Últimas noticias

Nani, Isa y Jaime, desayuno con los nuevos autores de Ediciones Chelsea

Chelsea Fetén 05

Nani Castañeda, Isa Fernández y Jaime G. Soriano, autores de los tres nuevos números de la colección Mis Documentos de Ediciones Chelsea. Foto: Irene Vaquero.

La editorial Ediciones Chelsea publicó el pasado 2 de noviembre tres nuevos números de su celebrada colección Mis Documentos, donde músicos de la escena independiente recopilan textos de entrevistas, blogs personales o colaboraciones y, a través de ellos, conforman una cronología de su trayectoria en primera persona. Al frente de este sello se encuentra Alex Díez (Cooper, Los Flechazos), figura imprescindible en el pop nacional, quien guía a cada uno de los protagonistas de los libros en debutar en esta nueva aventura literaria. Los últimos lanzamientos han sido “Caído del Cielo” de Jaime G. Soriano (Sexy Sadie, Sr. Nadie), “Mutante, por la gracia de Dios” de Nani Castañeda (Niños Mutantes) y “Un rayo ultravioleta” de Isa Fernández (Aries, Charades), siendo los números 10, 11 y 12 de Mis Documentos respectivamente.

El pasado lunes charlamos con estos tres músicos, ahora también autores, y su editor para conversar acerca de la experiencia de publicar su primer libro, cientos de anécdotas y, por supuesto, tomar un café de buena mañana con ellos en Il Tavolo Verde (Madrid). Más que una entrevista, a continuación una divertida y entretenida charla con Nani, Jaime e Isa:

 

Lo primero que os quería preguntar es si alguno de vosotros tenía intención de publicar un libro. Si he leído que habéis escrito en blogs, incluso lo que más se aproximaba era que Nani tenía un proyecto personal titulado “Historias de música”, que podría haber sido un libro. ¿Pero alguno tenía el sueño de escribir un libro en un futuro?

Nani: Yo sí, lo mío es justamente una historia de un escritor frustrado que se mete a músico. Creo que lo cuento en el libro, entré en el grupo porque quería escribir letras. Bueno, era una vía, poder escribir las letras era poder escribir. Yo ya escribía de pequeño cuando podía, mal, pero escribía, me gustaba fabular (risas). Y la verdad es que sí, para mí es un sueño cumplido. Tenía, efectivamente, y sigo teniendo en mi ordenador, este archivo que yo he llamado “Historias de música” y las que se han publicado son una selección de esas historias, que pienso seguir escribiendo, pero al margen de eso sí me gustaría algún día poder parar mi vida un par de años para escribir algo de verdad, una novela, que es el formato que más me gusta. Pero no sé si será posible con la vida que llevo (risas).

Jaime: ¡Hombre, que sí! En mi caso no, nunca se me había pasado por la cabeza escribir un libro. Tampoco siento que lo haya escrito, realmente, porque al final es una recopilación de cosas que he escrito o he dicho en entrevistas sin pensar que iban a salir publicadas en un libro, con lo cual es también parte de la gracia del propio libro, que no son cosas que están hechas para ser partes de un libro. Sigo sin tener la idea de escribir, no tengo tiempo (risas). Pero ojalá pudiese.

Isa: Yo igual que Jaime, nunca pensé que se me presentaría esta oportunidad de repente, pero sí que me ha entrado el gusanillo ahora de que me gustaría escribir más o editar cosas, no sé. ¡Me han encantado!

Como decías, Jaime, estos libros son una recopilación de textos donde, en definitiva, habláis vosotros de vosotros mismos. Casi podríamos decir que es una temprana autobiografía. ¿Qué creéis que aportan así escritos, en primera persona, sobre vuestra trayectoria, que los diferencian de una posible biografía que hubiese escrito alguien ajeno?

