Climax: bailar hasta perder el control

Tomaros un respiro. Por mucho que ansiéis llegar a la perfección, todo el mundo necesita descansar. Bebed algo, hidrataros. En serio, os lo habéis merecido. Bebed. No hay nada de que preocuparos. Joder, esta sangría está buenísima. Disfrutad, sois jóvenes, tenéis todo el mundo por delante, pero hoy vamos a pasarlo bien. Bebed. Bebed, pero no demasiado. Porque esto sólo acaba de empezar y hay que sobrevivir a esta noche.

No podía pestañear, eso lo tenía claro. Estaba presenciando uno de los inicios más brutales que he visto en una sala de cine y no quería perderme ni un detalle. Ante mí, una tremenda coreografía milimétricamente trabajada por un grupo de jóvenes talentosos que sienten todo lo que bailan. Una danza sin fin sobre un escenario custodiado por una terrorífica bandera gigante: Francia presidiendo la mesa y mi duda sobre el patriotismo o la burla del controvertido director argentino.

Pero esta no era la película de Gaspar Noé, por lo menos no la que nos quería contar. A su ‘Climax’ llegaríamos poco después, y lo reconoceríamos: el continuo plano secuencia, la iluminación y sus colores, su querido pasillo de los horrores, y, por si todavía teníamos dudas, unos créditos de inicio. Para entonces ya estaban puestas las cartas sobre la mesa. Para entonces Noé ya nos había volado la cabeza con sus excéntricas danzas y ahora estábamos fidelizados, atrincherados en nuestras butacas. Y ahora, ‘Climax’ ya podía comenzar.

MV5BYmIyYzMxODQtNjc2Ni00YTk5LWIxMGItMGVhY2UxYTdhODY5XkEyXkFqcGdeQXVyNTc5OTMwOTQ@._V1_SY1000_CR0,0,1384,1000_AL_

Sofia Boutella orquesta y protagoniza una esquizofrenia colectiva que recorre los pasillos más angustiosos de un grupo de jóvenes con más taras de las que aparentan, y eso que no aparentan pocas. Una fiesta que no hace más que aumentar tensiones y rebajar la moral de sus integrantes, hasta descender, inevitablemente, a los infiernos del subconsciente del ser humano.

Es aquí donde aparecen nuestros sentimientos encontrados: una experiencia inmersiva que quieres que acabe, pero no quieres que termine. Parte de la culpa la tiene una fotografía claustrofóbica que te sumerge en una locura con tintes rojizos. Si por aquí paseó Dante, dudo que moviese tanto la cabeza: hay que estar activos para no rezagarse de unos encuadres de cámara verdaderamente estresantes.

Sin embargo, esto no nos pilla de improviso, si conocemos un mínimo la trayectoria de Gaspar Noé sabemos que, tarde o temprano, nos toparemos con una palabra clave. Si probamos ese cóctel de pulsiones, contorsiones, la droga preferida de los hippies y esa sangría tan adictiva, la angustia se sirve sola.

Pero mucho antes de todo este espectáculo dantesco, nos encontramos a un grupo de jóvenes ilusionados que, a través de un televisor amurallado por los referentes de Noé: ‘Suspiria’, ‘Possession’, Fritz Lang, y Nietzsche, declaraban no poder vivir sin el baile.

MV5BZDU4NTJlZTUtOGUxYy00Y2NkLWI0MDctYTVhYWY1ZGQ2ZWU0XkEyXkFqcGdeQXVyMTk4NTIzMzI@._V1_

Un poco después de todo esta histeria, nos toparemos con una balada de los Stones que dice: “Déjame susurrar en tu oído: Angie… Angie… ¿hacia dónde nos llevará esto?” Y, tal vez, cuando contemplemos los efectos psicotrópicos, las voces susurrantes y los instintos liberados, entenderemos la conclusión a la que parece que llegó el autor de este permanente clímax: “Vivir es una imposibilidad colectiva”.

No hay que olvidarse, junto a la sobresaliente actuación de una Boutella hiper-sensitiva, del tremendo trabajo de Souheila Yacoub, quien interpreta a una cuerda embarazada en un mundo de dementes retrógrados. Tampoco que acaba de ser elegida mejor película del festival de Sitges. Y de fantasía no es, pero terror… terror da mucho, y más cuando consiguen que formes parte de ese infierno electrizante

Anuncios
David Vaquero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s