Entrevista a ELE

Hemos quedado en una cafetería por Goya, bajo la ya monótona lluvia de este Madrid en primavera. Hablamos de sonidos que recuerdan a películas, de esas personitas que llegan a la familia y se merecen una canción, y de la inspiración nocturna.

ELE, también conocida como Elena Iturrieta, es una artista tremendamente polivalente y versátil, abanderada en el festival SXSW (South by Southwest) y “la esperanza del soul español”, no lo digo yo, lo dice la revista Rolling Stone. Aunque lo que ella dice es que no solo hace soul, pero que le pone toda su alma cada vez que se sube a un escenario.

Elena Iturrieta, también conocida como ELE, es una persona tremendamente humilde, sincera, cercana y agradecida con lo que está viviendo junto a esa nueva familia que le acompaña tanto arriba como abajo del escenario. Una familia que no para de crecer y con la que mantiene una complicidad allí donde va.

La chica que solo quería grabar unos temas para que sus padres y sus amigos los escucharan en el coche, acaba de sacar su segundo álbum para que el resto del público lo escuchen en teatros y salas. Y la verdad es que cuando suena no nos extraña nada que los británicos se quedaran con la boca abierta.

 

‘What Night Hides’ es el nombre de este nuevo disco y la pregunta que sigue significa literalmente lo mismo, ¿qué esconde la noche para ELE?

ELE: Pues esconde, o ha escondido, este álbum que son doce canciones que yo compongo en modo nocturno. Siempre lo he hecho, es verdad que la noche me ha inspirado…para cosas positivas siempre, ¿eh? (risas), cosas buenas. Pero, bueno, donde me he dejado siempre fluir pero…que lo hago desde pequeña, ¿eh?, es que la verdad, luego lo he pensado y dije: “uy, pero si yo le he tocado a mis padres, ellos se iban a dormir, era la una y yo me ponía a tocar el piano”, que lástima, pobrecillos, pero bueno, a ellos les gusta la radio, no pasa nada, están acostumbrados. Y es verdad que tengo como mucha libertad, ¿no?, y todo fluye de una manera más especial, o al menos en mi cabeza que ya estoy muy “pum pum” y entonces fluye. Y entonces he escondido este álbum: doce canciones de las cuales yo estoy muy orgullosa, oye, con, creo que, una evolución. Una evolución compositivamente hablando; una evolución en la manera de escribir; en la búsqueda de sonidos; en el estilo, que sigue siendo mío, mi forma de componer y tal, peo bueno, yendo un pasito más allá, y con un cambio, porque también los segundos álbumes también hay que cambiar cosas y probar. Yo creo que ha ido por ahí.

Rebobinemos un poquito. Hace cuatro años salía esa lluvia de verano que fue tu primer disco, ‘Summer Rain’, y ahora sacas este nuevo álbum: ¿Qué ha pasado durante este tiempo?

ELE: Pues mira, han pasado cosas que no esperábamos. Porque lo mejor de todo cuando uno hace algo es no esperar nada y disfrutar de lo que venga. Me nombraron talento Fnac; me llevaron a Austin, me invitaron al festival (SXSW –“South by Southwest”); hemos tenido una gira de más de setenta conciertos por teatros: yo me empeñé en hacer una gira por teatros, el manager y la gente me decía: “eso no se puede…”, y dije: “bueno, vamos a probar, y si toco una vez, pues bueno, pues ya tocaré el año siguiente”. Una gira que ha ido creciendo con gente que se ha ido sumando; público que ha ido apoyándonos, que ha ido andando el camino con nosotros, que venía a los conciertos, que repetían una, dos, ¡ocho veces! Tengo gente, de verdad, que es que decía: “es que vengo porque como cada vez son diferentes…”, ¿sabes?, pues qué maravilla, ¿no? Y todo empezó con un disco que yo hacía para mi familia y para mis amigos, y esa familia sigue siendo pero esa familia ha crecido, porque la gente que te ayuda y te apoya también comparte contigo sus historias, ¿sabes?, me lo cuentan por redes, me lo cuentan cuando van a la firma de discos…y se crea, bueno, una pequeña complicidad y un cariño especial. Eso es lo que ha traído, ¡qué bonito! A ver si lo trae con ‘What Night Hides’.

