‘Ready Player One’ es la declaración de amor a la cultura pop de Steven Spielberg

No veo descabellado que en unos años hagamos más vida en una realidad virtual como Oasis que en la propia realidad. Ahí cada uno podrá ser y tener lo que siempre ha querido en su avatar y vivir experiencias inimaginables al margen de la aburrida rutina diaria. Aunque, reconozcámoslo, no es un futuro muy deseable.

Cuando se anunció que la entretenidísima novela nerd de Ernest Cline ‘Ready Player One’ iba a ser llevada a la gran pantalla por Steven Spielberg todos suspiramos con alivio; no sólo era un director con el que no habría fallo, sino que posiblemente no habría mejor cineasta que pudiera hacerlo. El hype ha sido altísimo y ya podemos afirmar que la película cumple todas las expectativas y ofrece dos horas y media de puro goce visual y es una absoluta carta de amor a la cultura pop. Si bien los más puristas del libro encontrarán sustanciosas diferencias (en algunos casos chocantes, en otros se echa en falta ciertos momentos inolvidables de la novela), la esencia se mantiene, se multiplica sobre la pantalla y sí, como todos esperábamos, es un auténtico festival de easter eggs o referencias geeks. Sin empañar la historia ni hacerla sombra, es muy divertido reconocer en cada escena la inmensa cantidad de rostros icónicos del mundo de los cómics, los videojuegos, el cine e incluso una banda sonora tan ochentas como la discoteca más famosa del virtual Oasis.

Ready_Player_One-934206419-large

Para quienes no estén familiarizados con la novela, ‘Ready Player One’ está ambientada en un futuro cercano pero distópico donde la humanidad utiliza Oasis, un mundo infinito de realidad virtual, a modo de evasión de su vida real, pero éste ha cobrado tal importancia que ya es mucho más que un juego: Oasis es la realidad para muchas personas. Al morir su creador, James Halliday (Mark Rylance), anunció que había escondido en Oasis un huevo de pascua (en inglés ‘easter egg’, nombre que se le da a las referencias que pueden encontrarse en películas, videojuegos, etc.) y quien lo encontrara heredaría una fortuna millonaria y el control absoluto de su creación. La búsqueda del tesoro de Halliday llevará a nuestro protagonista, Wade Watts / Parzival (Tye Sheridan), junto a sus amigos Art3mis (Olivia Cooke), Aech (Lena Waithe), Daito (Win Morisaki) y Sho (Philip Zhao), en una carrera contrarreloj por un sinfín de escenarios y aventuras para lograr su objetivo antes que IOI, la perversa corporación liderada por Nolan Sorrento (Ben Mendelsohn) que planea dominar Oasis y explotarlo según sus intereses.

Diferencias aparte respecto a la obra de Ernest Cline, ‘Ready Player One’ es una de las mejores películas de Spielberg en los últimos años (e incluso me atrevería a decir de los últimos veinticinco años). Al contrario que sus contemporáneos, Spielberg no se ha relajado en su zona de confort, sino que ha realizado una película apabullante y reverencial a la cultura popular, los videojuegos y al cine de aventuras y ciencia ficción que tanto ama y nos ha hecho amar.

Anuncios
Albert Vaquero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s