Últimas noticias

“Spectre”, el cierre del reinicio de la saga James Bond

Daniel Craig como James Bond en "Spectre" (MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions).

Daniel Craig como James Bond en “Spectre” (MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions).

Vuelven los coches, de los que corren hasta quemarse, pero con la esencia de los clásicos de la saga y sus cachivaches tan característicos. Los artilugios de última tecnología del Departamento Q y sus inesperados relojitos. Los guiños, y más guiños, a lo antiguo, lo clásico. Los Martini y las explosiones. Las chicas Bond, los viajes por todo el mundo a contrarreloj, y, cómo no, Londres: la capital del espionaje. Y quién sabe si los gatos de angora.

Vuelve él, “Bond, James Bond”, finamente más cachondo que anteriores entregas, al que nadie le dice lo que tiene que hacer. Agitado, sin respiro, a la caza de los cabos sueltos tras la muerte de la anterior M, pero no mezclado. Solo, una vez más, en su camino contra lo que se esconde entre las sombras. Porque Bond, como ya hizo en “Skyfall”, se meterá en la boca del lobo a pecho descubierto, indefenso salvo por su ingenio, para afrontar su destino en un lugar donde no se conoce la piedad.

A pesar de ello, encontramos una mayor presencia de Q, M y Moneypenny, que se aprietan las cartucheras y dejan la oficina -o el laboratorio- atrás para que no se note que el trabajo de campo no es cosa suya. Presenciaremos también la fulgurante aparición de Monica Bellucci, la mujer Bond más madura de la saga. Y, claro está, ella, el antídoto de Bond, y , también, su punto débil. Léa Seydoux interpreta a la hija de uno de los asesinos más conocidos de la saga Craig, el Señor White. En ella Bond encontrará la estabilidad que necesita, sentirá algo que le haga quedarse y dejar de correr.

Tenemos a los buenos, a las chicas Bond y, por supuesto, al nuevo villano: Franz Oberhauser. El desdoble de nuestro Bond, el culpable de tanto mal. Christoph Waltz da vida al líder de la sociedad secreta terrorista Spectre, que se mantenía en las sombras esperando a que él, James Bond, cayera en su propia trampa. Una nueva (o no tanto) misteriosa organización y un villano muy familiar -tanto para James como para los espectadores- que está a la altura de un Javier Bardem que dejó el listón muy alto con su interpretación del monstruoso ex agente Silva en “Skyfall”.

Christoph Waltz como Franz Oberhauser en "Spectre" (MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions).

Christoph Waltz como Franz Oberhauser en “Spectre” (MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions).

A él se le unirá una de las caras más conocidas por los espectadores de una de las series más exitosas de la BBC en los últimos años, el actor que da vida a Moriarty, el archienemigo de -aquí otra leyenda británica- Sherlock Holmes, Andrew Scott. Un dilema moral más: la tecnología contra lo humano, los drones programados para controlar las incidencias, incluso antes que sucedan, contra sicarios de la paz quienes tienen licencia para matar y, para no matar, la capacidad de elegir.

A través de una brillante escena de créditos al ritmo del Writtings on the wall de Sam Smith, que deja un poco de lado las curvas de las mujeres Bond para dar paso a un pulpo que nos atrapa con sus tentáculos, se nos prepara para encajar la tormenta que se avecina, la oscuridad donde florecerá la venganza y los enigmas del pasado.

En esta nueva entrega del personaje creado por Ian Fleming, recorreremos las alegres calles de México D.F. en un falso plano secuencia que nos abre paso entre la multitud disfrazada en el desfile del Día de los Muertos, sobrevolaremos las nevadas estaciones de esquí austriacas a golpe de pistola y nos agarraremos al asiento en una trepidante persecución bajo las luces de la ciudad eterna, donde lucen los jaguar de Bond y de su nuevo amigo, el nuevo y perspicaz Mr. Hinx de Dave Bautista. Para que no se note que no se ha invertido en turismo. Ni en explosiones, la nueva aventura del agente británico al servicio de Su Majestad rompe récords, y no sólo en taquilla, en la película encontraremos la explosión más grande en la historia del cine, y de la que se ha dicho que entrará en los Guinness World Records 2017.

Léa Seydoux como Madeleine Swann en "Spectre" (MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions).

Léa Seydoux como Madeleine Swann en “Spectre” (MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions).

En la que podría ser la última vez que Daniel Craig se pusiera el smoking, después de sus palabras sobre lo cansado que se le hacía ponerse en la piel de Bond, su personaje brinda un homenaje a lo clásico donde no se corta en enfrentarse al pasado, conducir una reliquia o vestir el blanco que lucía Connery en “Desde Rusia con Amor”. Sam Mendes se despide del agente doble cero con un posible “cierre” en la saga de Craig -después de que el director declarase que no repetiría- mientras lo deja más abierto que nunca poniendo a la mítica Spectre sobre la mesa. Que no os engañen, nada está cerrado, amigos.

El agente doble cero regresará, con una cara diferente, o no, en la entrega número 25 de la saga.

 

Crítica de David Vaquero.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s