‘Paterson’: el discreto encanto de la poesía

 

Tras la notable Only lovers left alive (2013) y una breve pausa para dirigir el documental Gimme Danger (2016) sobre Iggy Pop, Jim Jarmusch vuelve a la ficción con Paterson, una de las películas más luminosas e intimistas de su carrera.

El título del filme hace referencia tanto al nombre del protagonista como a la pequeña ciudad de Nueva Jersey en la que habita, ambos se llaman igual. Paterson es un conductor de autobuses que escribe poesía y mantiene una plácida relación de amor incondicional con su mujer Laura, mismo nombre de la musa de Petrarca, una artista que se dedica a explorar su creatividad de todas las formas posibles.

Jarmusch ideó esta película como un homenaje a William Carlos Williams, un médico/poeta que buscó reflejar en sus versos la belleza oculta en las realidades más simples y cotidianas; y cuya obra influyó notoriamente en la poesía de Frank O’Hara y los autores de la escuela de Nueva York, así como en Allen Ginsberg y el resto de poetas de la generación beat

paterson3

Paterson es una película creada para aquellos que aman la poesía, para quienes disfrutan de la calma que envuelve a la madrugada o cualquier momento de silencio. Sin duda, una cinta hecha para ser contemplada.

A lo largo de una semana, de lunes a lunes, el espectador acompaña al protagonista en las pequeñas rutinas que conforman su día: despertar junto a su esposa Laura, idear algunos versos, conducir su autobús entre las conversaciones de los pasajeros y el paisaje urbano, pasear al perro, saborear una cerveza en el bar… Para él la rutina no es tediosa ni alienante, cada día tiene su afán, su esperanza, sus matices y detalles, sus penas y alegrías, que lo vuelven único y diferente. Extraordinario. Paterson, Laura y las personas comunes y corrientes que se cruzan en su camino han elegido (con independencia de sus circunstancias) vivir en arte, en poesía, buscando amar y admirar la belleza existente en sus vidas simples y sencillas. Estamos ante un filme que nos obliga a preguntarnos: ¿qué significa ser un auténtico artista, un verdadero amante y buscador de la belleza?

adam-driver-paterson-movie-image

Aunque opacada por otras propuestas más llamativas como Moonlight o Manchester-by-the-sea, Paterson es claramente una de las mejores películas independientes de este año y de la filmografía de Jarmusch, un director fundamental dentro del cine de autor estadounidense que no deja de innovar y sorprender con cada nueva película.

Artículo de Esteban Zunín.

Anuncios
Cultura Fetén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s