5 libros para conocer a las nuevas voces de la literatura chilena

Junto a nombres ya consolidados, como Zambra, Eltit o Meruane, una serie de nuevxs autorxs comienzan a emergen dentro de la escena literaria chilena. A continuación, 5 libros para conocer a algunas de las nuevas voces más destacas de la literatura made in Chile.

 

la-restaLa resta, Alia Trabucco Zerán (2014)

Caen cenizas sobre Santiago, mientras Felipe, Iquela y Paloma se alejan de la ciudad a bordo de un coche fúnebre. Al otro lado de la frontera, los restos de la madre de Paloma aguardan para ser repatriados. La Resta, una especie de road movie novelada y narrada a dos voces, se inscribe dentro del género de “la literatura de los hijos” nacidos en dictadura. Sus protagonistas, marcados a fuego por el pasado, son la consecuencia de la militancia política por la optaron sus padres durante los años de Pinochet: Felipe es hijo de un detenido desaparecido; Paloma, hija de exiliados; e Iquela, hija de un militante que cometió el error de delatar a un compañero en medio de una sesión de tortura. Como dice Zerán, en La Resta los hijos buscan “liberarse del pasado”, pero no con el fin de sustituirlo por el olvido, sino de replantear sus memorias históricas y personales, cambiando las narrativas nostálgicas e idealizadas de sus padres por otras basadas en nuevos afectos, en los que hay espacio también “para el humor, la ironía e incluso el resentimiento”.

“Jamás conversábamos cara a cara […] Mis ojos eran el problema; no sabían sostener esa mirada (sostener el peso de todas las cosas que ella había visto).”

que-verguenzaQué vergüenza, Paulina Flores (2015)

Editado por Hueders en Chile y Seix Barral en España, Qué Vergüenza reúne una serie de nueve cuentos que tienen como protagonista al precariado: personajes procedentes de las clases medias bajas y populares que intentan sobrevivir y, si pueden, huir de la precariedad que se extiende a todos los ámbitos de su existencia y a la que parecen trágicamente condenados. Qué Vergüenza nos muestra con una crudeza no exenta de ciertos toques de ternura y delicadeza a los olvidados del sistema, a la gente que habita el lado “B” del modelo neoliberal chileno. Los protagonistas, criados en la década de los noventa –al igual que la autora–, repasan sus infancias y adolescencias, las experiencias y las relaciones familiares y personales que los marcaron por aquella época, intentando bajo la luz de su pasado comprender mejor las carencias y ausencias que definen su presente. Con su debut, Paulina Flores ha conseguido deslumbrar a la crítica, a los lectores y a autores de la talla de Alejandro Zambra, por su destreza en el manejo del lenguaje y las estructuras, así como por la madurez y la “intensidad extrema” con la que observa a sus personajes; cualidades difíciles de encontrar en alguien que recién comienza a publicar.

“Pensaba que podía abandonar a mi familia, abandonar a quien fuera necesario, arrancar para siempre y deshacerme de las consecuencias. Tenía la esperanza de poder olvidar. Ansiaba la libertad de una heroína, una vida propia, feliz. En esa época me erguía ridículamente frente al mundo, creyendo que podría vencerlo y salir ilesa.”

hermano-ciervoHermano Ciervo, Juan Pablo Roncone (2013)

La muerte y una cierta aura animal están presentes en los relatos que componen Hermano Ciervo. Decía Yukio Mishima: “sólo si tenemos la oportunidad de mirar de frente a la muerte podemos medir nuestra auténtica fuerza y comprender el grado en que nos aferramos a la vida”. En cada texto de Roncone, los protagonistas –hombres solos y sin nombre– son empujados con violencia a encuentros cara a cara con la muerte. Experiencias perturbadoras, fruto de las circunstancias y nunca de la propia voluntad, en las que estallan y se liberan, con instintiva animalidad, íntimas contradicciones y latentes conflictos. Roncone, al que algunos lectores y críticos han encuadrado en la línea de Raymond Carver, refuerza su propuesta empleando una narrativa austera, cuasi cinematográfica, basada en un lenguaje directo y conciso, sin adjetivaciones y en el que vale tanto lo que se dice como lo que se calla.