No sé si tú serás más de Rolling Stones, pero tiene que ser una pasada grabar un disco nada más ni nada menos que en los Abbey Road Studios. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

ELE: Pues hombre, soy más de los Beatles pero… Ha sido increíble. Mira, es una cosa que la vida nos puso delante, nos ofreció ir a Abbey Road, obviamente lo cogimos, al principio pensamos que era mentira, yo dije: “bueno, y esto, esta vida, ¿qué?, ¿cómo?”, y al final acabamos allí, toda una semana, entrando el primer día con nerviosismo casi, con mucho respeto de…de que íbamos a vivir la historia ya vivida, ¿no?, que habíamos visto en tantos documentales, en tantas partes, en tantas fotos… Es muy bonito, es muy bonito tocar los pianos que ellos han tocado, estar en el sitio donde ellos han estado…y ya no solo te digo de los Beatles es que por ahí ha pasado muchísima gente. Fue una semana increíble donde la gente de Abbey Road también nos trató con muchísimo cariño. No sabían quiénes éramos, obviamente: “y esta chica que viene de España, ¿quién es?, que está aquí toda una semana”, ¿qué locura, no? Y escucharon cosas y, de verdad, les gustó muchísimo: “¿en serio habéis hecho esto?, esto es una maravilla, esto os va a abrir puertas”. Nos hicieron allí una entrevista, que no se la hacen a todo el mundo, ¿me entiendes?, y nos quisieron entrevistar para su canal de UK y de fuera… Hombre, que detalle, ¿no?, que bien, hubo mucha conexión con ellos, gente increíble como los técnicos que estuvieron allí también… Muy bien, muy bien, muy bonito todo.

Supongo que también el gran cambio habrá estado en lo compositivo, no solo de las letras sino de todo el nuevo engranaje que parece haber tomado dimensiones considerables para este disco…

ELE: Pues mira, yo creo que venía, efectivamente, de una manera muy orgánica de tocar muchos conciertos, de tocar con la banda, de que surgiesen cosas, de que ‘Summer Rain’ evolucionase a otra cosa completamente distinta en cada concierto, y yo venía con mucha energía y creo que lo hemos plasmada ahí, ¿no? Pablo también, Pablo Cebrián que es el productor, lo fue con ‘Summer Rain’ y lo es con este ‘What Night Hides’, este segundo álbum, también quería evolucionar su sonido y él también quería probar cosas nuevas, y casi lo tenía más claro que yo hacía donde quería ir. Y creo que el resultado ha sido muy bueno…¡yo que te voy a decir!, claro, es mi hijo, pero para mí estoy contenta, muy orgullosa de lo que ha salido.

Processed with VSCO with b1 preset

Hablemos un poco de los temas del disco. Tal vez sea por obra y gracia del piano y los coros en continua ascensión, pero escuchando el inicio del disco, ese “Our Story”, a veces me siento como si fuera parte de una road-movie con un mensaje muy positivo. ¿Este primer tema puede ser el reflejo de vuestro momento actual?

ELE: Pues es un momento más personal, pero…puede ser, pero ya no solo ‘Our Story’ sino todo el álbum, ¿no? El álbum creo que tiene una esencia muy cinemática por esa orquestación que lo acompaña que ya empieza con ‘Our Story’, y aunque el título pueda decir que ésta es nuestra historia y te la vamos a contar en un segundo tomo, que es ‘What Night Hides’…creo que sí, creo que tiene un poco, ya te digo, de fuerza y sobre todo de decir: “todo lo que ha pasado, lo que pase lo, vamos a superar, estamos escribiendo una nueva página y te la vamos a leer”. Esto es lo que ha sido este nuevo álbum.

Pasamos al single: ‘Last Time’ es muy potente, tiene arreglos muy interesantes, está claro que es carne de single, ¿puede ser la canción con más fuerza que habéis hecho hasta el momento?

