Últimas noticias

“Capitán América: Civil War”, rozando la perfección en el cine de superhéroes

MV5BYWJjOGM5ZGQtZGEwYS00YTE4LWI3YTAtMzYxNjk3ZDU5Njk3XkEyXkFqcGdeQXVyNTQxMzIzMDc@._V1_SY1000_CR0,0,1500,1000_AL_

Cuando en otoño de 2014 Kevin Feige, el mandamás de Marvel Studios, anunció el ambicioso plan para la llamada Fase 3 de las películas del gigante de cómics muchos celebramos especialmente una de las tantas anunciadas: “Capitán América: Civil War”. Fue la niña de nuestros ojos, pero también lo hicimos con cautela y un cierto respeto. En este año del estreno de la cinta se cumple precisamente el décimo aniversario de aquel macro evento en las viñetas, el que fue el gran blockbuster del cómic que enfrentó a los súper héroes entre ellos con fatales consecuencias. Una saga ideada por el guionista Mark Millar y dibujada por Steve McNiven que hizo tambalear los cimientos del Universo Marvel con una trama oscura, pero realista, e impensable tiempo atrás. Aquel fue el motivo de nuestra alegría, el poder ver aquello en pantalla grande, pero nuestro recelo vino cuando, debilitada la emoción inicial, cualquiera que se hubiese leído aquellos siete números publicados diez años atrás sabía perfectamente que tal y como estaban las cosas en las películas era totalmente inviable seguir las premisas de la guerra civil que tuvo lugar en ellos, y nuestras sospechas se confirmaron con el primer tráiler de la misma.

Ahora bien, una vez estrenada en nuestro país “Capitán América: Civil War” es justo decir que estamos ante la mejor película del estudio Marvel hasta la fecha. Quienes vayan a la sala de cine esperando ver una adaptación de la mencionada saga de cómics que lo olviden, piensen ésta como la tercera entrega de Capitán América; eso no quita que no existan multitud de guiños o easter eggs a la Civil War original. Los hermanos Russo, artífices también de “Capitán América: El Soldado de Invierno” (2014), no arriesgan en su propuesta como sí hizo en su día James Gunn con “Guardianes de la Galaxia” (2014), ese mérito no podemos concedérselo, pero sí saben crear una película con un guión sólido e inteligente y una trama que trasciende el más puro divertimento propio del género y hace al espectador llegar a empatizar con ambos bandos de esta contienda, delegando el conflicto político de los cómics en el sentimental en el filme.

MV5BMTEyMTUxNTY4OTReQTJeQWpwZ15BbWU4MDgxNDA5Mjgx._V1_SX1777_CR0,0,1777,935_AL_

Tras las recientes acciones de los Vengadores se hace inevitable el centrar el foco de atención en los daños colaterales, las víctimas civiles de cada enfrentamiento, y rendir cuentas, tal y como dictan los Acuerdos de Sokovia. En ellos los Vengadores operarían bajo orden gubernamental y no como entidad privada, tal y como han hecho hasta el momento, coartando sus libertades de actuación, y ahí se produce el cisma del grupo en dos bandos: quienes lo apoyan, al frente Iron Man, y quienes se niegan a firmar tal declaración, con Capitán América como principal defensor. Pero, como comentaba, la línea que les separa pronto se difuminará y pasará a ser puramente emocional, sin restarle un ápice de credibilidad, al cuestionarse la culpabilidad de Bucky Barnes (Sebastian Stan) “El Soldado de Invierno” en un suceso en el que se ve envuelto.

Mucho se ha hablado del Spider-man de Tom Holland y su asombrosa juventud en comparación al resto del reparto, y lo cierto es que es la más fiel encarnación del cabeza red. Adolescente, divertido, que rivaliza con el Ant Man de Paul Rudd en los momentos cómicos de “Civil War”, e incluso ambos protagonizan uno desternillante en la famosa escena de la pelea del aeropuerto. Del mismo modo, T’Challa (Chadwick Boseman), príncipe de la nación ficticia Wakanda, y su alter ego Black Panther entra en acción con tal firmeza que no se atisba como un personaje nuevo del Universo Cinematográfico Marvel, sino como si su presencia siempre hubiese estado ahí y ahora contemos con su gran presentación al público.

Una película fascinante, que va más allá de los meros combates súper heroicos y fuegos artificiales efectistas, que no tiene miedo de enfrentar a las dos grandes caras visibles del estudio y fragmentar los lazos creados en las entregas anteriores, pero que, sin embargo, para llegar a la perfección aún le cuesta asumir ciertos riesgos y sacrificios.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s