Jaime: A lo mejor, si lo hubiese hecho otra persona, claro, al final… Por ejemplo, en cuanto a Sexy Sadie, sí que hay un proyecto, en cuanto nos separamos hay un periodista que lleva años documentándose y entrevistándonos a todos. En Sexy Sadie hubo dos bajistas diferentes, Miki Serra que dejó el grupo, luego entró otro guitarrista, los mánagers… El tío se está pegando un trabajo increíble. El tío venía a mi casa, igual que iba a ver a Toni Toledo y a cada uno, para mí fue una terapia bastante curiosa, royo psicólogo casi, me tumbaba en el sofá y él con la grabadora. Claro, hay muchas cosas muy duras de recordar, otras muy bonitas. Yo creo que ese tipo de libros a mí me apetece que se haga mucho, también porque está la visión de todos, el mánager contará cómo nos veía él o lo que éramos y me apetece leerlo. En ese caso, para mí fue una experiencia de sacar todo, en las entrevistas casi siempre acababa llorando, no te digo más (risas). Cuando el hombre se iba yo le daba unos abrazos, pero me fue bien, me limpió. Cada vez que venía íbamos haciendo como “etapas”, y eso está ahí, no sé cuándo saldrá.

Nani: Retomando la pregunta, creo que las biografías están guay, y hay muchas que son muy chulas, hablo básicamente de música, biografías de músicos, pero tú te puedes leer una muy chula de Bob Dylan, pero si pudieras leerte la biografía del propio Bob Dylan… ¡Yo lo tengo claro! Si veo los dos en la estantería de la librería me iría a por la escrita por Dylan, a ver cómo cuenta él su vida. Por muy interesante que sean unas memorias o una autobiografía, aunque se pierda el elemento externo de cómo lo ven los demás, tú vas a contar cosas que nadie sabe. Por mucha confianza que tengas con un interlocutor que te está biografiando, al final el valor que tú le das a la historia me parece más profundo.

Jaime: Para mí hay dos biografías que recomiendo: la de Neil Young, es impresionante, una pasada de libro, y la de Mark Oliver Everett (Eels).

Nani: ¡Es la hostia!

Jaime: Pero claro, yo no me veo capaz de escribir ya con calidad literaria, o sea, yo te puedo contar mi vida, pero no me veo como escritor (risas).

Isa: Mi biografía favorita es la de Marianne Faithfull, me la he leído como trescientas mil veces.

Pues justo os iba a preguntar eso, si erais muy fan de este formato de libros y cuáles eran vuestros favoritos, ¡pero prácticamente ya me lo habéis respondido!

Nani: (Risas) Mira, hay una colección de libros sobre discos concretos punteros sobre la historia del rock, que se llaman 33 y 1/3, que son pequeñitos, de ahí he leído varios. Por ejemplo, el de “Doolitle” de Pixies eso es, de verdad, una maravilla, porque te mueres de risa. Entre las cosas de Joey Santiago, las de Frank Black, quien directamente se negó a responder ninguna pregunta ni a aparecer en el libro… Es divertidísimo.

Chelsea Fetén 12

Jaime G. Soriano (Sexy Sadie, Sr. Nadie), autor de “Caído del Cielo”. Foto: Irene Vaquero.

Ahora que hablamos de Pixies, leyendo tú libro y el de Jaime, a vosotros dos esta banda os cambió la vida, ¿no?

Nani: Sí, fue súper curioso, ayer nos juntamos los tres por primera vez y abro el libro de Jaime, primera vez, y el tío empieza diciendo “yo cuando empecé en esto no sabía que existían ni Lagartija Nick, ni Surfin’ Bichos ni Pixies”. ¡Hostia! En el primer párrafo, ¡si es de lo que hablo yo en mi libro todo el rato!

Jaime: Sí, somos hermanos en la distancia (risas).

Volviendo a vuestros libros, ¿qué tuvo que hacer Alex para engatusaros y que os unierais a este proyecto?

Isa: Yo recibí un mensaje suyo, estaba tocando en el Primavera Sound, y justo acabé de tocar, cogí el móvil y tenía su mensaje. En realidad, Alex y yo tenemos un montón de conocidos comunes, pero nunca habíamos coincidido. Me contó y yo al instante le dije ¡sí, sí, sí! ¡Me apunto! Me pareció precioso, luego ya cuando me puse en faena sí que me entró un poco de más cague, ¿no? Pero me encantó, me lancé a la piscina desde el principio.

