Black Hammer

Cuando todo parecía ya inventado en el cómic de súper héroes, de repente, llega ‘Black Hammer’. Y es que, si ya el género adolece de cierto agotamiento en el terreno cinematográfico, en las viñetas no os quiero ni contar, que son casi cien años desde que Superman hizo su aparición allá por 1938.

Esto no es un ataque ni menosprecio al noveno arte. Soy un devorador voraz de tomos y grapas, pero desde que llegaron los justicieros al cómic sus lanzamientos mensuales han seguido patrones bastante reconocibles y repetitivos, hasta que autores brillantes nos regalan historias tan grandes que marcan la diferencia y se convierten en auténticos iconos; como lo fueron en su día ‘Watchmen’, la etapa de Frank Miller en ‘Daredevil’, la reciente ‘Saga’ de Brian K. Vaughan y Fiona Staples, y este ‘Black Hammer’, que con tres tomos maravillosos ha conseguido auparse a esta categoría.

blackhammer_2.jpg

Recientemente publicado su primer spin of, ‘Sherlock Frankenstein y la Legión del Mal’ (Astiberri), el universo Black Hammer es, ante todo, una carta de amor y homenaje al género de súper héroes. Hay guiños y referencias encubiertas a través de sus páginas a años y años de cultura comiquera, incluso sus protagonistas son fácilmente reconocibles como versiones alternativas, más realistas y cotidianas, de los súpers que todos conocemos. ¿Pero qué hace tan grande al universo Black Hammer? Principalmente, su guión. Un Jeff Lemire en estado de gracia (en realidad, lleva unos años excepcionales, ‘Descender’, ‘Moon Knight’…) narra la convivencia en una granja de un grupo de seis ex encapuchados que, tras salvar nuestro planeta por última vez, se ven transportados a un pueblo del años después aún no pueden salir, donde la vida es demasiado normal y, claro está, al final nada es lo que parece. Todos parecen haberles olvidado, menos la hija del también desaparecido Martillo Negro, quien investigará qué fue de los héroes que detuvieron el apocalipsis, entre ellos su padre. En palabras del propio Lemire, “Black Hammer es mi propia versión de los súper héroes, filtrada a través de todo lo que me gusta hacer: historias humanas con raíces que tratan de la familia y la vida en los pueblos”.

A su vez, el apartado gráfico es excepcional, tanto por parte de Dean Ormston como del gallego David Rubín, dibujante de ‘Sherlock Frankenstein’. El tercer tomo publicado hasta la fecha sigue la investigación de la hija del mismísimo Martillo Negro para esclarecer a dónde fueron a parar los héroes de Spiral City, para ello entrevistará a sus principales némesis. Divertidísimo, interesantísimo y nada prescindible, esta segunda colección enriquece la historia principal dotándola de un trasfondo que a ésta podría faltarle, porque, ¿qué es un héroe sin su villano?

Habiendo ganado en 2017 tanto el Eisner a la mejor serie nueva y el premio que otorga el gremio de libreros de Madrid como mejor cómic del año, y siendo candidata al Eisner de este 2018, a ‘Black Hammer’ medallas no le faltan, y no es para menos. Éste es un auténtico regalo para todos los amantes del cómic.

Anuncios
Albert Vaquero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s