“Tomé el brazo de Antonio y lo doblé. Luego introduje la manga de la camisa. El auxiliar me ayudó para que el cuerpo no se ladeara. La piel era suave y fría. Y cuando detuve la mirada en su cuerpo desprotegido y a medio vestir, imaginé que mi hermano era un ciervo. Un ciervo recién herido al que yo intentaba devolverle la vida. Solo cuando terminé de ponerle los calcetines tuve verdadera conciencia de que Antonio estaba muerto.”

autoayudaAutoayuda, Matías Correa (2013)

Al ser abandonado por su mujer, Mena, un exitoso abogado que vive en el barrio cuico de La Dehesa, cae en una crisis existencial.  Deja su trabajo y se pasa los días encerrado en su casa, fumando, alimentándose a base de comida chatarra y dormitando frente a la televisión a la espera de la próxima “cajita feliz”, un combo de drogas y sexo, que le hará llegar su dealer, o de alguna noticia sobre su mujer, que se fue sin despedirse y de la que desconoce su paradero. Mena no se soporta ni soporta su soledad, es incapaz de mirarse al espejo y sentirse cómodo consigo mismo. Un día, por obra y gracia de una lora (sic), conocerá a su vecino, un pintor y escritor de libros de autoayuda llamado Genaro Scott, que sufre de una malformación en el rostro, con el que entablará rápidamente amistad y al que acudirá en busca de ayuda para sanarse a través de una terapia formada por una serie de disparatadas y poco ortodoxas técnicas. Autoayuda es un libro que desborda ironía, comenzando por su propio título y su portada con estética de medicamento. Correa logra crear una historia oscura y esperpéntica, en la que haciendo gala de un particular humor negro destripa el exitismo, los privilegios y las apariencias vacías que definen a los habitantes del barrio de clase alta en el que se crió.

“El éxito es un error no forzado, un feliz tropezón del cual muchas veces no hay otro responsable que el azar, la cuna que cobijó tus primeros llanos o una genética favorable al lugar en el mundo donde viniste a caer. El éxito, desgraciadamente, también es un error que solo uno mismo es capaz de enmendar.”

charapoCharapo, Pablo D. Sheng (2016)

Charapo es el apelativo que reciben en Perú los habitantes de la selva amazónica. Charapo es también el sobrenombre de Camacho, un migrante peruano que llega a Santiago dejando atrás mujer e hija. “Ahora soy sólo un ave, que triste busca su nido” dice el epígrafe, extraído de una conocida canción de la agrupación chicha Celeste, con el que Pablo D. Sheng introduce su ópera prima. Camacho es de alguna forma esa ave que intenta encontrar un nido, un hogar y una nueva vida en la capital chilena. Pero la ciudad lo recibe con una mezcla de indiferencia y hostilidad, incluso por parte de otros migrantes que le niegan su solidaridad. Comienza así para Camacho un largo via crucis, una pesadilla en la que será víctima de constantes abusos, explotaciones y humillaciones, ante las que siempre permanecerá impertérrito. Sheng ha tenido el acierto de visibilizar en su primera novela una cuestión que hasta el momento había permanecido casi ignorada por la literatura chilena: la situación de los miles de migrantes, en especial latinoamericanos, que han llegado a Chile en los últimos años. Charapo ahonda, desde una mirada libre de paternalismos, en la soledad, la angustia y la vulnerabilidad padecidas por migrantes y desplazados.

“Volver no tenía sentido si mi familia no quería verme.”

Otros libros recomendados

  • Colección particular, Gonzalo Eltesch
  • Space invaders, Nona Fernández
  • Quiltras, Arelis Uribe
  • Las olas son las mismas, Juan José Richards
  • Camanchaca, Diego Zúñiga.

 

Artículo de Esteban Zunín.

Anuncios
Cultura Fetén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s