Jaime: En mi caso fue un poco al revés, ya me había enterado de lo que estaba haciendo y del tipo de biografías, yo mismo ya tenía un blog contando yo desde un punto de vista infantil cómo soy. Está en el libro, a mí eso ya me parece una base como para luego rellenar ya con otros elementos. Me parecía que tenía su gracia un curro que hice, por así decirlo, y fue un blog que tampoco se publicitó, yo lo iba haciendo y los seguidores de Sexy Sadie que se enteraron me iban siguiendo. Cada semana, los lunes, actualizaba, iba haciendo como capítulos, y me apetecía que él lo viese para ver si eso tenía algo de valor (risas). Luego si se interesó y ya me fue demandando “abre el baúl y abre el corazón”.

Nani: Conmigo fue parecido a lo de Jaime, la editorial contactó conmigo hace tiempo para presentar el libro de Xoel en Granada, porque pasaba por allí a tocar y se iba a hacer una presentación antes del concierto, y aunque yo ya conocía algún libro de la colección eso me obligó a profundizar en el libro de Xoel, leérmelo bien, y me gustó mucho el formato. Entonces, unos meses después, yo ya tenía cosas escritas y fui yo el que escribí a Alex diciéndole “oye, me gustaría formar parte de esto, lee lo que tengo a ver si te mola”. Yo creo que es importante lo que él dice, la colección está tomando ya una solera y un prestigio entre los propios músicos españoles, y ya hay varios que nos vamos acercando a él en vez de que sea él todo el rato el que vaya detrás de los músicos para intentar captarlos. Eso está muy bien, porque hay mucha gente interesada en leer las biografías que publica Alex.

¿Y cómo ha sido el método de trabajo con la editorial? ¿Vosotros le enviabais los textos o era él quien os los iba pidiendo?

Nani: La verdad es que ha habido un intenso trabajo editor-autor, al menos en mi caso, no tanto de corrección de textos, en lo que creo que se mete menos Alex, pero en cómo componer el libro sí. Bastante. Sí que hay algunos textos que hemos hablado hacerlos de cero, “oye, está faltando aquí que expliques algo sobre tal cosa” o “me gustó mucho aquello que dijiste un día en Facebook y quiero que ahondes en eso”, algunas historias retocarlas. Por ejemplo, el capítulo de Nirvana no lo tenía escrito y me parecía imprescindible que si iba a editar un libro en que contara historias de música de los grupos importantes para mí y para mi grupo ese capítulo de Nirvana tenía que existir. Sí, la verdad es que ha habido un intenso trabajo de 7-8 meses, por lo menos. Bueno, ya con las fotografías no te digo ná (risas). Ahí terror, pesadillas, viendo fotografías…

Jaime: Para todos ha sido más o menos parecido, el trabajo de Alex es muy importante, vital, yo creo que él es quien realmente da forma al libro. Coge las riendas, tú le pasas la basura, por así decirlo, y él es quien tiene que rebuscar ahí entre malos olores (risas). Un trabajo muy bonito supongo que para él, acaba conociéndonos más que…

Foto: Irene Vaquero.

Foto: Irene Vaquero.

Alex: ¿Te acuerdas de lo que me dijiste tú?

Jaime: Hostia, sí, una cosa increíble es que el tío disfruta más que tú (risas). Leyendo tus historias se sabe el nombre de mi madre, de mi hermano, de mi instituto, de la compañera que tenía en el pupitre de atrás. Yo pensaba cuando le pasé todo los textos que me iba a llamar para decirme “tío, menudo peñazo”, y nada, todo lo contrario.

Alex: Me mandó un mensaje y me decía “tú estás muy mal” (risas).

Jaime: Él va tirándote también, a lo mejor ve lagunas y te aconseja. No teníamos nada sobre Mallorca, en mi caso, yo no soy de allí, pero obviamente ya sí, ya me considero mallorquín, pero no había nada, ¿por qué no me he ido de allí nunca? Hay alguna pequeña parte del libro que sí que tuve que escribir, el libro, por ejemplo, lo cierro con el capítulo este de Mallorca.

