Últimas noticias

Los Deltonos, el rock americano sigue vivo en España

Los Deltonos

Los Deltonos

Los Deltonos han vuelto. Lo han hecho de la mejor forma posible y como nos tienen acostumbrados, con un contundente disco de rock, sin detenernos a rompernos la cabeza intentando encontrar etiquetas que lo definan. Pocos grupos pueden presumir de la regularidad que goza la banda liderada por Hendrik Rover desde su formación en 1986, y tras el lanzamiento de “Saluda al Campeón” a finales de 2012, vuelven a la carretera para deleitarnos con “Salud!”, oportuno nombre para una banda que disfruta de una salud inquebrantable y que se ha ganado un hueco más que merecido en el rock de este país adelantando silenciosamente a otros muchos grupos.

 

Con tus shows y carrera en solitario tu estilo es más cercano al country y el folk, sin embargo, Los Deltonos cubren una gama musicalmente más amplia de sonidos. Cuando compones, ¿tienes claro qué canciones tienen como destino Los Deltonos y cuáles para Hendrik Rover en solitario?

Lo echo todo al mismo cajón y cuando depende de a quién le toque grabar llevo las que creo más adecuadas, para este disco debí presentar unas veinte canciones. Realmente cuando pruebas la canción, tocamos los cuatro y ves que suena a Los Deltonos se queda para Los Deltonos. Si es un poco raro pasamos a otra, y al final nos quedamos con estas doce, que yo creo que son las que más claramente reivindicaron su posición.

Desde vuestros comienzos en los años 80 habéis defendido este tipo de música de raíz americana, llegando a un sonido propio. Actualmente estamos viendo cómo en nuestro país este estilo está creciendo, muchos grupos graban en Estados Unido e incluso salen festivales para este tipo de bandas. ¿Creéis que se os ha tratado justamente como pioneros?

Nosotros siempre hemos hecho nuestra propia interpretación, entonces para bien o para mal tenemos un sonido bastante personal. Eso ha hecho que estemos casi toda la vida en una especie de limbo que no nos ha hecho lo suficientemente radicales para los festivales temáticos. O sea, por ejemplo, para un festival de country tal cual posiblemente no seamos demasiado country, y así nos pasa un poco con casi todos los estilos.

La verdad es que en los conciertos de Los Deltonos no hay mucha gente joven, la mayoría supera la treintena. ¿A qué crees que se debe?

Hombre, ¡tú eres joven! (Risas) Aquí hay varios mundos musicales que no interseccionan nada uno con otro. Entonces, ¿qué tiene de bueno el rock? Igual es gente un poco más mayor, pero esa gente es súper fiel, cariñosa, compran los discos, te agradece los conciertos. Sí que hay sitios donde, de repente, te encuentras con mucha gente joven entre el público. Igual que hay chavales que ahora descubren AC/DC y a partir de ahí continúan, ¡ya habrá! Lo que yo veo, en cuanto a carteles de festivales por ahí fuera, es que siempre son mucho más variados. Aquí si es indie es indie y punto, o si es heavy es heavy y punto, nunca se le da al espectador, por lo menos, la oportunidad de ver alguna otra cosa, que no tiene porqué ser radicalmente distinta, pero que sí puede ser aledaña y le puede abrir nuevos caminos. Ese es un déficit que habría que solucionar.

También existe otro problema en la saturación de información a través de Internet, no existiendo un filtro alguno fiable.

Claro, estamos en la época de la sobre información, y lo que para algunos es la democratización del mercado y que cada uno puede subir lo que quiera, si lo miras bien el problema de eso es que la cantidad de morralla entre la que tienes que bucear es mucho mayor. Yo creo que ha habido una explosión, por lo menos en cierto tipo de gente, de primero vamos a descubrirlo todo y al final han vuelto otra vez a confiar en sus amigos o en su blog de cabecera, y la cosa se ha vuelto así a reducir un poco.

Vemos en las canciones de Los Deltonos críticas a la situación política actual, pero desde un enfoque diferente que la que podemos encontrarnos en un grupo protesta punk.

Yo creo que en las letras hay que ser un poco elegante también. Mola que una letra tenga un cierto royo y, claro, son temas cotidianos al final. O sea, la política la vivimos y la sufrimos todos.

Siempre has tratado de normalizar la profesión del músico. Muchos compañeros de oficio reconocen sentirse afortunados por poder dedicarse a la música, ¿compartes este pensamiento?

Hay que diversificarse a tope para poder vivir de la música. Yo tengo tres versiones de mí mismo, aparte tengo el estudio de grabación y hago de técnico de sonido, entre unas cosas y otras, al final puedo vivir de ello. Hay que currárselo, o sea, realmente vivir sólo de un grupo hoy en día es difícil.

En la canción que da título al disco, “Salud!”, hablas de recuerdos de juventud, y en un verso dices “cuando el rock tenía un rol”. Con el paso del tiempo, ¿sientes que el rock ha perdido ese rol?

Yo creo que ahora mismo está un poco diluido. Sí creo que se tomaba más en serio antes, tenía un poco más de importancia en la vida de la gente. Era parte de la protesta juvenil, ahora no sabría ni qué es protesta juvenil porque, claro, me queda muy lejos (risas). Pero antes el rock and roll era eso, era un “aquí estoy yo y mis guitarrazos”.

Cuéntanos qué se oculta detrás del título, ¿es un mensaje al público o porque sentís que la banda está gozando de un buen momento y queréis transmitir ese mensaje?

Es un poco de todo, porque yo creo que es un disco optimista, y una cosa que mantiene siempre el optimismo en Los Deltonos es pensar que las mejores canciones están por hacer y los mejores conciertos todavía no los hemos hecho. Esa inquietud de la búsqueda hacia delante es lo que nos da buena salud. Luego el título por mi parte también tiene un porcentaje de salud republicana.

¿Qué es lo que se puede encontrar el público en un concierto de Los Deltonos?

Podría decir que lo de siempre, guitarras, canciones redondas y grasientas… Rock and roll, en resumen, rock and roll. Es difícil de explicar, pero al final una canción vale más que mil palabras. Los Deltonos una cosa de la que creo podemos presumir es de regularidad, puede que algún concierto nos quede un poco menos súper bien, pero en general tanto conciertos como discos intentamos movernos siempre por lo menos en el notable.

 

Entrevista de Alex Martín.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s