Entrevista a Borja González

Acaba de publicarse y ya os puedo decir que es un imprescindible de este año. ‘The Black Holes’ de Borja González es una bellísima novela gráfica sobre las inquietudes y creatividad de la juventud de dos épocas, el presente y el siglo XIX, donde el uso del color y su dibujo brillan como en pocos cómics he visto.

 

Tal y como en ‘The Black Holes’ vamos a tiempos pasados, quisiera preguntarte acerca de cómo recuerdas tu primer acercamiento al mundo del cómic y si hubo alguno que te marcase especialmente.

A mi padre siempre le gustaron los cómics, así que la casa estaba llena de ellos. A cierta edad, recuerdo que me pasó toneladas de revistas como Metal Hurlant, TOTEM, etc. Pero antes de eso, si pienso en lo primero que me marcó, creo que me quedo con un álbum de Little Nemo in Slumberland. Por desgracia, no recuerdo la edición ni qué historias incluía.

‘The Black Holes’ se ha publicado en Reservoir Books, ¿qué supone esto para ti? ¿Cómo llegaste a ello?

Una semana o dos después de publicar La Reina Orquídea, Reservoir Books se puso en contacto conmigo. Les gustaba mi trabajo y querían saber qué estaba haciendo en ese momento. Por suerte para mi, ya tenía un puñado de páginas de The Black Holes sobre la mesa.

Vale la pena decir que, quitando encargos, yo me he autoeditado siempre, por lo que todo aquello supuso un cambio importante. Pero he tenido mucha suerte. Me dieron carta blanca desde el principio y más allá de los nervios iniciales, no he notado ninguna diferencia mientras trabajaba en el libro. Más bien me he quitado de encima mucho trabajo.

Ayer presentaste la novela gráfica en Madrid acompañado de David Rubín, uno de los mejores artistas españoles del noveno arte, quien ha hablado maravillas de ‘The Black Holes’. Junto a lo que él ha dicho, ¿cómo están siendo las primeras impresiones de esta novela gráfica?

Bueno, es pronto para decirlo, pero por ahora el feedback está siendo positivo. Estoy deseando que la gente comente qué le parece. Por otra parte, cuando publicas algo nuevo te sientes muy inseguro, y todas las dudas que tenías sobre tu trabajo durante los meses o años anteriores salen a la luz. Da igual lo mucho que creas en el cómic, cuando sale a la venta te acojonas igual. En ese sentido, estar arropado por David durante la presentación fue genial y le estoy muy agradecido por ello. Y a Emma Ríos igual. Me atreví a mandarle el cómic unos meses antes de entrar en imprenta y me ayudó muchísimo poder hablar con ella.

9788417125646_f911ee3a5cf04a5b59bb3445d30e304add7d4f10

¿Cómo fue el proceso de creación de ‘The Black Holes’?

Suelo trabajar sin un guión cerrado. Mi planificación antes de empezar a dibujar las páginas se limita a un puñado de diálogos escritos en el procesador de texto, junto a pequeñas libretas de dibujo llenas de personajes, paisajes, etc. A partir de ahí, busco la ambientación, el ritmo o las sensaciones que quiero transmitir, y poco a poco las piezas se van juntando. El argumento como tal, la trama, me interesa muy poco. Me vale con un hilo conductor.

Con The Black Holes, partía de una serie de ilustraciones que realicé poco después de publicar La Reina Orquídea y que junté en un fanzine, Panorama esperanzador. Solo eran imágenes sueltas, no era un cómic. En ellas, una banda de punk irrumpía en la vida diaria de una familia del siglo XIX, distorsionando el tiempo y el espacio. O algo así. Lovecraft, punk, viajes en el tiempo, literatura gótica, ansiedad juvenil, universos paralelos… todo eso estaba sobre la mesa, y de ahí salieron los primeros diálogos. Después, una vez empecé a trabajar, quité y añadí muchas cosas. Realmente lo más difícil fue encontrar el tono adecuado.

No hay rostros en los personajes, pero, sin embargo, transmiten mucho. ¿Cómo lo consigues y por qué esta decisión?