Isa: Suscribo todo lo que han dicho ellos. Alex como que me dio unas premisas y luego me iba guiando por donde cojeaba o faltaba algo, qué cosas estaban guay, y fue súper paciente porque yo he retocado lo mío… buah, ¡millones de veces! Al principio, los primeros textos que le pasé eran súper sesudos, muy muy farragosa, como filosofía de la música y, claro, él me iba haciendo ver súper diplomáticamente y yo lo fui viendo que tenía que ser como más ameno.

Nani: La frase que más repite Alex de todo el proceso es “no es el libro de tu vida”.

Isa: Sí, claro, eso es. Y a mí me alivió un montón, es verdad. No son mis memorias, no tengo edad para escribir aún mis memorias, creo que aún me quedan cosas por hacer. Eso sí como que te relaja a la hora de “vale, no es el libro definitivo”, es un collage de un montón de textos y contar todas tus vivencias, un montón de cosas que lo hacen súper bonito. Al final queda como un retrato desde un montón de puntos de vista.

Jaime: Sí, de cómo has llegado hasta aquí. Obviamente a ella le quedan un montón de cosas por delante, a mí unas cuantas menos, pero quiero destacar también que la verdad es que él y su personalidad es importante, al menos para mí y para todos, yo creo, el tenerle en su manera de ser, que es una persona que pone muchísimo cariño en todo y se nota. También ha hecho, por lo menos en mi caso, te anima mucho, ves que es algo que va a quedar bien seguro.

Isa: Es súper respetuoso.

Nani: Cuando te manda la primera maqueta por fin es un momento…

Jaime: Me encanta cómo acaba los mensajes con “seguimos” (risas). Es como “sí, venga, ¡seguimos!”. Yo ahora lo uso también (risas).

Chelsea Fetén 11

Foto: Irene Vaquero.

Esto ya es curiosidad, mientras estabais escribiendo, ¿tuvisteis el típico momento duda “cuento esto o no lo cuento”?

Nani: Sí, claro, cien veces. Yo tuve varios momentos incluso la pregunta “¿lo tiro todo a la basura? ¿Le digo a Alex que no publicamos nada?” (risas). Cuando te lees quince veces a ti mismo, yo no sé cómo lo hacen los escritores porque eso es un horror, pierdes la perspectiva, ya no te fluye la lectura. Como estás pendiente de todos los signos de puntuación al final no eres capaz de leer lo que estás diciendo, solo te fijas en cómo has planteado el discurso, y ya llegó un momento que tiré la toalla, le dije “mira Alex, haz lo que quieras con ello, pero no me preguntes más, arregla lo que quieras, los saltos de página, pero, por favor, déjame en paz” (risas).

Jaime: Yo en mi caso sí que tuve dudas cuando le pasé las cartas aquellas de Londres, desde la niebla, y nunca mejor dicho (risas). Hombre, cuando yo leí esas cartas lloraba de risa, pero tenía 22 años, yo me entiendo lo estúpido que podía llegar a ser, o infantil, desde el sentido inocente. Él me dijo “esto es una pasada, hay que ponerlo”, yo le dije que sí, pero me he quedado pensando que ahí digo unas cosas, unas burradas, es que son cartas privadas a mis amigos, donde hablo de drogas o de chicas sin ningún respeto en cierta forma, porque es para un colega. Entonces ese tipo de lenguaje, claro, no me identifico en absoluto con esa persona, pero era yo (risas). Al final es como esto es lo que hay, este era yo, era así de mierdas. Hay una canción con Sr. Nadie que una frase dice, es un poco eso, “soy peor de lo que la gente piensa”, pues siempre que hablan de mí dicen desde qué buena persona, qué tío más majo… También soy un poco cabrón, aunque majo puedo seguir siendo (risas). Creo que tiene que haber tanto las luces como las sombras en la vida de una persona. De ahí mi duda, si enseñar eso y ahí está.

Isa: Yo con lo de las drogas he sido súper pudorosa, porque pensaba como lo lean mis padres…

Jaime: ¡O mis hijos! (risas)

Isa: Claro, cuando tenga hijos también, pero ahora me daba miedo que cojan el libro mis padres, que lo van a coger.

Jaime: Bueno, pero a la vez es algo que tanto mis padres saben que hice ni tampoco quiero esconder a mis hijas. Por supuesto no es un ejemplo de “mira, qué divertido”, no es apología de las drogas ni mucho menos. Me gustaba que estuviese porque o filtrábamos y se desvirtuaba, así que censura cero.

