie también.

Tengo que reconocer que después de conocer un poco más tu obra te has convertido sin duda en una de mis artistas preferidas, sin embargo, no tienes demasiada presencia en las redes sociales, ¿hasta qué punto te parecen importantes?

Muchas gracias, Marta, se nota que eres una mujer con un gusto impecable. En realidad uso mucho las redes sociales, pero creo que me he puesto nombres absurdos en todas ellas y por eso es difícil encontrarme. En Twiter soy Malditocolumpio, en Instagram Clara Neon, en Flickr Cacahuete’sSupongo que nunca les he visto la utilidad, solo es una de las muchas formas (la más tecnológica, eso sí) que utilizo para perder el tiempo.

Por último, siempre nos despedimos pidiendo al entrevistado alguna recomendación, ¿cuál es la tuya?

Para volver al verano recomiendo ir a ver “Los exiliados románticos”. “What we do in the Shadows” porque es la mejor peli de vampiros que he visto. Y dos documentales de dos fotógrafos: “Descubriendo a Vivian Maier”, que ha dado a conocer la obra de una artista maravillosa y completamente desconocida, y mi favorito, “In No Great Hurry”, un documental bellísimo sobre el gran Saul Leiter.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s