Eso es algo a lo que llego poco a poco. Me interesa que el entorno defina a los personajes, así que realmente no es tanto una imposición como algo que aparece de manera natural. Sencillamente no necesitaba los rostros. Utilizo otras herramientas como el color, el paisaje o el ritmo y recurro a planos generales por la misma razón: son decisiones narrativas y estéticas que funcionan bien con mis historias, donde los personajes se ven superados por las circunstancias, por el tiempo y el espacio que habitan.

9788417125646_9538854d1718f5a17daa4adcf5319e8a0107c063

Sea 1856 o 2016, los años en los que se ambienta ‘The Black Holes’, veo dos conceptos clave en sus protagonistas: la actitud y la creatividad. ¿Qué importancia tienen para en la juventud?

La actitud y la creatividad van de la mano, creo yo. Y ambas cosas te definen, que es muy propio de la juventud. Te colocan en un espacio y un tiempo concretos, que es lo que buscan las protagonistas de The Black Holes.

Y, en relación con esta última pregunta, ¿es el punk la música de la juventud?

Me gusta el punk, claro, pero no tengo ninguna deuda sentimental ahí. En mi caso, no marcó mi juventud, así que no sabría responder a esa pregunta.

La música y, en definitiva, la creación artística es algo que mueve e interesa a Laura, Gloria y Cristina, tres de las protagonistas de ‘The Black Holes’ que quieren montar una banda punk. ¿Qué escuchabas durante la creación de la novela gráfica? ¿Cuál sería su banda sonora?

Estoy muy desconectado del mundo musical desde hace unos años, la verdad. Cada cierto tiempo le pido música nueva a Mayte Alvarado, y de ahí voy tirando. Por suerte tiene mejor gusto que yo. Durante el tiempo que trabajé en The Black Holes, escuchaba a Angel Olsen, Chelsea Wolf, Circuit Des Yeux o U.S. Girls.

Los agujeros negros (‘The Black Holes’), ¿es más que un título? Al igual que a una de sus personajes, ¿te interesa la cosmología y el trabajo de Stephen Hawking?

No soy ningún experto pero sí, me interesa. Y fue importante para definir el tono del cómic.

Recuerdo que en casa nos enganchamos a Cosmos (la nueva, con Neil deGrasse Tyson) y empezamos a ver documentales sobre el tema. Mucha gente estaba igual, leyendo a Michio Kaku y cosas así. Todo esto ocurre en 2014/2015 y lo interpreté como una manera de escapar del clima enrarecido y pesimista que imperaba desde el inicio de la crisis. Escuchabas a Carl Sagan y  todo parecía tener sentido, aunque tú no entendieras gran cosa. Así que todo eso me ayudó a crear ciertas sensaciones o ambientes en el cómic.

Nos paramos poco a pensar en el cosmos porque nos recuerda lo pequeños y efímeros que somos, pero cuando las cosas andan mal puede ser un consuelo.

9788417125646_e783497ae2be755585b056dd4ad3f855321222f6

¿Qué nos puedes contar de tu trabajo con Spiderland / Snake?

Mayte Alvarado y yo dimos carpetazo a El Verano del Cohete, una pequeña editorial con la que aprendimos mucho. Hicimos todo lo que quisimos allí, creo, pero era el momento de pasar a otra cosa. Publicar para otras editoriales era el siguiente paso lógico, pero ambos estamos muy ligados a la autoedición, así que necesitábamos un medio para ir publicando proyectos más pequeños y personales. Sin prisas de ningún tipo, sin ataduras. Con spiderland/snake la idea es colgarlo todo en la web de manera gratuita. Eventualmente, si algo nos gusta, lo publicaremos en forma de fanzine. Lo que queremos es hacer lo que nos gusta con libertad y prescindir de todo aquello que terminó por quemarnos, como la distribución.

Para terminar, quisiera cerrar la entrevista preguntándote por cuál ha sido tu cómic de lo que va de 2018, cuál ha sido tu lectura favorita de este año.

Sigo teniendo cómics pendientes de 2017, así que me falta mucho de lo publicado este año, pero ¡Cuidado, que te asesinas!, de Lorenzo Montatore me impactó mucho. Divertido y jodido a partes iguales.

Anuncios
Albert Vaquero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s