En esta aventura habéis buceado en vuestro pasado, a la hora de realizar esta cronología personal, ¿qué es lo que más os ha costado documentar?

Isa: Yo obviamente lo más antiguo porque no había Internet, entonces tengo súper poco material comparado con la era post Internet que, claro, hay muchísimo más. Mientras de los otros grupos tengo un montón de fotos y cosas, del primero no por lo mismo.

Chelsea Fetén 01

Isa Fernández (Aries), autora de “Un rayo ultravioleta”. Foto: Irene Vaquero.

Nani: Al principio trabajamos mucho consiguiendo documentación, y ahora veo una parte del libro donde he escrito una entrevista con el Ideal de Granada hablando de “Mano, parque, paseo”, nuestro primer disco, y diciendo que nos estaba yendo muy bien, porque acabábamos de venir de Benicàssim, del Contempopranea, sería el 99. Tengo una amiga en la hemeroteca de Ideal que me pasó los primeros 5-6 años del grupo todo digitalizado de lo que había salido en este periódico de Granada. La verdad es que está muy bien, y luego, me imagino que como todos, guardamos en casa de nuestros padres una caja con las fotos de cuando eras joven con cosas muy chulas. Tenía una en casa de mi madre, cuando él vino a Granada la recogí, se la di y estuvimos los dos mirando fotos.

Alex: Me invitaron a una paella que hizo Jorge de La Habitación Roja (risas). Sí, me invitaron a una fiesta con paella donde me dieron la caja. Era el único de nueve tíos que no llevaba barba (risas).

Nani: ¡Y que no bebe cerveza! (risas) Fue muy curioso, porque ese día estaban comiendo en mi casa todos estos personajes y dos editores a la vez, el editor del libro de Los Planetas, Alfonso, que es muy amigo mío y está haciendo ahora un libro sobre Niños Mutantes, y Alex. Entonces estaban los dos sentados uno al lado del otro con la caja como peleándose y repartiendo (risas).

Alex: “Mira, esta para ti y esta para mí. Come paella, anda” (risas).

Jaime: En mi caso tuve la suerte de que José Luis Sampol, el bajista de la banda en toda la primera etapa, siempre ha sido todo un enfermo de recopilar todo lo que salía de Sexy Sadie, o sea, todo. De hecho, tiene recortes muy graciosos, no sé en qué periódico local de no sé dónde ponía “las Sexy Sadie tocan esta noche” y encima lo completaban con “un grupo de rock femenino que no son feministas” (risas). Tiene una parte que guardaba lo freaky, Sexy Daisy también nos llamaron una vez.

Nani: A Australian Blonde también le pasaba esto, “las Australian Blonde vienen a tocar a tu ciudad”.

Jaime: Pero es que él no tiene una caja, él tiene una habitación, es una pasada, un museo increíble. Lo de las cartas, por ejemplo, eran dirigidas a él y las tenía guardadísimas, casettes, vídeos… Vamos, desde el primer ensayo de Sexy Sadie en el 90-91 ya hay imágenes de vídeo, llevó la cámara a todos lados. El día que haya un documental hay material ahí para aburrir (risas).

Y hablando de los freaky, ¿qué es lo que más os ha sorprendido al recopilar todo este material del pasado?

Jaime: Hombre, ahora tendría que pensarlo. ¿Algo que salga en el libro y que fuera sorprendente para mí? No sé, la verdad.

Alex: Pero tú recordaste tarde el diario de las bicicletas, apareció cuando ya llevábamos muy hecho el libro. De repente, me llamó y me dijo “oye, se me ha ocurrido, yo hice un blog con un diario de un viaje en el que me fui desde Vancouver hasta México en bicicleta”. ¡Oh, cómo me dices eso! ¡Al libro!