ELE: Pues yo creo que sí, por eso lo sacamos de single. Yo quería también romper un poco con lo que venía haciendo, una cosa es lo que la gente escuchaba en directo y otra cosa lo que se llevaba a su casa, y llevaban un trabajo que había evolucionada en cuatro años, que se hizo de una manera más intimista, más para adentro, más recogida, con el coro y mucha producción, que Pablo decía: “madre mía, pero si me ha traído aquí a todo Madrid, esto es una mega-producción”. Pero bueno, en este hemos ido más allá, y ‘Last Time’ rompía un poco con todo eso. También la letra es esa mención a…a veces, nos contagiamos un poco de la energía de la gente que es muy echada pa’lante y sin querer vamos dando pasitos para atrás, vamos yendo hacia atrás hasta que dices: “no, no, no, aquí estoy yo, déjame vivir mi propio show, que yo puedo, yo voy a coger las riendas otra vez de lo que estoy haciendo” y vas a ver a donde llegamos. Un poco, al final eres tú mismo, ¿no?, quien se oculta y se deja llevar, a veces hay que ponerse delante, y así es este ‘Last Time’.

‘Olympus’ tiene pinta de ser una fiesta en directo…

ELE: Sí, total. Hombre, además se grabó en directo en Abbey Road porque creo que era la mejor manera de sentirlo, venimos haciendo ese estilo, lo hemos trabajado y lo hemos vivido desde mucho años atrás, entonces estamos acostumbrados a que salga al momento y casi fue allí decir: “tenéis la armonía, vamos a disfrutarla”, y en tres tomas se tenía una que nos gustaba. Eso fue también algo muy mágico porque el disco se grababa por partes: primero el piano, luego las baterías…pero en este pudimos vivir la viva influencia de Abbey Road studio 2, allí, todos juntos grabando un tema con esa energía.

Hablemos de ’12 (Lullaby)’, una de las canciones más inesperadas y más agradecidas, por lo menos para mí. ¿En qué momento se compone una canción de cuna?

ELE: Pues mira, esa canción no es de este momento sino de hace dos años, porque es a mi sobrino que ya tiene dos añitos. En esas noches en las que te dejas fluir, la emoción de que alguien nuevo en la familia estuviese, y era el primero de todos los sobrinos que había, el primer niño que había, yo creo que era muy bonito. A los padres, mis primos, les pedí que me escribiesen algo de lo que ellos habían sentido. Y bueno, nació esa nana, que también, tanto en ‘Summer Rain’ como en este, yo siempre como que quiero dejar alguna canción en la que esté yo sola, o algo así como más íntimo, de decir: “mira, también hay esta versión de mí de cosas que te cuento”.

‘Summer Rain’ antes y ‘Flowers in the Desert’ ahora, son la nota final de cada trabajo. En el primero de ellos tuvimos que esperar hasta el minuto tres para oírte cantar, en esta ocasión has dejado paso a que el sonido del piano y de la orquesta hablen por sí solo, ¿este final se debe a algo en especial?

ELE: Casi es culpable Pablo. Él quería, ya que teníamos la orquesta, aprovecharlo y me dijo: “hay que completarlo (el disco) con una pieza de cine, de banda sonora de nuestra historia”. El título me gustaba porque era esa idea de “en algo tan banal, algo tan bonito”, ¿no?, como una flor en un desierto que no es fácil encontrarlo. Y creo que no tenía cabida mi voz, aunque muchos dijeron: “no, no, pero haz una letra y tal”, y yo dije: “mira, creo que la cabeza ya no me da para más, vamos a dejarlo así”, ¿quién sabe si en algún futuro lo tocaremos y me haré una melodía, bueno, la melodía ya está ahí pero, ¿quién sabe?…Todo fluye.

Tenéis nuevos temas y una gran variedad de estilos muy interesantes, pero ¿seguiremos disfrutando del ‘Wish You Were Here’ en esta nueva gira?

ELE: ¡Ay…mira, que me dices tú…! Pues ojalá, pero en este concierto del doce no (risas), o ¿quién sabe?, igual le digo en el último momento a la banda: “¡venga, vamos a meterlo!”, ¿sabes?…

En un bis estaría bien …

ELE: En un bis…Hombre, pues sí, porque esa canción la hicimos con mucho cariño y la gente la recibió increíblemente bien y les gustó muchísimo, y de hecho, vamos a sitios y nos la siguen pidiendo: “¿pero por qué no habéis tocado ‘Whis You Where Here’?” y luego cuando pasa el concierto les da un poco igual que no hubiese estado, pero es verdad que antes te la piden.

