Últimas noticias

La Habitación (Room): Y con el quinto año se hizo la luz

MV5BMTc3NDM4NTg5Ml5BMl5BanBnXkFtZTgwMzQzMzU1NzE@._V1__SX1303_SY547_

Jack nos pide atención. Está dispuesto a contar lo que sucedió en aquella isla flanqueada por cuatro muros de moqueta y metal, un lugar filtrado del ruido y de la luz, donde vive junto a su madre alejados de la llave de la salvación pero no de la clave de la supervivencia.

Llegué tarde, pero volví a dejarme caer por una sala de cine y seguir con la racha de filmes nominados a los Oscars. Primero “Mad Max”, luego “La gran apuesta”, después “El renacido”, apenas unas horas antes de conocer su triunfo no tan inesperado “Spotlight”, y por último “La habitación”. No te atiborrará de adrenalina y ritmo extravagante, no te hará sentir parte de un nuevo Watergate, no te congelará en los fascinantes paisajes árticos de “El renacido” ni dentro de las tripas del caballo del incansable Leonardo DiCaprio, y no te intentará hacer entender la crisis del 2008 (¿o era 2007?) gracias a Selena Gómez jugando al póker. Pero “La habitación” (Room) engancha por otro motivo, sin tener la fotografía de Lubezki, ni la banda sonora de Morricone, o el elenco que consiguió McCarthy, es brillante aunque solo sea porque te sabe contar una buena historia y sabe cuándo frenar. Y, al fin y al cabo, esa es la esencia del puro cine.

Se podría decir que es una historia de “nostos”; la búsqueda del hogar (uno nuevo), donde tenemos un pequeño excombatiente, superviviente, de “La habitación”, que nos relata una historia fantástica, pero real, no como sucede en la TV. La historia de cómo él salvó a su madre, y cómo su madre le salvó a él, de esa celda gobernada por una claraboya que los separaba del mundo exterior.

MV5BMTg4NTczOTM3MV5BMl5BanBnXkFtZTgwNDQzMzU1NzE@._V1__SX1303_SY547_

Pero “La habitación” es diferente porque es distinta a lo que se esperaba, trata este asunto con delicadeza pero no se limita a criticar lo sucedido y cargarlo todo de un ambiente traumático. Lenny Abrahamson nos selecciona las mejores partes: la curiosidad de un niño que explora las fronteras de su imaginación en un lugar donde se alarga el tiempo, y la madurez de una joven madre, engañada por un pasado que recuerda con nostalgia, a la que no la queda inocencia. Se nos muestra no solo el cautiverio, sino la vida que hay después. Es distinta porque nos sumerge en la vida más íntima y cruda de una Brie Larson gigante, que se tiene bien merecido un Oscar, y de un Jacob Tremblay que si hubiera tenido unos años más hubiera hecho temblar a DiCaprio. Aunque sin sus 5 valientes años la historia no hubiera tenido sentido.

Es curioso, y brillantemente apropiado, que en el fragmento con mayor carga emocional de toda la película no se escuche absolutamente nada. Tal vez un llanto sordo, tal vez un éxtasis silenciado, de un clímax que nos deja esperando ese momento. Pero la banda sonora también es esto, no solo el acompañamiento de emociones en cadena que conectan con el espectador en los momentos cumbre, sino lo que ya decía Mia Wallace (Uma Thurman) en Pulp Fiction encima del coche en el que compartía batido con Travolta: “…sabes que has dado con una persona especial. Puedes estar callado durante un puto minuto y compartir el silencio”. El silencio, eso es. La buena sintonía entre una pareja actoral inmensa que parecen ser madre e hijo fuera de la gran pantalla.

“La habitación” es un visionado muy recomendado, una pieza melodramática que inspira, de un niño mítico, un Jasón que crece en pos de los acontecimientos, y una madre luchadora, a la que la han robado la juventud y parece creer que con ella su vida, pero tiene motivos para no decaer, aunque solo sea uno.

 

Artículo de David Vaquero.

 

1 Comentario en La Habitación (Room): Y con el quinto año se hizo la luz

  1. A mi me pareció fantástica también, pero yo creo que no le hacen falta unos años más a Jacob para hacer temblar a DiCaprio, yo creo que ya debía estar (por lo menos) nominado este año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s