Jaime: Como al final son cosas, a ver, ¿yo qué he escrito en mi vida? Muy poco, y el tema de ese viaje es que cuando me despedía de todos mis amigos hicimos una cena, pues me iba varios meses, y me regalaron un libro en blanco. Fue un regalo que hicieron entre todos y al final ahí escribí muchas cosas, pero lo que realmente pensé hacer, para mantener a todos mis amigos y familia informados de a dónde iba, lo que hacía era todos los días cuando me podía conectar a Internet subía una actualización con la anécdota del día, digamos. Entonces todo eso está, Internet como es así todo queda ahí. Solamente me seguían los amigos y gente que me conocía, y eso sigue estando en Internet, es difícil de encontrar, pero se llama Olequetrip, en el libro está una buena parte de ese diario. Claro, se lo comenté a Alex y le dije que era cosa que tenía su gracia, y le gustó. Hombre, fue un viaje de cien mil anécdotas.

Nani: A mí lo que más me ha sorprendido de releerlo y releerme en el pasado fue que la juventud te hace muy…

¿Audaz?

Nani: No, todo lo contrario, audaz soy ahora (risas). Éramos muy tontos, yo releo las entrevistas del 96 y nos creíamos dioses.

Jaime: ¡Menos mal que no soy el único! (risas)

Nani: Punto por punto en esas entrevistas todo lo que pensábamos hace quince años ahora somos lo contrario, y, claro, es mucho más sensata nuestra postura ahora. Claro que importan las letras, claro que no hemos inventado nada, nadie ha inventado nada desde hace sesenta años, todos escuchamos la música de todos y todos nos retroalimentamos y aprendemos de la música de los demás. En fin, son cosas que con 18, 19 o 20 años realmente es que crees en ellas, tú estás descubriendo el mundo.

Jaime: Es importante que el lector tenga esa contextualización del momento en que tú hablabas así. Porque es eso, a mí me pasa igual, ya no solo las cartas, hay entrevistas de esa época en las que íbamos de sobrados no, lo siguiente, decíamos lo que nos daba la gana, ¿para qué tienes que decir que ese grupo es una mierda? Eso no lo haría ahora nunca. No te hablaré de ese grupo si no me gusta, pero no lo voy a insultar.

Nani: Fatal, como éramos tan apasionados con las leyendas del rock and roll (risas). Cuando eres muy joven entra muy fácil eso de las peleas de los Rolling con no sé quién, Bob Dylan o Neil Young, y tú quieres ser así, quieres ser como ellos.

Jaime: Hay grupos que siguen haciendo eso (risas).

Nani: ¡En mi ciudad además hay alguno! Bueno, no vamos a hablar de ellos, calla, calla (risas).

Isa: Sí, pero es que yo creo que hay que ser así a esa edad, una chulería barata, sino qué aburrimiento. Hay que ser un capullo unos años (risas).

Nani Castañeda, batería de Niños Mutantes y autor de "Mutante, por la gracia de Dios".

Nani Castañeda (Niños Mutantes), autor de “Mutante, por la gracia de Dios”. Foto: Irene Vaquero.

La semana pasada entrevistamos a Alex por la editorial y él nos comentaba que el nexo que encontró en vosotros fue que habéis tenido que superar “una circunstancia práctica para desarrollaros como artistas”. Sois la “generación del handicap”, en sus palabras, una mujer, un batería y un tío que vive en una isla no lo iban a tener fácil. ¿Cómo creéis haber superado este obstáculo?

Isa: Yo creo que la única manera de superarlo es haciendo buenas canciones, lo que más y mejor va a hablar de ti como músico. Tú puedes preconizar un discurso y defender no sé qué, pero lo que de verdad te va a poner en tu sitio es que pasen los años y sigas así trabajando en la música, intentando aprender y hacer buenas canciones.

Jaime: Sí, en mi caso isleño, para mí al principio cuando arrancas es cuando más te cuesta, porque no hay dinero, no hay tal, y la actitud isleña, porque más que estar en una isla, es la actitud que se tiene ahí de una tranquilidad y un relax llevado a un extremo. Había grupos que yo flipaba, como en particular unos que se llamaban Los Crudos, que eran increíbles, para mí eran como “este grupo tiene que triunfar”, eran una pasada, pero jamás se preocuparon en tener una furgoneta, meterse en un barco e ir a Barcelona. Nosotros sí. Yo moví a la gente, patadas en el culo, teníamos el coche de la madre de uno, nos metíamos con las guitarras encima los tres que íbamos atrás, ni furgoneta, ya te digo, y llegábamos a Barcelona tras ocho horas en un barco, salías del barco y nos íbamos a Gijón desde Barcelona. Luego tuvimos suerte, se alinearon las estrellas y nos llovieron las oportunidades, pero si no estás ahí para aprovecharlas y, por supuesto, hacer buenas canciones.