Y alguna otra versión que os gustaría hacer en algún concierto… ¿Habéis pensado en alguna en particular?

ELE: Pues en esta vamos a hacer ‘I Follow Rivers’…

La de Lykke Li.

ELE: Sí, pero claro, la llevamos al folk y nosotros ya solo decimos follow (risas), como llevamos tanto tiempo… Y a la gente también le gusta mucho, a ver si la podemos grabar porque de hecho algún fan nos la pedía: “¡espero que esté ‘I Follow Rivers’ como cover en el álbum!”, y yo: “pues no la he puesto, pero te la tocaré en el concierto”. Nosotros lo llevamos a otro estilo, no tan dance, la llevamos a otro lado, más folky, más a lo que viene a ser la banda, y yo creo que a la gente por eso la recoge con mucha energía, aparte de que es una canción increíble, ojalá la hubiese compuesto yo, ¿sabes?. A nosotros nos encanta vamos.

Contabas en las entrevistas que te hacían en la gira de ‘Summer Rain’ que tu inspiración para el disco residía en el día a día y en la música americana de gente como Leonard Cohen, por ejemplo. Para este nuevo trabajo, ¿ha habido nuevas influencias o siguen siendo las mismas?

ELE: Ha habido nuevas influencias: Jacob Banks, Rag’n’Bone Man…por esa canción hacia atrás con mucha percusión y tal. Yo creo que ahí ha habido algo de influencia y luego que me dejo llevar un poco, como escuchamos tantas cosas, luego ya, aunque escuche yo algo más de algo en concreto, realmente, mi manera de componer es otra. No voy a poder ir por ningún estilo concreto, porque eso es lo que me pasa, que no me puedes definir en: “hace folk”, porque no hago folk; “hace soul”, no hago soul, aunque mi voz vaya más por ahí, ¿no? Entonces, bueno, me gusta mezclar, acaba siendo luego pues un poco un popurrí de estilos.

¿Cómo se enfrenta una a los estereotipos en una sociedad tan etiquetada dónde equívocamente parece que la música soul es un estilo reservado a un público determinado?

ELE: Pues mira, a mi cuando me dicen que si soy soul, yo no canto soul, pero canto del alma y entonces no hay que olvidar que la palabra soul significa alma, ¿sabes?, y ellas: Aretha (Franklin) y Sharon Jones, toda esta gente que canta de dentro y saca toda la furia y toda la energía que tiene de dentro, pues eso es lo que hacemos cuando nos subimos a un escenario, tanto un músico como un cantante, es que yo saco lo que tengo dentro. Igual que te lo plasmo en el disco porque es mi historia la que te estoy contando, te estoy sacando también mi energía, la energía que tenga en ese momento también. Por eso cantamos más soul, es verdad que yo también he cantado mucho estilo: tenía mucha banda de funk, de soul, de rythm & blues en general, y durante muchos años he cantado ese estilo. Entonces te influye, claro, a la manera de dibujar todas tus frases, de acabarlas, de expresarte, ¿no?, eso es verdad. Todos querríamos ser Tina Turner, claro. Yo querría ser Tina y Aretha a la vez, la mezcla de las dos. Y tocar como Stevie Wonder (risas).

Y ya para acabar, ¿qué esperáis encontraros este jueves en el concierto presentación de ‘What Night Hides’?

ELE: Mira, esperamos encontrarnos ilusión. Ilusión por escuchar lo nuevo que hemos hecho, por vivirlo y disfrutarlo con nosotros en el escenario. Creo que es gente, la que va a venir, que quiere apoyarnos, que quiere compartir una noche que sabe que es especial para nosotros, porque una presentación siempre es especial, es saber que va a pasar y, bueno, pues este es el comienzo de lo que venga, ¿no?, y de verdad que lo vamos a disfrutar muchísimo, o así nosotros lo hemos preparado. Van a ver todo un show muy cuidado donde ha trabajado, ya no solo la banda o yo, sino de verdad, mucha gente, un equipo muy grande que dedica cada segundo para que todo esto salga bien y te hace sonido, luces, imágenes proyectadas y para nosotros va a ser muy especial.

Anuncios
David Vaquero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s