Últimas noticias

“Rayos”, viviendo en el videoclip real de nuestra juventud

RayosNo es fácil tener 24 años, os lo aseguro. Una edad donde “no pasa nada hasta que pasa algo (y entonces pasa de todo)”, como bien señala el capítulo deRayos” (Blackie Books), la nueva novela del escritor y periodista Miqui Otero. Quizá sea por compartir con su protagonista edad, desórdenes propios de la misma y más de una situación que le toca (sobre)vivir, puedo afirmar que ciertamente “Rayos” me ha hablado en mi idioma y en el momento más oportuno, por ello no tengo miedo de decir que esta es la mejor y más brillante novela de lo que va de año en nuestra lengua.

La canción This time tomorrow de The Kinks no puede reflejar mejor la situación de Fidel Centella, nuestro protagonista: “I don’t know where I’m going, I don’t want to see, I feel the world below me looking up to me”. Estamos en unos años en los que, de repente, te encuentras en el “mundo adulto”, para el que nadie te ha preparado, malviviendo con contratos de becario, compartiendo piso con tus camaradas como única opción para independizarte, por si fuera poco, también una constante confusión sentimental y, por qué no, generacional. Todo ello sucede en “Rayos” en la Barcelona pre crisis económica, ¿pero qué o quiénes son esos “Rayos”? Además de las nueve luces proyectadas en el Palacio Nacional de Montjuic, estos son los tres compañeros de Fidel: Justo, Iu y Brais. Juntos forman los Rayos, imbatibles, los Cuatro Fantásticos pop del Raval, cada uno con su poder y punto débil dentro del combo. Pues esta novela está dedicada principalmente al gran salvavidas de esta etapa vital, la amistad, y todo lo que la rodea.

Cada día una aventura, cada noche una fiesta. Y, por supuesto, en la vida de Fidel no faltan mujeres. Bárbara, tan bárbara en todos los sentidos, y Diana, aspirante a ser la niña de clase alta que cantaba Jarvis Cocker en Common people, aquella que quiere estar con gente normal, gente como tú. Tan indeciso está Fidel entre ellas dos como su sentido de la orientación en sus desventuras por su ciudad.

Mencionaba que esta novela tiene lugar en el año 2007, al menos el presente de Fidel, pues también se nos muestra el contraste con la generación de sus padres, quienes tuvieron que emigrar desde Galicia, desde la aldea, sin tampoco olvidar a Tinet, el último afilador del Raval y su lenguaje, el barallete, y este año supone el fin de una era, pero ya no para el país, sino metafóricamente también para el propio Fidel.

El autor de “Hilo musical” (Alpha Decay, 2010) y “La cápsula del tiempo” (Blackie Books, 2012) ha regresado con una novela de tintes autobiográficos, pero en la que muchos nos podemos ver reflejados. No dejen pasar la luz de los “Rayos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s