Nani: En mi caso, simplemente llevo toda mi vida intentando que más allá de las baquetas hay una persona que no sólo se dedica a aporrear platos y tambores. Quien me conoce de refilón o bien sabe que, efectivamente, dicen por ahí que no soy el típico batería del grupo. La verdad es que soy fundador del grupo y siempre he tenido un papel muy importante en el trabajo interno musical y en el trabajo externo. Ya te digo, como yo no quería ser músico, quería ser escritor siempre he tenido cosas que contar y siempre Juan Alberto y yo solemos hacer las entrevistas del grupo en todos los formatos posibles.

Jaime: Es parecido, yo apunto, a Toni Toledo.

Nani: Sí, son gente especial, también Eric, batería de Los Planetas, que tiene una personalidad brutal, que cuando estaba en Lagartija Nick también era un torbellino. Hay baterías que se dedican a tocar la batería y hay baterías que nos dedicamos a un poco más.

Jaime: Yo voy a decir una frase, pues a mí me vino una vez un fan a pedirme una foto después de un concierto y a firmar, y ese chico me dice “me ha encantado el concierto, tío, de verdad que una pasada, le he hecho fotos hasta al batería”. Yo me quedé blanco, te lo decía como “mira si me ha gustado, que le he hecho fotos hasta a el batería” (risas). ¡Pero es que estaba Toni delante! Yo me quedé flipado, yo creo que a Toni también le dolía mucho esas cosas, como si su labor en la banda fuera menor, cuando es un tío que ha tirado del carro, que participa en las canciones, que se preocupa. Eso es un mito completamente absurdo, cualquier músico lo sabe, pero el público tiene esa neblina.

Nani: Los baterías somos unos verdaderos frontman, pero estamos un poco más atrás.

Isa: ¿Visteis el libro este que editaron de postales a Ringo que le mandaban el resto de los Beatles? En plan, “Ringo, eres el mejor batería”, súper lindo.

Nani: Pobre Ringo, en los Simpsons siempre sale como traumatizado (risas). Siempre hace el papel de acomplejado.

Isa: Para mí es uno de los mejores batería de la historia.

Para terminar, y dejando vuestros libros a un lado, ¿cuáles son vuestros próximos proyectos?

Isa: Yo acabo de grabar ahora mismo y en febrero saldrá, y a tocar.

Jaime: Yo en mi caso estoy un poco más verde todavía como para sacar disco a corto plazo. Diferentes razones de la vida me han llevado a trabajar en la música de los demás, desde los últimos cinco años, por lo menos, en producciones y Amaral, y me cuesta mucho parir mis canciones cuando estoy todo el rato pensando en las canciones de los demás. Me voy haciendo temas, alguno me va saliendo y estoy muy contento, de hecho tengo dos canciones que sé que algún día las voy a sacar, y eso me hace mucha ilusión. Antes de ayer toqué aquí en Madrid y estrené una canción que no la ha oído el resto de la banda, o sea no tengo ni tiempo de enseñárselas ni de grabar las maquetas.

Nani: Nosotros cerramos etapa del último disco de Niños Mutantes aquí en Madrid, ha sido muy intenso, ha sido prácticamente más de año y medio sin parar, muchos conciertos y muchos festivales, y tengo muchísimas ganas de meternos a ensayar tranquilamente los próximos 8 o 9 meses a hacer el disco nuevo, que ya tenemos algunos bocetos de canciones. Me dedicaré plenamente a ello y a mi trabajo en Granada, que hago producción musical y soy el director de la Feria del Libro de Granada. Me gustan muchísimo los libros.

 

1 Trackback / Pingback

  1. Jes Senra (Sidonie): “La gira de Sierra y Canadá está siendo como una segunda juventud” | Cultura Fetén | Fanzine digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s