Últimas noticias

“Irrational Man”, el Crimen y Castigo del siglo XXI

Fotograma de la película "Irrational Man" (Sony Pictures / Gravier Productions) de Woody Allen.

Fotograma de la película “Irrational Man” (Sony Pictures / Gravier Productions) de Woody Allen.

¿Hasta qué punto está justificado matar para hacer del mundo un lugar mejor? Quitarnos del medio a alguien nunca es una opción razonable, pero si con ello conseguimos hacer un bien mayor, si realmente merece la pena… ¿Acaso es tan descabellado llevarlo a cabo?

Woody Allen presenta su nuevo trabajo, “Irrational Man”, como ya acostumbra una vez al año, donde Joaquin Phoenix (“Inherent Vice”) da vida a un seductor y solitario profesor de universidad que imparte filosofía en medio de una crisis existencial tras la pérdida de su mejor amigo y la separación con su mujer. A Abe Lucas, el personaje que interpreta Phoenix, ya no le quedan razones para vivir, su vida se basa en ironizar a Kant, Kierkegaard o Sartre, y matar las ratos muertos dándole incontables tragos a su petaca mientras espera la inspiración de alguna musa que de sentido a sus obras. Así entra en escena Rita (Parker Posey), su fiel compañera de trabajo que no dudaría en dejar atrás su vida y a su marido para huir con el deprimido profesor por Europa o, donde reitera en la película, a España.

Pero no es ella la que consigue la atención del cínico profesor de filosofía. Su joven y aplicada alumna, Jill (Emma Stone), encandilada por los rumores que rodean a Abe, acaba cayendo en las redes de éste tras compartir paseos y dilemas, conocimientos y miradas. Pero claro está, el veterano profesor, ya experto en estos temas, alejado de las afecciones sentimentales y fuera de cualquier tipo de relación amorosa -y menos con una señorita con pareja- acaba pillado por los encantos de la encantadora joven -¿pero quién se puede resistir a Emma Stone?-. El morbo de la alumna y el profesor está servido.

Stone (“Birdman”) repite de forma consecutiva como coprotagonista en un film de Allen, tras su brillante actuación como la dulce Sophie en “Magic in the Moonlight”. Cambiando esta vez a un Colin Firth, al que no se le escapaba una, por un Joaquin Phoenix, que se las tira de mujeriego, algo que desentona un poco con su despreocupado físico. La novia del último trepamuros de Marvel presenta su candidatura para ser la nueva Scarlett Johansson y esperar la llamada del cineasta para sus próximos proyectos.

Fotograma de la película "Irrational Man" (Sony Pictures / Gravier Productions) de Woody Allen.

Fotograma de la película “Irrational Man” (Sony Pictures / Gravier Productions) de Woody Allen.

Tras un solo de piano que acompaña al hilo de la película y atenúa la calma de la historia con ligeros cambios en la acción, seguidos por ciertas pinceladas de humor y una fotografía repleta de colores pastel, Allen nos empieza a conducir hasta el punto de inflexión de la película. Todo ese ambiente ligero y sosegado da un giro repentino -no extraño para los conocidos del trabajo de Woody Allen- cuando Abe y Jill escuchan la conversacion que mantenía una familia en el restaurante donde se habian citado. Un cambio que dará la vuelta a la historia y le permitirá a Lucas encontrar una razón para explicar por qué la vida merece la pena. Encontrar la razón para vivir y dejar de jugar a la ruleta rusa en casas ajenas. Poder respirar.

A partir de este momento el film coge fuerza y parece que todo va más fluido, Lucas ha descubierto su función y ahora no se puede echar atrás. Ha llegado la hora de dejar a un lado las críticas a la filosofía por no poder cambiar la sociedad y el mundo en el que vive, para tomarse la justicia por su mano para hacer de éste un lugar mejor. Es la única solución, aunque tenga que peligrar la nueva vida que había conseguido amoldar. Señoras y señores, se está cociendo un crimen.

En el culmen de la trama, cuando más se nota el suspense de la cinta, y llevado a cabo un crimen que ,en principio, se presenta perfecto ¿qué puede fallar? Las paradojas del destino salpicarán y transformarán a un hombre demasiado racional para creer que la vida tiene sentido, demasiado cínico como para darle importancia a una relación en la que se siente impotente -en todos los sentidos- y demasiado trastornado para buscarle salida a la monotonía de los días, en un hombre completamente irracional, que se acabará guiando por su propia filosofía moral en esta historia, que bien acaba recordando a “Match Point”, y que le suena y mucho –allá donde se encuentra- al viejo Fiodor (Dovstoievski).

 

Reseña de David Vaquero.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s